Español

Seis cosas que te sorprenderán del Messenger

(Read in English)

La última órbita que el MESSENGER está dando alrededor de Mercurio antes de estrellarse en el planeta mañana tiene a nuestros científicos un poco nostálgicos.

Cuando dejó la Tierra el 2004, el MESSENGER llevó, entre sus instrumentos, un sensor construido en el Laboratorio de Investigación de Física Espacial de la Universidad de Michigan. 

A través de los años, unos 75 investigadores incluyendo facultativos, ingenieros y estudiantes han estado involucrados en hacer o analizar los datos obtenidos por el Imaging rápido Espectrómetro de Plasma de Imagen Rápida conocido como FIPS por sus siglas en inglés.

El MESSENGER, que voló cerca de Venus y Mercurio antes de entrar a la órbita del planeta más cercano al sol, terminará su misión el 30 de abril de 2015 chocando en Mercurio, según planificado por la NASA.

Jim Raines, un investigador del departamento de Departamento de Ciencias Atmosféricas, Oceánicas y Espaciales de U-M, trabajó con otros miembros del equipo para darnos una perspectiva de lo que sucederá con el MESSENGER.

1. Cada mes o mes por medio, se estrella en Mercurio meteoro con la misma masa del MESSENGER (513 kg) y, por lo general, tienen 10 veces la velocidad y 100 veces la energía del MESSENGER. A diferencia de la Tierra, el planeta no tiene una atmósfera gruesa que frene los objetos se dirigieron a la superficie.

2. Se prevé que el MESSENGER dejará un cráter alrededor de 50 pies de ancho cerca del polo norte de Mercurio. Eso es el ancho de una cancha de baloncesto de la NBA.

3. La nave espacial de 1.131 libras golpeará con una energía similar a la de una tonelada de TNT, o la fuerza de un automóvil que viaja a unos 2.000 mph.

4. Viajando a case 9.000 kilómetros por hora, la nave viajará tres veces más rápido que una bala y casi doce veces la velocidad del sonido.

5. En su última órbita, MESSENGER pasará a 900 a 1800 pies sobre la superficie del planeta. Tenemos edificios de esa altura en la Tierra.

6. Casi el 55 por ciento del peso de MESSENGER fue combustible de lanzamiento… que está a punto de agotarse.