Español

Trump e inmigración: Política desconoce complejidad de inmigración indocumentada, aseguran expertos de la U-M

Después de reunirse con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el candidato presidencial republicano Donald Trump ha dado a conocer su plan de inmigración, que incluye entre otros la eliminación del derecho a la ciudadanía por nacimiento para los hijos de padres indocumentados, el triplicar los agentes de inmigración y el cambio de las normas para la admisión de los refugiados y solicitantes de asilo.

Expertos de Universidad de Michigan conversaron con U-M En Español respecto al plan y sus posibles consecuencias.

Ann Lin, profesora asociada en la Escuela Ford de Política Pública, ha estudiado los esfuerzos para reformar las políticas de inmigratorias en los EE.UU.

“Trump finge no saber lo que cada empleador sabe: por ley, todas las visas de trabajo requieren que el empleador demuestre que no ha sido capaz de encontrar trabajadores estadounidenses calificados. Sí, algunos patrones mienten sobre sus esfuerzos para reclutar a estadounidenses, y estos empleadores deben ser castigados. Pero los trabajadores inmigrantes han permitido a los Estados Unidos continuar a la cabeza del mundo en la producción de nuevas tecnologías que hacen la vida de todos los estadounidenses mejor, para construir casas en lugares que los estadounidenses quieren vivir, tener personal en los lugares de vacaciones que los estadounidenses disfrutan, y para producir los alimentos que comemos”.

Derecho a la ciudadanía por nacimiento

Martha Jones, co-directora del Programa de Raza, Derecho e Historia de la Universidad de Michigan y profesora asociada en el departamento de estudios afroamericanos y africanos, ha llevado a cabo investigaciones sobre la historia de raza, nacionalidad y esclavitud.

Jones dijo que está preocupada con la idea de prescindir o cambiar la Enmienda 14 de la Constitución, que establece que toda persona nacida en los EE.UU. es un ciudadano del país, como propone Trump. Dijo que uno sólo tiene que mirar hacia atrás en la historia de Estados Unidos detrás de la enmienda.

“Ese fue el caso de miles de cientos de afroamericanos que habían sido esclavos, que no podían estar seguros de su estado y vivían bajo la amenaza de ser removidos (o ser deportados en el lenguaje del siglo 20 )”, dijo. Fue este caso que llevó a la Enmienda 14, aprobada en 1869. “Tenemos una historia en la que apoyarnos y ahora reconocemos cuán desesperados y en qué terribles condiciones los ex-esclavos vivían, en condiciones desesperadas y terribles. Es una advertencia para nuestros debates de hoy. La carga que una comunidad tiene cuando no está claro acerca de su estatus legal, pero vive bajo la amenaza de ser deportado, es una circunstancia terrible.

“Cuando se empieza a cuestionar la ciudadanía de las personas, se crean dos generaciones de personas que se convierten en proscritos inmediatos, no está sujeto a jurisdicción de los EE.UU. Abrimos las puertas a una clase fuera del alcance de la ley y de-facto criminales. Nadie ha propuesto un ápice de política seria para crear una categoría de personas que son ciudadanos un día y criminales al día siguiente.”

Cambiar la ley sólo para excluir a los niños de los inmigrantes indocumentados no sería mucho mejor, añadió.

“Piense en las divisiones se crearía dentro de las familias. Se podría dejar a gente terriblemente vulnerables -niños- a soportar la carga de responder a la pregunta acerca de la definición de una nación”.

Leyes de inmigración

Margo Schlanger, profesora de derecho en la U-M es una autoridad en cuestiones de derechos civiles y sirvió como el oficial designado por el presidente para los derechos civiles y las libertades civiles en el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

“Estados Unidos es una nación de inmigrantes – y esa es parte de la razón por qué somos una gran nación. Los EE.UU de Donald Trump consistiría en consignar 11 millones de nuestros vecinos al mercado negro, dejándolos disponibles para ser explotados por empleadores sin escrúpulos como sus propias empresas. Es una mala política, no sólo para los inmigrantes sino para el resto de nosotros”.

Sherrie Kossoudji es profesora asociada de trabajo social y profesora asociada adjunto de economía. Ha escrito numerosos artículos sobre la situación jurídica de los trabajadores inmigrantes en los EE.UU. y los incentivos para cruzar la frontera ilegalmente. Kossoudji también ha escrito sobre las disparidades de riqueza de los inmigrantes. Este verano, viajó con un grupo de estudiantes de la frontera con México para estudiar la situación de los inmigrantes. Sus observaciones fueron publicadas en inglés en un blog: ww.ssw.umich.edu/blog

“La mayoría de los mexicanos no podrían emigrar a los Estados Unidos porque no tienen los requisitos para adquirir una visa. No podemos pedir a las personas que simplemente que se pongan en la línea, cuando no hay una línea. Incluso los mexicanos que califican es improbable que sean capaces de emigrar: el tiempo de espera de los candidatos aprobados de México es más de veinte años. Es como recibir una carta de aceptación a la universidad en el correo, pero que dice que no puedes asistir hasta que tengas cuarenta.

“El hecho de que Donald Trump, en lo que fue considerado como un importante discurso político, fallara en reconocer las complejidades de la inmigración indocumentada destaca una continua falta de visión. Aparte de su falta de compasión por los trabajadores y las familias que serán deportadas o separadas de sus seres queridos, la búsqueda sanción y expulsión uniforme ignora el impacto económico sobre el resto de nosotros. La pérdida de tantos trabajadores podría dislocar la economía.

“Además,el compromiso de Trump para contratar a miles de agentes de la patrulla fronteriza, para crear un grupo de trabajo deportación y triplicar el número de agentes de ICE para crear un sistema de seguimiento de entrada y salida de visa biométrica, y para aumentar las expulsiones precisarán más dinero. ¿A quién cobrará impuestos con el fin de recaudar este dinero ?.

Estos y otros expertos están disponibles para entrevistas en inglés:

Ann Lin: 734-764-7507, annlin@umich.edu
Martha Jones: 734-647-5421, msjonz@umich.edu
Margo Schlanger: 734-615-2618, mschlan@umich.edu
Sherrie Kossoudji: 734-649-5391, kossoudj@umich.edu
James Hathaway, jch@umich.edu. Es profesor de derecho y director Programa de la ley de asilo y refugio, es una autoridad en el derecho internacional de los refugiados. Es editor de la Inmigración y Nacionalidad Law Reports.
Silvia Pedraza: 734-647-3659, spedraza@umich.edu. Bilingüe en español. Profesora de sociología y cultura americana, estudia la sociología de la inmigración, así como la raza y la etnicidad en América. Su investigación busca entender las causas y consecuencias de la inmigración como un proceso histórico que forma y transforma las naciones.