Español

Guía de Salud de la Universidad de Michigan

7 maneras para que los niños cambien sus hábitos para una vida sana durante el verano

ANN ARBOR, Michigan— Puede ser que la actual generación de niños, sea la primera que no sobreviva a sus padres, dice Amy Bohn, médico del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan, UM. ¿La razón? Problemas de sobrepeso y obesidad.

“En EEUU, el número de niños con sobrepeso y obesos se ha triplicado desde la década de los 60 a aproximadamente un 15 por ciento, y alrededor de un 70 a 80 por ciento de ellos, continuarán siendo obesos de adultos,” dice Bohn, profesora asistente de Medicina Familiar en la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan.

“Como resultado, los niños han comenzado a desarrollar lo que siempre se ha pensado es una enfermedad de adultos, Diabetes Tipo 2, presión alta, enfermedades cardiacas, colesterol alto y asma”.

Afortunadamente, los padres pueden prevenir el desarrollo temprano de estas enfermedades. Además, el verano es una época ideal para realizar cambios en el estilo de vida que beneficiarán a los niños y toda la familia.

A continuación los consejos de Bohn para asegurar que sus niños tengan un verano sano.

1. Limite el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla. “Hay una relación directa entre la cantidad de horas que pasan los niños frente a la pantalla del televisor, computador o videojuegos y la obesidad, por lo que es importante limitar ese tipo de actividades a menos de dos horas al día” aconseja Bohn. Reduciendo el tiempo que pasan en actividades sedentarias los padres abren más tiempo para actividades al aire libre y para estar activos.

2. Los ejercicios no deben ser una obligación, especialmente para los niños. Con un clima agradable, los niños pueden hacer una variedad de actividades que involucran diversión y ejercicio. “Los padres deben motivarlos en actividades que consumen energías, no solo a realizar rompecabezas y juegos de salón” dice Bohn. Recomienda saltar, nadar, patinar, andar en bicicleta como alternativas a jugar dentro de la casa. Juegos en equipo son una Buena manera para promover a sus niños a unirse a un grupo de fútbol o baile.

3. Involucre a toda la familia. Haga turnos para elegir las actividades que realizarán como grupo, ya sea ir a pasear en bicicleta, visitar el zoológico, o plantar flores en el jardín. Hay más posibilidades de que los niños quieran hacer ejercicios si los hacen junto a la mamá y el papá. Además, si lo hacen en un grupo o en familia, previene a los niños con sobrepeso u obesos a que sean marginados o señalados. “Como padre, no debe ser crítico de su hijo, porque la obesidad en la niñez crea problemas de autoestima,” dice Bohn.

4. Mantenga en su casa tentempiés sanos. Lo que usted tenga en la cocina, influirá a sus niños ahora y después. Evite comprar productos con altos contenidos de grasas, muy salados o con azúcar, como papas fritas o galletas. En vez, intente con frutas y vegetales como manzanas, plátanos y zanahorias. Otros tentempiés incluyen yogurt, mantequilla de maní con apio y galletas integrales con queso. Bebidas gaseosas y jugos con azúcar contribuyen de manera importante a la epidemia de la obesidad, por lo que es una opción más sana, el agua o leche sin grasa. “Puede involucrar a su hijo en las compras del supermercado” dice Bohn. Si permite a sus hijos elegir alimentos sanos que son de su preferencia, aumenta las posibilidades de que se lo comerá en vez de alternativas menos sanas.

5. Hága planes. Frecuentemente los niños tienen menos supervisión durante el verano, lo que hace más difícil motivarlos para que se mantengan activos y coman adecuadamente. Bohn recomienda hacer planes y programarse para realizar actividades entretenidas. “Hable con sus niños antes del día de la actividad sobre las cosas que puedan planear juntos y después hable con ellos al final del día, cuando usted regresa a casa, par ver que han hecho durante el día. Toma tiempo y planificación, pero si tiene estructura, realmente ayuda”.

6. Dar un buen ejemplo. Los niños tienen más posibilidades de elegir opciones sanas si los padres dan un buen ejemplo. Motive a los más jóvenes a andar en bicicleta mientras usted corre e invite a los más grandes a jugar afuera a la pelota. Incluso cosas pequeñas, como caminar a la tienda de la esquina en vez de conducir en el automóvil, puede motivar a los niños a moverse. Entre más activo y sano sea usted, más activo y sano querrá ser su hijo.

7. !Manténgalo! “Los hábitos que mantenemos durante el verano se prolongarán en el Otoño e Invierno si hay continuidad,” dice Bohn. “Si los padres ayudan a los niños a establecer rutinas sanas, lo más probable es que continúen en el futuro”. Lograr que la salud sea una prioridad es fácil en el verano y si los padres continúan haciéndolo una prioridad en el otoño y el invierno, los niños desarrollarán hábitos sanos para toda la vida.

Related Links:

UMHS Temas de Salud A-Z: Ejercicio para niños

Kidshealth.org: Nutrición y Actividad

Contacto: Krista Hopson
Teléfono: (734) 764-2220

O

Contacto: Vivianne Schnitzer
Teléfono: 1-734-763-0368