Español

Violencia, venga de donde venga, es inaceptable, declaran expertos de la U. de Michigan

Violencia, venga de donde venga, es inaceptable, declaran expertos de la U-M

Traducido y adaptado al español por Nardy Baeza Bickel de la versión publicada en inglés.

ANN ARBOR– Dos hombres afroamericanos murieron esta semana a manos de la policía, y cinco policías fueron asesinados ayer en Dallas durante una protesta pacífica en contra de brutalidad policial.

Conversamos con expertos de la Universidad de Michigan para discutir estos actos de violencia y su repercusión en el país.

“Todas las formas de violencia deben ser consideradas inaceptables”, dijo Christian Davenport, profesor ciencias políticas y profesor asociado en el Centro de Estudios Políticos en el Instituto de Investigación Social en Universidad de Michigan. “El objetivo debe ser entender quién está haciendo qué, así como por qué y luego trabajar desde allí de remediar la situación. Parte de este proceso es entender que todos los individuos involucrados en el uso de la violencia tienen una razón por la cual creen que es razonable. La clave para poner fin a todos los estallidos es eliminar esta forma de pensar.” 

Josh Pasek, un profesor asistente de estudios de comunicación y co-autor de un estudio acerca del racismo en las elecciones de 2012, añadió que debido a sus diversas experiencias, las personas de diferentes razas reaccionan distintos a estos eventos de violencia.

“Los estadounidenses blancos y negros y mantienen puntos de vista radicalmente diferentes sobre cómo los oficiales de policía tratan a los dos grupos,” dijo. “Estas percepciones serán difíciles de conciliar. Nuestras encuestas muestran que están vinculados a experiencias muy diferentes, tanto en perjuicio que enfrentan a diario y en las interacciones con las fuerzas del orden. Estas marcan profundamente las diferentes maneras en que negros y blancos interpretan incidentes, tales como los de los últimos días”.

Michael Heaney,profesor asistente de estudios organizacionales y la ciencia política, examina las dimensiones organizativas de la política estadounidense. Es un experto en movimientos sociales como Black Lives Matter.

“La escalada de la protesta y violencia es un producto de la creciente frustración de la gente con un sistema político que no está resolviendo los problemas más importantes que enfrenta nuestro país.”

Reuben Jonathan Miller es profesor asistente de trabajo social y estudios  afroamericanos y africanos en la U-M y su Centro de Estudios de Población. Su investigación se centra en la vida de los presos y ex presos y cómo la expansión carcelaria ha transformado el paisaje urbano.

En un artículo de opinión Huffington Post publicado esta semana, escribió:  “Un hombre fue muerto por la policía el martes otro murió anoche. …. soy un científico social que estudia el crimen, por lo que me importa profundamente acerca de estas cosas. Pero si algo he aprendido, he aprendido que algunas personas ven lo que quieren ver. Datos, para muchos en el poder , importa muy poco.

“Sin embargo, algunos datos no pueden ser ignorados. No hay efecto Ferguson.

“Más de 1.800 personas han sido exoneradas después de pasar, en promedio, nueve años de prisión. Y dos hombres han muerto a mano de la policía en el tiempo que me llevó a escribir este artículo”.

Heather Thompson, también profesora de estudios afroamericanos, ha realizado investigaciones sobre la historia de la encarcelación en masa y su impacto en la población.

En un artículo para el Huffington Post, escribe: “La nación está ahora en una encrucijada. Sólo una pregunta realmente importa ahora. Este nuevo  trauma a nivel de colectivo, ahora sufrido de forma tan aguda no sólo por muchos cientos de familias negras en Estados Unidos, sino también por las familias del orden público en ciudades como Dallas, ¿Llevará a un cambio real en este país, o se profundizará aún más esta crisis nacional?

Marc Zimmerman es profesor de comportamiento de salud y educación para la salud en la Escuela de Salud Pública y es el director del Centro Juvenil de Prevención de la Violencia de Michigan financiado por el CDC, que se centra en la prevención de la violencia y el desarrollo positivo de la juventud, capacidad de recuperación y potenciación.

Lleva a cabo investigaciones sobre la violencia y la delincuencia entre los adolescentes afroamericanos urbanos, y en las actitudes sobre la violencia armada entre los profesionales de la salud pública, medicina y derecho.

“Las causas de las disparidades raciales por homicidio en los EE.UU. impregnan todos los aspectos de nuestra sociedad”, dijo. “Las balaceras de la policía (contra afroamericanos) no son sino una manifestación, aunque sea sobre todo pública, de las muchas maneras en las personas de color tienen más probabilidades que los blancos de ser víctimas de homicidios y la violencia en general.”

Austin McCoy es un estudiante postdoctoral de la historia de Estados Unidos y puede discutir los temas de la violencia policial y el movimiento de Black Lives Matter.

“La muerte de Philando Castilla y Alton Sterling nos recuerdan que no podemos dormirnos en los laureles en el movimiento por reformas a la policía y la lucha por la justicia racial”, dijo. “Las muertes de anoche de los agentes de policía de Dallas también nos recuerdan de la importancia de llevar a cabo el cambio a través de medios no violentos.”

Eugene Rogers es el director asociado de coros y profesor de dirección de orquesta en la Escuela de Música, Teatro y Danza. Es conocido por elegir un repertorio que enfrenta temas de justicia social, más recientemente habiendo estrenando “Seven Last Words of the Unarmed”, una obra basada en las últimas siete palabras de hombre afroamericanos que han muerto a manos de la policía.

“El dolor y la desesperanza que estamos viviendo, a veces se siente más grande de lo que las palabras son capaces de expresar”, dijo. “Para avanzar es necesario que todos estemos de acuerdo sobre el valor de la vida humana sin distinción de raza, sexo, orientación sexual, situación económica, vocación o religión. Creo que todos deberíamos tener tiempo para hacer duelo, pero  también para utilizar rápidamente nuestro dolor para trabajar hacia la curación a través de la reconciliación, la educación, la acción y la conversación “.

Tom Ivacko es un administrador del Centro de Política Local, Estatales y Urbana en la Escuela Ford de Política Pública. Recientemente encuestó a los líderes locales de Michigan sobre sus preocupaciones acerca de los disturbios civiles como consecuencia de disparos de la policía contra civiles.

“Si bien no es generalizado, hay líderes locales en Michigan que están preocupados por el potencial malestar social debido al uso inadecuado de la fuerza policial”, dijo. “Este problema podría explotar en Michigan, también, en cualquier momento.”

Alison Davis-Blake es una profesora en la escuela de negocios Ross Business School y una experta en gestión de recursos humanos y habló de cómo empleadores pueden ayudar sus empleados a hacer frente a acontecimientos traumáticos como estos.

“A raíz de la tragedia, los empleados podrán experimentar una serie de emociones, a menudo poderosas que pueden influir en las relaciones e interacciones del lugar de trabajo”, dijo. “Los empleadores pueden ayudar dando a los empleados permiso para hablar de sus pensamientos y sentimientos acerca de los acontecimientos. La forma más importante de hacerlo es hablar de cómo usted, como líder se está sintiendo. No necesita ser algo largo o elocuente, simplemente debe reconocer el impacto que los acontecimientos han tendido en Ud. y alentar a los empleados a compartir sus propios pensamientos y sentimientos, quizás a través de grupos de discusión, o salas de chat en su caso.

“Eventos traumáticos socavan sentido de seguridad y estabilidad de los individuos. Haga hincapié en que su organización es un lugar seguro para estar, no sólo físicamente, si es relevante, pero, más importante, psicológicamente. Recuerde a los empleados de los valores esenciales que su organización tiene alrededor de respeto por las personas y el cuidado de los demás.”

Suscríbase a nuestro boletín