Español

Localizan al primer cometa con agua similar a la del océano

ANN ARBOR, Michigan.— Nuevas investigaciones sustentan la teoría de que los cometas trajeron una porción significativa de los océanos de la Tierra, los cuales según creen los científicos se formaron unos ocho millones de años después que el planeta mismo.

Las conclusiones, que involucran a un astrónomo de la Universidad de Michigan, se publican en la edición de Internet de la revista Nature el 5 de octubre.

“La vida en la Tierra no existiría si no hubiese agua líquida, de manera que las preguntas acerca de cómo y cuándo aparecieron los océanos son fundamentales”, dijo el profesor de astronomía de la UM, Ted Bergin. “Es un enorme rompecabezas y estas nuevas conclusiones son piezas importantes.

Bergin es uno de los investigadores del equipo HiFi, el acrónimo de las palabras en inglés para instrumento heterodino para el infrarrojo en el Oservatorio Espacial Herschel. Con mediciones de HiFi, los investigadores encontraron que el hielo en un comenta denominado Hartley 2 tiene la misma composición química que nuestros océanos. Ambos tienen la misma proporción D/H. La relación D/H es la proporción de deuterio, o hidrógeno pesado, presente en el agua. Un átomo de deuterio es un átomo de hidrógeno que tiene en su núcleo un neutrón adicional.

Ésta es la primera vez que se ha detectado en un cometa agua similar al océano.

“A todos nos sorprendió”, dijo Bergin.

Otros seis cometas medidos con HiFi en años recientes tenían proporciones D/H muy diferentes de las de nuestros océanos, lo cual significa que los cometas similares no podrían haber sido responsables de más del 10 por ciento del agua de la Tierra.

Los astrónomos presentan la hipótesis de que Hartley 2 nació en una parte diferente diferente de la cual nacieron los otros seis en el sistema solar. Hartley muy probablemente se formó en el cinturón Kuiper que comienza cerca de Plutón a unos 30 minutos más lejos del Sol que lo que la Tierra está del astro. Los otros seis cometas proceden de la Nube Oort, que se encuentra más de 5.000 veces más lejos.

El origen de los océanos de la Tierra ha sido materia de debate entre los astrónomos durante décadas. Hasta ahora se creía que los asteroides habían proporcionado la mayor parte del agua. Ahora, sin embargo, Herschell ha demostrado que al menos un cometa tiene agua similar a la del océano.

“Los resultados muestran que el volumen de material que pudo haber contribuido a los océanos de la Tierra quizá sea mucho más grande que lo pensado”, dijo Bergin.

Herschel, una misión de la Agencia Espacial Europea con participación de la NASA, es un telescopio orbital que permite que los astrónomos observen las longitudes de ondas de infrarrojo profundo conde las moléculas orgánicas y el agua emiten sus señales químicas.

El artículo se titula “Ocean-like wer in the Júpiter-family comet 193P/Harthley 2”.

Contacto (español): Vivianne Schnitzer
Teléfono: 1–734–763–0368

Contacto (inglés): Nicole Casal Moore
Teléfono: (734) 647-7087