Orientación

Orientación para el estudiante

La Orientación, coordinada por la Oficina de Programas para el Nuevo Estudiante (ONSP), es obligatoria. Una vez que el estudiante haya pagado el depósito de matrícula la ONSP tendrá constancia de que el estudiante está comprometido a asistir a la Universidad de Michigan.

La ONSP se pondrá en contacto con el estudiante cuando llegue el momento de matricularse para la orientación. La mayoría de los estudiantes admitidos en otoño, asisten a 3 días en el Programa de Orientación de Verano. Si necesita más información, por favor visite el sitio de Internet de la Oficina de Programas para el Nuevo Estudiante.

Orientación para los familiares

La ONSP ofrece también un programa de dos días de orientación para los familiares de los estudiantes admitidos en el semestre de otoño. La ONSP ofrece más de 30 sesiones de orientación. Consulte la página web de la ONSP sobre orientación para familiares.

Instrucciones para padres e hijos

Los padres son muy importantes para el éxito del estudiante en La Universidad de Michigan. Con su apoyo, esperamos que su estudiante esté preparado para afrontar las responsabilidades académicas, empezando con la orientación. Es vital que los padres se familiaricen con las expectativas que tiene la universidad de su estudiante nuevo y le pedimos su apoyo para reforzarlas. Por ejemplo:

Se espera que los estudiantes hagan sus propias reservas para la Orientación (padres y visitas también), que sean responsables de crear su cuenta y contraseña en el sistema de la universidad antes de matricularse para la orientación.

Se espera que los estudiantes actúen como personas adultas responsables, sin la imposición de una hora de llegada, como en la secundaria. Como los universitarios no tienen hora de llegada a las residencias universitarias en otoño, no tendrán una hora específica durante la orientación.

Se espera que los estudiantes se matriculen para sus clases con la ayuda exclusiva de un consejero académico y no con la de sus padres o familiares. Nuestro objetivo es ayudar a establecer una relación con los consejeros y apoyar al estudiante a funcionar independientemente dentro del sistema.

Se espera que los estudiantes sigan todas las normas de la orientación, incluyendo las reglas relacionadas con el uso prohibido de alcohol y drogas. El incumplimiento de estas normas podría resultar en la expulsión del estudiante de la Orientación sin la opción a matricularse o en consecuencias de tipo legal. Es importante que los padres mantengan una comunicación abierta con los estudiantes. Información sobre la mala conducta del estudiante, problemas académicos es son confidencial. La universidad no puede tratar los problemas relacionados con un estudiante con sus familiares sin consentimiento por escrito. Más información en Inglés