Español

Cuando se trata del poder del cerebro, el tamaño sí importa

Estudia demuestra que tamaño del cerebro de un mamífero respecto a su cuerpo puede predecir su capacidad de resolver problemas y podría dar claves de cómo los cerebros de algunos mamíferos evolucionaron.

ANN ARBOR– El tamaño del cerebro de un mamífero respecto a su cuerpo puede predecir su capacidad de resolver problemas y podría dar claves de cómo los cerebros de algunos mamíferos evolucionaron. 

En el estudio, los científicos colocaron comida dentro de una ‘caja puzzle’ de malla de acero para observar cómo los animales de zoológico -en total 140 carnívoros de 39 especies de mamíferos- resolvían el problema. 

Los científicos -expertos de cuatro universidades incluyendo Universidad de Michigan- observaron como nutrias, lobos, osos y perros salvajes africanos trataban de abrir la caja para extraer la comida que funcionó como el premio en el experimento. Al monitorear si los animales destruían o abrían la caja, los científicos notaron que el rendimiento de los animales mejoró con experiencia.

“Esto sugiere que los animales están repitiendo comportamientos que los hicieron exitosos en intentos anteriores”, dijo el coautor del estudio Ben Dantzer, profesor asistente de psicología y ecología y biología evolutiva en la Universidad de Michigan.

Las especies con cerebros grandes en comparación con su cuerpo tuvieron más éxito que aquellos con cerebros relativamente pequeños.

“Este estudio proporciona evidencia experimental largamente buscada en apoyo a la creencia de que los animales con cerebros más grandes son mejores solucionando problemas”, dijo Dantzer. 

En general, el 35% de los animales resolvió el problema con éxito, con el oso coronándose como triunfadores en completar la tarea, con un 70% éxito. Las mangostas y suricatos fueron los menos exitosos. 

Las variables como el tamaño del grupo social, destreza manual o esfuerzos de trabajo no predijo el éxito en la apertura de las cajas, según el estudio.

“Este hallazgo destaca que las especies que son más sociales o viven en grandes grupos sociales no son necesariamente mejores en solucionar los problemas comparados con los que viven solos,” dijo Dantzer. 

Los investigadores dicen que los resultados representan un paso adelante en la comprensión de cómo la resolución de problemas ha evolucionado en mamíferos carnívoros, mientras que la mayoría de los estudios en este tema se ha centrado en primates, peces y aves. 

“Los resultados de este estudio proporcionan un fuerte apoyo a la afirmación de que el tamaño del cerebro refleja las habilidades de resolución de problemas de un animal y mejora nuestra comprensión de porqué los cerebros grandes han evolucionado en algunas especies”, dijo Sarah Benson-Amram, autora principal del estudio y profesora de la Universidad de Wyoming. 

Co-autores del estudio incluyen a Kay Holekamp y Greg Stricker de Universidad Estatal de Michigan y Eli Swanson de la Universidad de Minnesota.

Los hallazgos aparecen en la edición actual de Proceedings of the National Academy of Sciences.