Español

Ciencia global: Estados Unidos sigue en la cancha

ANN ARBOR, Michigan.— La globalización es un beneficio para los logros científicos de Estados Unidos, no una amenaza. Ésta es la conclusión de un nuevo libro que pondera los resultados de numerosas encuestas recientes en respuesta a la pregunta de su título: “Is American Science in Decline?” (¿Está en decadencia la ciencia estadounidense?)

La ciencia en Estados unidos goza de buena salud, según los autores del libro, los sociólogos Yu Xie, de la Universidad de Michigan, y Alexandra Achen Killewald, de la Universidad de Harvard. Aunque hay áreas de preocupación los investigadores sostienen que los valores estadounidenses tradicionales ayudarán a que la nación mantenga su fortaleza en la ciencia por un futuro previsible, y que la globalización promoverá la eficiencia en la ciencia mediante la participación de los conocimientos.

“En una era en la cual otros países están acortando las distancias, la ciencia estadounidense ciertamente se tornará menos dominante pero no decaerá en relación con su propio pasado”, dijo Xie. “A medida que la tecnología continúa cambiando la economía estadounidense habrá una gran demanda de trabajadores mejor educados y con una amplia gama de destrezas científicas”.

Entre los factores que Xie y Killewald citan en sustento de su optimismo:

Al mismo tiempo Xie y Killewald advierten que hay causas para preocuparse sobre las ciencias en Estados Unidos. En una escala relativa las remuneraciones de los científicos han bajado significativamente si se las compara con las de otras profesiones que requieren educación superior y otorgan alto status, como la medicina o la abogacía. Ha disminuido la proporción de científicos estadounidenses doctorados que pasa a posiciones académicas. Y la globalización de las ciencias si crea retos significativos para Estados Unidos.

“Estados Unidos es una gran nación tanto para los talentosos como para los ordinarios, los nacidos en el país y los inmigrantes, los científicos y los no científicos”, escribieron Xie y Killewald. “En su historia, relativamente breve, Estados Unidos ha encarado problemas graves pero ha emergido cada vez de los períodos de dificultad con fortalezas enormemente mejoradas. Uno de los factores más grandes de este país ha sido la estrecha afinidad entre la ciencia estadounidense y la sociedad estadounidense. A largo plazo este factor invalorable se demostrará decisivo para mantener fuerte la ciencia en Estados Unidos, dándonos buenas razones para mantenernos optimistas acerca del futuro de la ciencia estadounidense”.

“Si bien Estados Unidos no seguirá siendo siempre dominante en un mundo que se torna científicamente cada vez más interconectado, esto no significa que la ciencia en Estados Unidos esté condenada a la mediocridad. La pérdida de la hegemonía no significa una decadencia. Todos los indicios actuales muestran que la ciencia estadounidense puede seguir siendo puntera en la ciencia mundial por muchos años”.

Yu Xie es Profesor Universitario Distinguido de sociología, estadísticas y política pública en la Cátedra Otis Dudley Duncan de la Universidad de Michigan. Yu es profesor investigador en el Instituto de Investigación Social (ISR) de la UM, donde dirige el Programa de Metodología Cuantitativa, y también está afiliado con la Escuela Gerald Ford de Política Pública y el Centro para Estudios Chinos de la UM.

La financiación para este proyecto provino de la Fundación Alfred P. Sloan. Fondos adicionales provinieron del fondo investigador de Docencia Distinguida de Michigan, el Centro de Investigación de Encuestas, y el Centro de Estudios de Población, financiado por una subvención para centros del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (R24HD041028).