Español

La matriculación y las solicitudes de ingreso en primer año siguen alcanzando los niveles más altos

 

 

ANN ARBOR, Michigan.— La matriculación en el campus Ann Arbor de la Universidad de Michigan alcanzó un nivel sin precedentes por quinto año consecutivo con 43.710 estudiantes en el otoño de 2013, según la Oficina de Registro de la UM. Esto representa un aumento de 284 estudiantes (0,7 por ciento).

 El número de estudiantes de posgrado y profesionales disminuyó en 20 (-0,1 por ciento) a 15.427 matriculados, en tanto que la matriculación de estudiantes de subgrado creció en 304 (1,1 por ciento) a 28.283. Esto incluye una clase de ingreso de 6.225, lo cual es 54 estudiantes (0,9 por ciento) más que en 2012.

 El número de estudiantes internacionales alcanzó a 5.881, también el mayor en la historia de la universidad y en aumento constante.

Por séptimo año consecutivo las solicitudes para ingreso en la clase de 2013 marcó un nivel sin precedentes: 46.813, lo cual es 4.269 estudiantes (10 por ciento) más que en el año anterior. La Universidad emitió 15.570 ofertas de admisión, 19 más que el año pasado.

Por primera vez en diez años la clase de ingreso en primer año llega con una mayoría clara de mujeres, esto es 3.190 mujeres (51,24 por ciento) y 3.035 hombres (48,76 por ciento).

“Cada año me impresiona la calidad siempre creciente de nuestra clase de ingreso”, dijo Lester Monts, vice decano senior para asuntos académicos. “Sus antecedentes establecidos de logro académico, emprendimientos creativos, compromiso con la comunidad y la diversidad de procedencias y opiniones nos indican, todas, que ellos prosperarán dentro de la comunidad de académicos de la universidad y contribuirán a nuestro ambiente intelectual y cultural prolífico”.

Los estudiantes de la UM eligen entre aproximadamente 670 programas de grado, incluidos casi 250 programas con diploma de subgrado, y más de 7.200 cursos ofrecidos por sus diecinueve escuelas y colegios.

Este contexto de enseñanza y aprendizaje abundantes sustenta una tasa de 97 por ciento de retención de estudiantes de primer año, y una tasa de 91 por ciento de graduación en el sexto año, una de las mejores del país y nueve puntos porcentuales por encima del nivel de hace apenas doce años, y 33 puntos porcentuales por encima del promedio nacional para instituciones de cuatro años.

“Nuestro proceso integral de admisiones nos ayuda a identificar los estudiantes que perseverarán y que contribuirán a la Universidad de Michigan durante sus años en el campus”, dijo Ted Spencer, vice decano asociado y director ejecutivo de admisión de estudiantes de subgrado. “Se cuentan entre los estudiantes mejores y más brillantes, más enérgicos y creativos en el mundo. Están preparados de todas maneras para alcanzar el éxito”.

Fiel a su compromiso de que las necesidades financieras no constituyan una barrera para los estudiantes de subgrado admitidos, la Universidad invierte más recursos que nunca de su fondo institucional general en la ayuda financiera: 161,2 millones de dólares en la ayuda financiera vinculada con las necesidades de los estudiantes de subgrado y posgrado, un incremento de 16,4 millones de dólares sobre el año previo. Éste es el quinto año consecutivo en el cual no ha habido un incremento en el costo neto para los estudiantes de subgrado, residentes en el estado y que necesitan ayuda.

La clase que entra en 2013 es la cuarta admitida bajo las nuevas reglas federales de clasificación demográfica, las cuales requieren que todas las instituciones de educación superior colecten e informen de los datos sobre raza y grupo étnico de una manera nueva. Este método no puede compararse directamente con los años anteriores a 2010 por lo cual las cifras desglosadas por razas y grupos étnicos específicos no sirven para compararlas de una manera fiable con los años anteriores, aunque los totales generales y los subtotales agrupados puede compararse con bastante confiabilidad.

Usando las nuevas normas de información, los estudiantes de primer año, de minorías subrepresentadas, constituyen el 10,6 por ciento de la clase de ingreso, un aumento sobre el año pasado cuando las minorías subrepresentadas fueron el 10 por ciento de la clase de ingreso de acuerdo con las normas de información posteriores a 2010.