Español

Peso al nacer afecta salud y éxito en la edad adulta

ANN ARBOR, Michigan— El peso al nacer tiene efectos importantes y duraderos, según revela un estudio difundido hoy, martes por la Universidad de Michigan, UM. Pesar menos de 5,5 libras aumenta en un tercio las posibilidades de abandonar la escuela secundaria, reduce las ganancias anuales en alrededor de un 15 por ciento y agobia la salud de las personas a los 30 y 40 años, como si tuvieran 12 años mas que su edad— calendario.

El estudio, presentado además en Mayo en Washington D.C. durante la Cumbre Nacional sobre la Infancia Estadounidense, es el primero en vincular el peso al nacer con la salud y éxito socioeconómico durante la edad adulta utilizando una muestra completa y representativa de la población de EEUU. Se basa en información recogida durante más de 35 años a más de 12 mil personas del Panel de Estudio de Dinámica de Ingresos (En Inglés Panel Study of Income Dynamics), realizado desde 1968 por el Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan, UM (En Inglés, Institute for Social Research ISR).

Financiado por el Instituto Nacional del Envejecimiento, el análisis incluye información de las familias originales del estudio, además de sus descendientes que han formado sus propias familias. Por el diseño genealógico único de la investigación, los autores del estudio pudieron comparar resultados en hermanos y aislar el impacto de un peso bajo además de otras condiciones familiares comunes.

Según los autores, los economistas Rucker C. Johnson de la Universidad de California en Berkeley, y Robert F. Schoeni de la UM, la investigación ofrece el enfoque más detallado que se ha realizado hasta la fecha sobre la manera en que se transmite el bienestar y las desventajas entre generaciones de familias.

“El estatus económico bajo de los padres al momento del embarazo lleva a peores resultados de nacimiento para sus hijos,” escriben Johnson y Schoeni en un documento de trabajo en el Centro Nacional de Pobreza de la UM. “Estos resultados negativos de nacimiento, tienen efectos dañinos en el desarrollo cognitivo de los niños, la salud, la acumulación del capital humano y también el estatus de salud y económico en la edad adulta. Estos efectos luego son pasados a la generación siguiente cuando los niños, que ahora son adultos, tienen a sus propios niños.”

Entre los resultados más importantes:

Comparados con los hermanos de peso normal, los niños que nacen con bajo peso, tienen un 30 por ciento menos posibilidades de tener una salud excelente o muy buena durante la infancia. También arrojan resultados considerablemente más bajos en lectura, comprensión de lectura y pruebas de rendimientos de matemáticas. Niños que nacen con bajo peso tienen aproximadamente un tercio más de posibilidades de abandonar la escuela secundaria, en relación a otros niños.

Un peso bajo al nacer tiene efectos considerables en la salud adulta, que equivalen a tener 12 años más que la edad biológica a los 30 y 40 años. Pesar menos de 5,5 libras al nacer aumenta en más de un 70 por ciento las posibilidades de tener una salud sólo aceptable o pobre de adulto. No solo el bajo peso al nacer tiene efectos importantes y duraderos en el curso de la vida, advierten los investigadores, pero sus efectos se hacen más fuertes más tarde en la vida. Por ejemplo, las personas con bajo peso al nacer tienen casi dos veces más posibilidades que sus hermanos de peso normal al nacer de tener una salud problemática entre las edades de 37 a 52 años (23 por ciento frente a un 12 por ciento).

El castigo en las ganancias económicas por haber nacido con bajo peso también aumenta con la edad, de 10,2 por ciento a los 25 años a un 15,6 por ciento a los 35 años. El bajo peso al nacer se vincula además a una reducción en los salarios por hora en las edades entre 18 a 26 años, comparado con los hermanos que nacieron con peso normal, y un 22 por ciento de reducción de salarios entre las edades de 37 a 52 años. Los niños que nacen con menor peso, en relación a sus hermanos de peso normal, trabajan un 7,4 por ciento menos horas durante su edad adulta. Estos efectos de mala salud continúan, en comparaciones de hermanos, incluso tras tomar en cuenta los efectos independientes, como el orden de nacimiento, la edad de la madre al nacer, el año del nacimiento, raza, grupo étnico, estructura familiar, ingreso familiar, etc.

No solo los bajos ingresos y la falta de seguro de salud durante los embarazos aumentan la posibilidad de resultados deficientes al nacer, pero recursos limitados de los padres también impactan la salud de los bebés. La ausencia de seguros de salud durante la niñez, intensifica el impacto negativo de un bajo peso al nacer. Por ejemplo, los efectos dañinos de un peso bajo al nacer en la participación en la fuerza laboral adulta es dos veces mayor si el adulto no tuvo seguro de salud durante su niñez. Además, los efectos dañinos de un peso bajo al nacer en la salud adulta son 2,7 veces más grandes para los que no tuvieron seguro de salud durante la niñez.

Entre las familias más pobres (aquellas con ingresos de menos de $15.000 en 1997), aumentando el ingreso en $10.000 reduce la probabilidad de nacimientos con bajo peso en un 2,18 por ciento. Aumentar el ingreso con la misma cantidad en familias de ingresos medios bajos y medios altos no influye de manera importante el peso al nacer. Las diferencias raciales más grandes en el estatus de salud adulto a la mitad de la vida en EEUU pueden ser enteramente explicadas con unos pocos factores tempranos en la vida: Peso al nacer, ingreso familiar y cobertura de seguro de salud.

El Panel de Estudios de la Dinámica de Ingresos es financiado por la Fundación Nacional de Ciencias, el Instituto Nacional del Envejecimiento y el Instituto nacional del Desarrollo Infantil y Humano. El estudio fue dirigido por Schoeni y el economista de la UM Frank Stafford.

El Instituto de Investigación Social (Institute for Social Research, ISR) se fundó en el año 1948 y es una de las organizaciones mas antiguas del mundo en la investigación de sondeos de opinión. El ISR es uno de los líderes mundiales en el desarrollo y aplicación de metodologías de Ciencias Sociales. El ISR realiza estudios que son ampliamente citados en el país, incluidas los Sondeos de opinión de Actitudes del Consumidor y Estudios de Elecciones Nacionales, entre otros. www.isr.umich.edu

Establecido en 2002, El Centro Nacional de la Pobreza (En Inglés, National Poverty Center, NPC) es un centro de investigación independiente que funciona dentro de la Escuela de Política Pública Gerald R. Ford de la Universidad de Michigan. El centro realiza y promueve estudios multidisciplinarios, relevantes a políticas obre las causas y consecuencias de la pobreza y ofrece tutoría y entrenamiento a académicos jóvenes. Más información http://www.npc.umich.edu

Related Links:

U-M Institute for Social Research

ISR Panel Study of Income Dynamics

U-M National Poverty Center

Contacto: Diane Swanbrow
Teléfono: (734) 647-4416

O

Contacto: Vivianne Schnitzer
Teléfono: 1-734-763-0368