Ser padre de un estudiante universitario

Cómo ayudar a su estudiante

Dado a que su estudiante asume cada vez más responsabilidades cuando entra en la universidad, el papel de los padres debe adaptarse a estos cambios. Sin embargo, los hijos todavía necesitan a los padres como fuente de apoyo. Algunas veces, su estudiante necesitará su consejo aunque a lo mejor no se lo pida.

Manténgase en contacto

Es posible mantener el contacto por teléfono o por correo electrónico, Es probable que su estudiante no responda a todos sus mensajes pero a pesar de ello le agradecerá su esfuerzo. Visite a su estudiante pero no muy a menudo. El “fin de semana en familia” (Parents Weekend[1]) es una buena oportunidad para establecer contacto.

Hable con su estudiante

Escuche los que le cuente su estudiante sobre su experiencia en la universidad y los cambios que están teniendo lugar en su vida. Intente aceptar estos cambios con naturalidad, acepte que su hijo puede cambiar sus opiniones, comportamiento, modo de vestir, de pensar. Sin embargo, si sospechara que alguno de estos cambios podrían ser indicios de problemas importantes, como abuso de drogas o alcohol, o problemas académicos, no dude en referir el caso a la [2]Oficina de Servicios Psicoterapéuticos (Counseling and Psychological Services, CAPS).

Infórmese sobre los recursos disponibles

Consulte el Calendario y Manual para los Padres (Parent Calendar & Handbook), que contiene amplia información sobre la universidad y sus facultades. Uno de los mejores métodos para apoyar a su estudiante es poder darle orientación sobre los diferentes recursos que tiene a su disposición.

Aunque usted no tiene el mismo nivel de control sobre la vida de su estudiante que tenía cuando era más joven, todavía puede influir en su comportamiento. Durante los años universitarios, su hijo tomará sus propias decisiones sobre a qué hora despertarse, cuándo estudiar, en qué organizaciones participar, si comer sanamente o no, si beber alcohol o no y con qué frecuencia, y si tener relaciones sexuales o no. Está claro que no puede controlar el comportamiento de su estudiante, pero sí puede tener conversaciones serias sobre sus valores y principios. Los estudios de investigación confirman que el punto de vista de los padres influye en el comportamiento de sus hijos con respeto a drogas, alcohol, y comportamiento sexual incluso después de que se han graduado.

Espere cambios

Espere que su estudiante cambie porque la experiencia en la universidad puede producir cambios de comportamiento y formas de pensar, de planes profesionales y personales. Intente aceptar estos cambios de buen grado a pesar de que en ocasiones le produzcan preocupaciones o dolores de cabeza.

La etapa universitaria es una oportunidad para el auto descubrimiento. Permita que su hijo se encuentre a si mismo y evita cuestionarlo o criticarlo durante este proceso.