Español

Crecimiento de cobertura de salud en China coincide con nuevos esfuerzos del gobierno

ANN ARBOR, Michigan.— Un nuevo estudio del seguro de salud en nueve provincias chinas muestra que la cobertura individual creció en un período de dos años, desde 2004 a 2006 coincidiendo con nuevas intervenciones gubernamentales diseñadas para mejorar el acceso al cuidado de la salud.

Los cambios fueron más drásticos en las áreas rurales, según los investigadores de la Universidad de Michigan y la Universidad Brown.

Las conclusiones del estudio se publican en la edición de diciembre de Health Affairs.

El autor principal Hongwei Xu, miembro de la facultad en el Centro de Investigación, del Instituto de Investigación Social de la UM, y la socióloga Susan Short, de la Universidad Brown, analizaron los datos de la Encuesta de Salud y Nutrición de China, que recoge los datos de hogares en nueve provincias donde vive más del 40 por ciento de la población china.

Xu y Short enfocaron su análisis en los patrones de cobertura entre los residentes rurales y urbanos.

El análisis muestra que el porcentaje general de individuos en la muestra que tenían cobertura de seguro subió del 24 por ciento en 1997 al 28 por ciento en 2004 y luego aumentó rápidamente al 49 por ciento en 2006. Durante ese período los niveles rurales y urbanos de cobertura se hicieron más parejos. Xu y Short califican el incremento en las áreas rurales como “espectaculares”, y sostienen que probablemente beneficiaron a millones de chinos que viven en áreas rurales.

“Ha habido una gran preocupación acerca de la creciente desigualdad en China, y particularmente las desigualdades entre las áreas rurales y las urbanas”, dijo Short. “Este trabajo muestra que, al menos en una esfera, la de la cobertura de seguro de salud, la desigualdad entre áreas rurales y urbanas puede estar disminuyendo”.

El análisis reveló que los niveles y las tendencias de la cobertura del cuidado de la salud eran significativamente diferentes dependiendo de dónde vivieran los individuos, en áreas urbanas o en áreas rurales. En las aldeas las tasas de cobertura disminuyó entre 1997 y 2000, en tanto que las tasas cambiaron poco en los suburbios y ciudades medianas y mayores en el mismo período. Durante ese tiempo los esfuerzos del gobierno para establecer un nuevo programa de seguro en áreas rurales se limitaron a unos pocos condados rurales piloto y no incluían subsidios financieros para la población rural.

Sin embargo a partir de 2000 la tasa de cobertura en las aldeas rurales empezó a subir y casi se triplicó entre 2004 y 2006, pasando del 17,9 por ciento al 51 por ciento. Las tasas también subieron de forma significativa en los pueblos y suburbios durante ese período pero cambiaron muy poco en las ciudades. El incremento espectacular de las tasas de cobertura rural coincidió con los esfuerzos para desarrollar nuevos programas de seguro de salud y para proporcionar mayores subsidios a los participantes rurales.

A Short le sorprendió la magnitud del cambio en las aldeas rurales. “Es especialmente impresionante ver este patrón en datos como estos que siguen a los mismos individuos a lo largo del tiempo”, dijo. “Estamos siendo testigos de cambios reales en las vidas de mucha gente por la forma en que los individuos urbanos, y más especialmente los rurales experimentan la cobertura del seguro de salud”.

Si bien el análisis muestra tasas más altas de cobertura individual también indica que las disparidades pueden persistir en la calidad del seguro.

Xu y Short encontraron que los residentes en ciudades, suburbios y ciudades menores experimentan tasas más altas de reembolsos por la atención de pacientes externos e internos que los aldeanos que tienen seguro, y esto señala que los residentes urbanos asegurados siguen teniendo una ventaja sobre los residentes rurales asegurados. Sin embargo los autores señalan que estos resultados deben interpretarse con cautela debido a las tasas incompletas del informe propio sobre los reembolsos.

“Las conclusiones de esta investigación realzan el mejoramiento de la cobertura de seguro de salud en general y, lo más importante, la reducción significativa de la desigualdad entre áreas urbanas y rurales en la cobertura, debido en gran medida a los enormes esfuerzos del gobierno chino en un período notablemente corto”, dijo Xu. “Por el otro lado las conclusiones que señalan que continúa la desventaja rural en términos de los beneficios del seguro de salud indican que no deberíamos sobreestimar el éxito de las intervenciones políticas”.

Los investigadores esperan que el estudio contribuya al entendimiento a medida que China brega para mejorar la cobertura de seguro de salud para sus ciudadanos.