Español

La mayoría de padres estadounidenses contra vacunas obligadas de VPH

ANN ARBOR, Michigan— El debate continúa en varios gobiernos estatales sobre la directiva de hacer obligatoria la vacuna Gardasil, recomendada por los Centros de Control y prevención de Enfermedades para niñas de 11 y 12 años para protegerse contra el Virus del Papiloma Humano, VPH, vinculado al desarrollo de cáncer genital, pero la mayoría de los padres en EEUU ya han adoptado una decisión: No quieren que la vacuna sea obligatoria.

Según el Nuevo informe difundido hoy, martes, por el Sondeo Nacional sobre la Salud Infantil realizado por el Hospital Pediátrico C.S. Mott de la Universidad de Michigan, UM, solo un 44 por ciento de los padres están a favor de una directiva escolar obligatoria para una vacuna VPH.

“Descubrimos que una minoría de los padres estadounidenses están a favor de una vacuna contra el VPH obligatoria al entrar a la escuela y más de un cuarto de los padres están en franco desacuerdo con una directiva obligatoria de una vacuna contra el VPH,” dice Matthew M. Davis, director Sondeo Nacional sobre la Salud Infantil que es parte del Departamento de Pediatría y Enfermedades Infecciosas y de la Unidad de Evaluación de Salud Infantil e Investigación de la UM.

Mientras que los estados que exigen ciertas vacunas al entrar a la escuela secundaria han logrado protección contra la propagación de enfermedades infecciosas como Sarampión, Paperas (Parotiditis), Varicela, Pertusis (Tos ferina) y Rubéola, las vacunas son cada vez más controvertidas, y la vacuna contra el VPH, que también tiene licencia para mujeres entre los 13 a los 16 años y niñas de hasta 9 años, no es una excepción.

“En el caso de la vacuna VPH, los auspiciadotes de hacerla obligatoria, argumentan que los estados deben fomentar a los padres para que prevengan el cáncer cervical en sus hijas causado por el virus del papiloma humano, que se propaga a través de contacto sexual,” dice Davis, profesor asociado de pediatría y medicina interna en la Escuela de Medicina de la UM y Profesor asociado en la Escuela de Política Pública Gerald Ford de la misma universidad. “Sin embargo, los que se oponen, argumentan que la vacuna es cara y que la infección puede prevenirse sin vacuna”.

Aunque los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC y la Academia Americana de Pediatría apoyan una vacunación universal de VPH para niñas de 11 y 12 años, no apoyan la obligación de vacunarse al ingresar a la Escuela Secundaria. Aún así, 24 estados, incluidos el distrito de Columbia, han introducido legislación para hacer obligatoria la vacuna y el estado de Virginia, a comienzos del año 2007, aprobó una ley que exige la vacunación de VPH para entrar a la Escuela Secundaria. ¿Pero son las vacunas obligatorias para el VPH lo que los padres realmente quieren para sus hijos?

Para responder a estas preguntas, y obtener más conocimientos sobre las opiniones de los padres, el Sondeo Nacional sobre la Salud Infantil en colaboración con Knowledge Networks, realizaron un sondeo nacional por línea en Marzo del año 2007. El sondeo fue hecho a una muestra al azar 2,076 adultos, mayores de 18 años, previamente registrados en el panel por línea de Knowledge Network. La muestra fue contrastada posteriormente para reflejar los números de población del Censo de EEUU. Alrededor de dos tercios de la muestra eran padres.

Se preguntó a los padres si apoyarían una ley que exija la vacunación obligatoria de VPH para niñas antes de ingresar al noveno grado. También se les preguntó si apoyarían a una ley estatal que exija a niños y niñas a recibir una actualización de la vacuna contra el tétano, difteria y tos ferina, antes de ingresar al noveno grado.

El sondeo mostró que un 68 por ciento de los padres apoya una directiva de obligar a los niños a vacunarse contra la tos ferina, mientras que solo un 44 por ciento apoya una vacuna obligatoria contra el VPH. El sondeo también reveló que los padres con niños menores de 6 años mostraron más posibilidades de apoyar un mandato para una vacuna de VPH que padres de niños entre 6 y 12 años o entre 13 y 17 años.

Aún más, un 85 por ciento de los padres, expresaron que las vacunas son una buena manera de proteger a sus niños de enfermedades infecciosas, dice Davis. Finalmente, fue la actitud de los padres, sobre la seguridad de nuevas vacunas, el factor determinante que influyó en su apoyo a una directiva para obligar a una vacunación contra el VPH. Mientras un 43 por ciento de los padres acordaron que las nuevas vacunas son seguras para los niños, casi la mitad de todos los padres expresaron su neutralidad sobre la seguridad de las nuevas vacunas.

No es sorpresa, que una alta proporción de padres que no cree nuevas vacunas son seguras se oponen a una directiva que haga obligatorias las vacunas para proteger contra el VPH, comparado con otros padres, que perciben a las vacunas nuevas, como productos seguros.

Contacto: Krista Hopson

Teléfono: (734) 764-2220

O

Contacto: Vivianne Schnitzer
Teléfono: 1-734-763-0368