Español

Universitarios en EE.UU: Consumen más marihuana, pero el abuso de narcóticos desciende

ANN ARBOR- El consumo de marihuana entre estudiantes universitarios de los Estados Unidos ha crecido por casi una década, pero el uso de narcóticos continúa disminuyendo de acuerdo a los datos del más reciente estudio Monitoring the Future (Estudio Observación del Futuro).

De acuerdo al estudio, el alcohol continúa siendo la droga de preferencia de los estudiantes universitarios, y el tabaquismo continúa descendiendo, aunque la preferencia por los vaporizantes electrónicos, incluyendo los e-cigs- continúa en aumento. 

Marihuana

En 2015, el 38% de los estudiantes universitarios dijeron que habían consumido marihuana en los últimos 12 meses, frente al 30% en 2006.

El uso diario o casi a diario marihuana (habiendo utilizado 20 o más veces en los últimos 30 días) también ha aumentado en los últimos años para los estudiantes universitarios, pasando de un 3,5% en 2007 al 5,9% en 2014,  el nivel más alto de uso diario medido en los últimos 34 años.

Sin embargo, en el 2015 el uso diario cayó a un 4,6 %, o uno de cada 22 estudiantes universitarios. La disminución puede estar asociada con el grado de riesgo de los daños que los jóvenes asocian con el uso de la marihuana. Desde 2003, el número de jóvenes de entre 19 a 22 años de edad que ven el uso de regular de la marihuana como algo peligroso ha caído drásticamente, pasando de un 58% en 2003 al 33% en 2015.

“Este aumento en el uso y la disminución de la percepción del riesgo de daños provocados por la marihuana debería ser tomada en serio por administradores universitarios y por los padres y los estudiantes mismos. Sabemos por otras investigaciones que el uso frecuente de marihuana puede afectar adversamente el rendimiento académico y la finalización de la universidad”, dijo John Schulenberg , uno de los investigadores principales del estudio y profesor de investigación en Instituto de investigación Social de la Universidad de Michigan.

Estupefacientes, anfetaminas, éxtasis y medicamentos

En contraste con la historia de uso de la marihuana, otros tipos de consumo de drogas están disminuyendo entre los estudiantes universitarios. El uso no médico de estupefacientes con receta ha ido disminuyendo desde que alcanzó un máximo en 2006 con una prevalencia anual del 8,8% en la categoría de cualquier uso en los 12 meses anteriores. En comparación, en el 2015 el 3,3% de los estudiantes universitarios reportaron el uso de cualquier estupefaciente en los últimos 12 meses sin supervisión médica.

“Parece que los estudiantes universitarios al menos están escuchando y prestando atención a las advertencias sobre los considerables peligros del uso de estupefacientes”, dijo Lloyd Johnston, investigador principal del estudio y investigador científico distinguido en el instituto.

El uso de la heroína, otro estupefaciente, ha estado disminuyendo entre los estudiantes universitarios durante muchos años. La prevalencia anual más alta registrada desde 1980 fue en 1998 en un 0,6%, pero la tasa ha estado en o por debajo el 0,3% desde 2005 y se redujo a 0,1% en 2015.

El uso de anfetaminas también ha comenzado a disminuir entre estudiantes universitarios. Del 2008 al 2012, el porcentaje de estudiantes universitarios que reportó el uso de anfetaminas sin supervisión médica en los últimos 12 meses aumentó del 5,7% a 11,1%, probablemente debido a que los estudiantes las utilizaron para mejorar su rendimiento académico. Pero, en el momento de la última encuesta en 2015, el uso había disminuido ligeramente a 9,7%.

“Parece que el aumento del uso no médico de drogas estimulantes puede haber pasado su punto más alto, aunque uno de cada 10 estudiantes universitarios siguen informando de usarlos en los últimos 12 meses”, dijo Johnston.

El uso de MDMA (éxtasis y, más recientemente, “Molly”) hizo hecho una reaparición entre los estudiantes universitarios entre 2007 y 2012, pero ha estado en declive desde entonces. La prevalencia anual en 2015 fue de 4,2%.

Ciertos medicamentos han disminuido en popularidad con bastante rapidez entre los estudiantes universitarios de la nación en comparación cuando se midieron por primera vez:

En general, los hombres son universitarios universidad más propensos que las mujeres a utilizar casi todas las drogas ilícitas. Los sedantes son la excepción primaria; y los géneros están muy cerca de sus tasas de prevalencia anual.

Tabaco

El consumo de cigarrillos sigue disminuyendo gradualmente entre los estudiantes universitarios, pero la caída acumulada en los últimos 16 años ha sido espectacular.

En 2015 la tasa había caído casi dos tercios a 11% un mínimo histórico desde que la tasa máxima de cualquier consumo de tabaco en los últimos 30 días se alcanzó en 1999 al 31%.

El consumo diario de tabaco se redujo aún más, desde el 19,3% en 1999 al 4,2% 2015, una caída de cuatro quintas partes y casi también un mínimo histórico desde 1980.

“El estudio muestra que han ocurrido grandes disminuciones en las tasas de tabaquismo han estado ocurriendo en los estudiantes secundarios también”, dijo Johnston. “Gran parte de la mejora entre los estudiantes universitarios en realidad comenzó cuando todavía estaban en la escuela secundaria.”

Fumar en exceso está aún más concentrado entre aquellos que no están en la universidad, quienes fuman en promedio un paquete de cigarrillos más al día, o un 9,1% comparado con el 1,4% entre los estudiantes universitarios.

“El consumo de cigarrillos se ha concentrado cada vez más entre los menos educados”, dijo Johnston.

Hasta 1993, las jóvenes universitarias tenían tasas más altas de fumar que los varones de la universidad; pero desde 1994 la tendencia se revirtió.

Los vaporizadores electrónicos, que incluyen e-cigarrillos, fueron utilizados por un 14% de los varones en el mes anterior, comparado por el 6% entre las mujeres.

Alcohol

Es evidente que el alcohol sigue siendo la droga preferida de los estudiantes universitarios.

Johnson dijo que aún más preocupante es la tasa de aquellos bebiendo en extremado exceso, conocido en inglés como binge drinking, definido como tomando 10 o más bebidas alcohólicas en una ocasión en las últimas dos semanas.

Entre los años 2011-2015:

“Beber en estos niveles puede causar envenenamiento por alcohol, accidentes graves, y una serie de comportamientos imprudentes y peligrosos”, dijo Johnston. “Así que esto sigue siendo un problema grave que debe abordarse.”

Estudio disponible (inglés) en myumi.ch/65jNB

* * ** * ** * *

El estudio Monitoring the Future está ahora en su 42 año. Lanzado en 1980, el estudio ha incluído muestras representativas de estudiantes universitarios de tiempo completo en universidades de cuatro años. Las muestras anuales de estudiantes han variado entre 1.000 y 1.500 al año.

MTF es una investigación iniciada por investigadores y conducida por un equipo de investigadores universitarios (lista incluida más abajo) en el Instituto de Investigación Social en la Universidad de Michigan. Ha sido financiada por una serie de estudios revisados, becas de investigación competitivas del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas, uno de los Institutos Nacionales de Salud (NIH por sus siglas en inglés).

MTF también lleva a cabo una encuesta nacional anual de último año de secundaria, desde la cual extrae una submuestra aleatoria representativa a nivel nacional para el seguimiento por correo en los próximos años. De estos encuestados de seguimiento -aquellos que se hayan graduado de la secundaria entre uno y cuatro años- y que reportan estar atendiendo una universidad de dos o cuatro años en marzo, comprenden la muestra de estudiantes universitarios de cada año. No se han extraído muestras de colegios o universidades particulares, lo que ayuda a hacer la muestra más representativa de la amplia gama de instituciones de dos y cuatro años de educación superior en el país.

Los resultados aquí presentados se han extraído de los capítulos 8 y 9 en esta monografía de reciente publicación:  Johnston, L.D., O’Malley, P.M, Bachman, J.G., Schulenberg, J.E. & Miech, R. A. (2016). Monitoring the Future national survey results on drug use, 1975-2015: Volume 2, College students and adults ages 19-55. Ann Arbor: Institute for Social Research, The University of Michigan, 427 pp. Available at myumi.ch/65jNB.