Español

Sir Fazle Hasan Abed de BRAC: No faltan ideas para superar probreza. Faltan modos cómo hacerlo

Abed, fundador de BRAC, recibió el prestigioso reconocimiento de la U-M Francis Jr. Medal

ANN ARBOR– Cuando Fazle Hasan Abed intentó enseñarles a las mujeres de Bangladés cómo preparar una solución con azúcar, sal y agua para tratar a niños con diarrea en los 80, muchos pensaron que las mujeres analfabetas terminarían envenenando a sus hijos.

Pero su organización, el comité de asistencia y rehabilitación (BRAC por sus siglas en inglés) desarrolló una sistema de administración para que trabajadoras de la salud entrenaran a las madres, simplificando el proceso. También crearon una “cultura de aprendizaje” donde el fracaso y comunicación eran fundamentales, y estaba basado en un sólido sistema de gestión y seguimiento.

“BRAC llevó la ciencia a las personas, a las madres en Bangladés, que practicaron la rehidratación oral y salvaron a sus hijos,” Hasan Abed dijo. Gracias a sus esfuerzos, el equipo redujo en un 80 por ciento el número de muertes infantiles causadas por la diarrea en  Bangladés.

El ejemplo muestra que existen muchas soluciones simples a la pobreza humana, pero el reto es encontrar la manera de entregarlas, dijo Hasan Abed durante una ceremonia donde se le entregó la medalla Thomas Francis Jr. Medal de salud pública global, uno de los más altos honores otorgados por Universidad de Michigan.

“En el desarrollo mundial, no es la falta de ideas nuevas y brillantes que impide el progreso, sino que es nuestra capacidad de poner en práctica estas ideas de buena manera, con eficacia y en escala”, dijo Abed.

Oriundo de Bangladesh, Abed dejó una exitosa carrera empresarial para convertirse en el fundador y presidente de BRAC, la mayor organización no gubernamental de desarrollo del mundo.

“Hay mucho entusiasmo hoy sobre el potencial de las nuevas tecnologías para poner fin a la pobreza humana. Esto puede hacer olvidar que ya existen muchas soluciones. Sólo nos faltan mecanismos de ejecución eficaces. Podemos llegar a millones más si nos centramos menos en “qué” y más en ‘cómo’ “,  Abed dijo a su audiencia en el Auditorio  Robertson de la Escuela de Negocios Ross Business School.

Al presentarle la medalla,  Martin Philbert, decano de la Escuela de Salud Pública de la U-M, dijo que Abed “es un ejemplo de liderazgo y visión, compasión, servicio y acción. A través de los programas de BRAC, Sir Fazle ha podido llegar un estimado de 138 millones de personas, un historial de logros que es simplemente extraordinario.”

El Presidente de la U-M Mark Schlissel añadió que la organización de Abed cree que la pobreza es sistemática y no hay una respuesta única para ponerle fin.

“Como resultado, el BRAC tiene un enfoque integral que atraviesa múltiples disciplinas”, dijo Schlissel. “Ningún desafío es demasiado grande, y nadie es pasado por alto. El enfoque de BRAC ataca a las muchas causas de la pobreza que se intersectan, incluyendo la salud, higiene, seguridad alimentaria, finanzas, justicia, diversidad y los derechos humanos.”

Los programas del BRAC incluyen educación, microfinanzas, entrenamiento y formación laboral, cuidado de la salud y potenciación de dar a la gente –sobre todo mujeres y niños– las herramientas y recursos que necesitan para superar la pobreza. La organización cuenta con más de 115.000 empleados y trabaja en 12 países de Asia, África y el Caribe.

Abed era un ejecutivo de Shell Oil en 1970, cuando un gran ciclón a  Bangladés, matando a más de 300.000 personas, desplazando a millones y acabando con decenas de miles de viviendas, en su mayoría viviendas para los pobres. En cuestión de meses el país estaba en guerra, luchando por la independencia de Pakistán, lo cual logró en 1971.

Lo que comenzó como un esfuerzo de alivio a corto plazo, con dos docenas de voluntarios ayudando a la gente a reconstruir sus hogares después del ciclón y de la guerra, se convirtió en una importante operación. BRAC ya ha sido llamado innovadora, visionaria, ingeniosa y, lo que algunos llaman sus mayores atributos, escalable y sostenible.

Junto con sus programas de desarrollo, BRAC posee 16 empresas sociales y utiliza un enfoque de negocio para hacer frente a la pobreza. Sus empresas en Bangladés incluyen una tienda de estilo de vida, una empresa de productos lácteos, hoteles y centros de conferencias, y un banco, que en conjunto proporcionan recursos económicos para apoyar los programas sociales de la organización. Esto incluye alrededor de 45.000 escuelas de una sola habitación, una universidad y una serie de centros de maternidad para madres.

Thomas “Tommy” Francis Jr. fue uno de los miembros originales de epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la U-M, y fue el primer científico en aislar el virus de la gripe humana. Supervisó y evaluó las pruebas de campo de la vacuna Salk que involucró a 1,8 millones de niños de los EE.UU., Canadá y Finlandia.

Durante un evento con grandes medios de comunicación 12 abril de 1955, Francis anunció al mundo que la vacuna era “segura, eficaz y potente”. A los 50 años de ese pronunciamiento, U-M estableció una medalla su honor, que se concede cada tres a cinco años.

El primer galardonado fue el Dr. William Foege, conocido por su trabajo para erradicar la viruela. La segunda, en 2010, fue al Dr. Alfred Sommer, cuya investigación se centra en la administración de suplementos de vitamina A como una manera de prevenir la ceguera.

Thomas Francis Jr. Medal medalla de Salud Pública Global