Español

El 40 por ciento de las familias da a los niños medicinas para la tos y el resfrío que no deberían darles

 

Millones de padres y madres no hacen caso de las advertencias en la etiqueta, y dan medicamentos comunes a niños de menos de cuatro años de edad, según una nueva Encuesta Nacional de Salud Infantil de la UM

 

 

ANN ARBOR, Michigan.— Los niños pueden contraer un resfrío hasta diez veces por año y por eso no es sorprendente que los adultos a menudo recurran a medicamentos para la tos y el resfrío, que se obtienen sin receta, para aliviar los síntomas de sus pequeños. Pero una nueva encuesta de la Universidad de Michigan muestra que muchos padres y madres dan a los chicos medicamentos que no deberían usar.

 

Más del 40 por ciento de las familias indicó a sus niños menores de cuatro años de edad medicamentos para la tos o medicamentos para múltiples síntomas y resfrío, según la última Encuesta de Salud Infantil del Hospital C.S. Mott de Niños, de la Universidad de Michigan. El 25 por ciento dio a esos niños medicamentos descongestionantes.

 

En 2008 la Dirección federal de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA ppr su sigla en inglés) emitió una advertencia señalando que tales medicamentos sin receta no debían usarse en infantes y niños de menos de dos años de edad. No se ha probado que tales medicamentos sean eficaces para niños tan jóvenes y, en cambio, podrían causar efectos secundarios graves, dijo Matthew M. Davis, director de la Encuesta de Salud Infantil del Hospital C.S. Mott de Niños,

 

En respuesta a la FDA los fabricantes de productos, sin receta, para la tos y el resfrío, cambiaron sus etiquetas en 2008 a fin de indicar que tales medicamentos no debían usarse en niños menores de cuatro años de edad.

 

“Estos productos no reducen el tiempo que durará la infección y el uso inadecuado puede llevar a daños graves”, dijo Davis. “Lo que puede inducir confusión, sin embargo, es que a menudo estos productos se promocionan, mayormente, como medicamentos “para niños”. Los detalles, con frecuencia, están impresos en la parte de atrás de la caja, con letra pequeña. Allí es donde los padres y madres y quienes brindan el cuidado pueden encontrar las instrucciones según las cuales no deberían usar esos medicamentos en niños de menos de cuatro años de edad”.

 

Los efectos secundarios del uso en niños de medicamentos para la tos y el resfrío pueden incluir reacciones alérgicas, aumento o irregularidad del ritmo cardiaco, somnolencia o letargo, respiración lenta y superficial, confusión o alucinaciones, convulsiones, náusea y estreñimiento.

 

La encuesta encontró  que el uso de medicamentos para la tos y el resfrío en niños menores de cuatro años no difiere por el género de la persona que los cuida, padre o madre, el grupo étnico o los ingresos hogareños.

 

“Productos como estos pueden funcionar con los adultos y los parientes piensan que también pueden ayudar a sus niños. Pero lo que es bueno para los adultos no siempre lo es para los niños”, dijo Davis.

 

Davis añadió que los padres y madres deben prestar atención a la lectura de las indicaciones, y deberían llamar, siempre, al pediatra o el proveedor de cuidados de la salud cuando tengan preguntas relacionadas con los medicamentos que se obtienen sin receta.

 

“Dado que los niños pequeños sufren a menudo de síntomas parecidos a los del resfrío, se necesita más investigación para probar la seguridad y eficacia de los medicamentos para la tos y los resfríos en nuestros pacientes más pequeños”, dijo Davis.

 

A pedido, está disponible un vídeo de calidad para difusión. Vea el vídeo aquí:

 

http://www.youtube.com/watch?v=jRkQf1OUGJs