Español

Comprometerse al ejercicio: Actualizaciones de Facebook son un arma de doble filo

ANN ARBOR—Puede que Facebook  sea tremendo para para hacer conexiones sociales, pero cuando se trata de establecer objetivos para hacer ejercicio sus resultados son menos claros. 

En un estudio que explora cómo la tecnología puede ayudar a las personas a mantener su compromisos de hacer ejercicios, los investigadores encontraron que la perspectiva que estos fueran compartidos en las redes sociales hicieron que menos personas establecieran metas semanales.

Al mismo tiempo, el compartir ayudó a alentar emocionalmente, ayuda práctica y la rendición de cuentas que pueden haber ayudado a los participantes del estudio, todos clasificados como obesos, con contar sus pasos con un promedio de alrededor de 1.5 millas al día.

“Una de las recomendaciones más comunes para las personas que quieren perder peso es compartir su plan con familia y amigos. La teoría es que rindan cuentas, y animados por su sistema de apoyo social, éste aumentará sus posibilidades de alcanzar las metas”, dijo Paul Resnick, professor de Información en la Universidad de Michigan.

Pero los investigadores de la Universidad de Michigan y la Universidad de Washington encontraron que compartir la información en facebook es una espada de dos filos.

“La responsabilidad pública es grande, pero no si impide asumir compromisos en el primer lugar”, dijo Resnick. “Tenemos mucho camino por recorrer en averiguar cómo aprovechar compromisos públicos en el cambio de comportamiento de la salud.”

En el controlado ensayo clínico aleatorizado de 12 semanas, los investigadores dieron a 165 personas clasificadas como obesas podómetros Fitbit y acceso a un sitio web personalizado que habían creado. En el sitio web, los participantes pudieron ver sus pasos y elegir si deseaban fijar una meta de número de pasos para la semana siguiente.

El estudio clasificó a los participantes en tres categorías, y la gente sabía cuál de ellos se encontraban. Para un grupo, metas y resultados (si cumplían el objetivo) se mantenía privado. En otro, los objetivos de los participantes fueron compartidos en una actualización automática de Facebook. En el último grupo, Facebook los actualizó el sistema tanto con las metas como los resultados (además de utilizar Facebook para compartir, en los dos últimos grupos el programa envió correos electrónicos a grupos de apoyo seleccionados por los mismos participantes).

Los participantes hicieron menos compromisos cuando sabían que sus metas se harían públicas. En el grupo privado, los participantes se comprometieron el 88 por ciento de las semanas, en comparación con el 78 por ciento de aquellos que compartieron sus compromisos y 77 por ciento tanto en el compromiso y como el resultado se hicieron públicos.

Aunque parece que la responsabilidad pública disminuyó el establecimiento de metas, también tenía algunos efectos positivos que lo contrarrestan, dijeron los investigadores. Uno fue que aquellos participantes cuyos compromisos fueron publicados recibieron el apoyo de amigos y colegas.

 

“Fue conmovedor ver cómo muchas personas ofrecieron su apoyo emocional, o incluso ofrecieron caminar juntos, cuidar a los niños, dar paseos o dejar que un amigo pidiera prestado un perro, en respuesta a las personas que compartieron sus metas”, dijo Sean Munson, profesor asistente en la Universidad de Washington. “Nuestra aplicación compartió metas de las personas, junto con una solicitud de apoyo. En comparación con sólo una publicación seca con números y estadísticas, creo que sus amigos sabían mejor cómo responder a esa petición, y me gustaría ver que más aplicaciones adopten este enfoque. ”

En general, los participantes ejercitaron más durante el estudio. Su “mejora promedio de cuenta diaria de pasos” varió de 957 en el grupo privado a 1.407 en grupo de anuncio con resultados. Si bien esto podría ser visto como que el establecimiento de un compromiso llevó a más ejercicio, la diferencia entre los grupos no fue estadísticamente significativa.

“Mejorar los programas para caminar con podómetro presenta una oportunidad importante para mejorar la salud, especialmente para aquellos que son obesos y sedentarios”, dijo la Dra. Caroline Richardson, profesora asociada de medicina familiar en la Facultad de Medicina de la U-M. “Este tipo de intervenciones son baratas y tienen un amplio alcance. Nuestro estudio se suma a la base de pruebas que ayudará a optimizar las intervenciones automáticas mediadas por Internet para promover la actividad física en gran escala.”

Está bien establecido que el ejercicio físico puede mejorar la salud y el bienestar y reducir la obesidad y la mortalidad. Sin embargo, sólo alrededor del 50 por ciento de los adultos estadounidenses informan que alcanzan la cantidad recomendada de actividad aeróbica y casi el 30 por ciento reportó no hacer ninguna actividad física regular.