Español

Elecciones presidenciales en EE.UU: Expertos de U-M están disponibles para entrevistas

Elecciones presidenciales 2016.

Nota del editor: Esta historia fue modificada el miércoles noviembre, 3:30 pm. 

El anuncio de que Donald Trump será el nuevo presidente de los Estados Unidos después de una dramática batalla electoral sacudió a los mercados financieros alrededor del mundo. Conversamos con expertos de Universidad de Michigan respecto al impacto que la elección de Trump podría tener en la economía global y nacional; el cambio climático y el futuro del electorado en el país.

Una lista completa, con contactos, fue publicada en inglés aquí: http://myumi.ch/6wp8d

Linda Lim, profesora de estrategia en la Escuela de Negocios Ross, es una experta en comercio internacional.

“La campaña de Trump se centró en gran medida en comercio, en especial los acuerdos de tratado de libre comercio y otros acuerdos comerciales, el déficit comercial de Estados Unidos y el desplazamiento de puestos de trabajo de manufactura. Ha dicho específicamente que impondría una gran 35% de aranceles a las importaciones de México y China. Tiene la autoridad para hacerlo de manera unilateral y poner fin a los acuerdos comerciales tras consultar con el Congreso”, dijo.

“Si lo hace así, las consecuencias para los EE.UU. y las economías del mundo serían bastante grave. Los consumidores estadounidenses y las empresas que dependen de las mercaderías importadas y las aportaciones de México y China enfrentarían inmediatamente mayores costos y precios, y las cadenas de suministro globales se verían afectadas, en particular la industria automotriz. Una guerra comercial probablemente terminaría con los países afectados imponiendo medidas retributivas,  perjudicando a las exportaciones de Estados Unidos. Habría pérdidas de ingresos y, finalmente, el cierre de empresas y despidos de trabajadores.

“El crecimiento económico de Estados Unidos y la creación de empleo serían cortados de raíz y resultando probablemente una recesión. Debido a que los EE.UU. es actualmente la economía más grande y de más fuerte crecimiento, la economía global en su conjunto también frenaría y entraría en recesión, lo que agrava el declive. Teniendo en cuenta estas nefastas consecuencias, es posible que Trump no lleve a cabo sus promesas para restringir el comercio. Aún así, la mera amenaza de este proteccionismo sería suficiente para desanimar la inversión privada y por lo tanto retrasaría el crecimiento y la creación de empleo.”

China

María Gallagher, profesora de ciencias políticas y directora del Centro Lieberthal-Rogel de Estudios Chinos, es una experta en política China.

“Era probable que cualquiera de los candidatos presidenciales adoptaran una política de mayor confrontación hacia China, ” dijo. “Teniendo en cuenta que la política de ‘Asia Pivot’ se adoptó en virtud bajo la Secretaría de Estado de Hillary Clinton, una presidencia de Clinton habría tomado una línea más dura en cuestiones tales como el Mar del Sur de China y los derechos humanos. Sin embargo, las políticas propuestas por el presidente electo Trump respecto a China tienen más probabilidades de aumentar dramáticamente las tensiones entre Washington y Pekín. Tal vez esto es lo que quiere el electorado estadounidense: políticas de nacionalismo económico, aislamiento y anti-globalización. Pero van a tener efectos desastrosos sobre nuestra propia economía.

“Mi preocupación primordial respecto a la presidencia de Trump es que los Estados Unidos también se retire de las zonas en que se ha visto una verdadera cooperación entre Estados Unidos y China en temas de interés mundial, como cambio climático, piratería y salud pública mundial. En otras palabras, cualquiera de los candidatos presidenciales habría adoptado políticas que pondrían a prueba nuestras relaciones bilaterales. La presidencia de Trump tendrá implicaciones globales en cuestiones que van mucho más allá de las dos naciones”.

Rusia

Melvyn Levitsky es profesor de política y práctica internacional en la Escuela Ford de Política Pública. Pasó 35 años como diplomático estadounidense bajo ocho diferentes administraciones presidenciales. Se desempeñó como oficial encargado de las relaciones bilaterales entre los Estados Unidos y la Unión Soviética y como oficial político en la Embajada de los Estados Unidos en Moscú. Conversamos de las futuras relaciones Rusia-Estados Unidos.

“Teniendo en cuenta lo que el candidato Trump ha dicho, los rusos podrían esperar un período de gracia durante el cual la nueva administración no se involucraría activamente con ellos en Ucrania, Siria, seguridad cibernética, armas nucleares y una serie de otras cuestiones. Rusia cree que no ha hecho nada malo y que el estado actual de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se debe a las acciones de Estados Unidos.

“A menos que los rusos estén dispuestos a participar, tengan un intercambio sincero y negocien con la nueva administración, el Presidente Trump se enfrentará a un desafío que no podrá ignorar. A pesar de sus agradables palabras sobre Putin y viceversa, no creo que él diera, o ser capaz de dar el campo de juego a los rusos. Si lo hiciera, enfrentaría una verdadera revuelta en el Congreso, la presión de nuestros aliados y de un segmento influyente del público”.

Sociedad

Michael Traugott, profesor emérito de estudios de comunicación y ciencias políticas y un científico de investigación senior en el Centro de U-M de Estudios Políticos, es una autoridad en la comunicación política, la opinión pública y encuestas de los medios de comunicación.

“Los resultados de las elecciones revelan una profunda división en la sociedad americana entre los que sienten que se han quedado atrás o ignorados y los que tienen una idea de una sociedad multicultural que requiere cambios que el primer grupo se encuentra incómodo”, dijo. “Se trata de un error de votación en el orden de 1948, y será necesario un esfuerzo considerable para averiguar lo que salió mal. Todos los modeladores y los agregadores de datos también sufrieron porque su ingrediente básico son los resultados a nivel nacional de la encuesta y en el ámbito estatal.

Jason De León, profesor asistente de antropología, ha trabajado durante años investigando la vida de los migrantes indocumentados que cruzan la frontera México-Estados Unidos.

“Creo que el temor del voto latino (y los inmigrantes) era un factor de motivación para un bloque importante de los estadounidenses que tradicionalmente no votan”, dijo.

Joe Arvai,profesor de recursos naturales y el medio ambiente y de administración de empresas, es director del Instituto Erb para la Empresa Global Sostenible. Su experiencia es en el ámbito de la toma de decisiones, la sostenibilidad corporativa y la triple línea de fondo. Arvai puede discutir el papel de las empresas para continuar avanzando los objetivos de sostenibilidad durante la administración Trump.

“Muchos votantes afirmaron haber votado por Trump debido a su visión para los negocios. En realidad, ahora más que nunca, hay un papel real que los negocios pueden jugar tanto en el avance de los objetivos de sostenibilidad establecidos por la administración de Obama como para mantener al presidente electo Trump honesto “, dijo Arvai. “Con una administración presidencial que se espera sea sea leve en regulación y amigable con el pensamiento libre mercado, una cantidad significativa de responsabilidad ha caído en el regazo del sector privado para mantener el impulso de los últimos ocho años.”

Richard Rood es un profesor de ciencias del clima y de espacio e ingeniería y es un blogger en el Blog Política de Clima de la Sociedad Meteorológica Americana. Dijo que Trump no ha establecido una política en cuando a cambio climático y que su posición no siempre se alinea con la del partido republicano.

“Por lo tanto, el fundamento normal de análisis y planificación para el futuro no existe. no sabemos lo que Trump abogará”, dijo Rood.

“El reconocimiento del cambio climático como un tema que cruza las líneas del partido está creciendo, y en realidad, es sólo a nivel federal que el firme afianzamiento de rechazo permanece. Hay intereses comerciales para abordar el cambio climático. Hay propulsores demócratas, republicanos y evangélicos para política de cambio climático en todos los niveles. La tendencia de Trump de no ser categorizado con su partido da la oportunidad de romper el control partidario sobre el cambio climático y, más en general, el rechazo del conocimiento basado en la ciencia por políticos. Esto sería un gran paso adelante. Del mismo modo, existe un riesgo extremo de socavar las leyes de regulación ambiental que se construyeron con el apoyo de ambos partidos en los años 60, 70 y 80”.

Mark Barteau es director del Instituto de Energía de la U-M y profesor de ingeniería química.

“El plan de energía limpia se ha quedado por los tribunales por el momento, pero no hay que olvidar que la responsabilidad de la EPA de regular las emisiones de CO2 en virtud de la Ley de Aire Limpio confirmada por el Tribunal Supremo,” dijo Barteau. “Esto crea un conflicto potencial entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. El Presidente Trump y un Congreso controlado por los republicanos pueden ahuecar y esposar a la EPA, pero la responsabilidad de la EPA para regular los gases de efecto invernadero seguirá existiendo a menos que la legislación existente sea modificada por el Congreso o por el Tribunal Supremo fortalecido con personas asignadas por Trump.”

“Como candidato se comprometió a retirar los EE.UU. de los acuerdos climáticos forjados en la reunión de París COP21 del año pasado, incluso cuando hay un creciente consenso global que aún queda mucho por hacer para limitar el calentamiento global y el cambio climático. El acuerdo de París establece que las partes no se pueden retirar durante tres años. Y se requiere un período adicional de espera de un año. Queda por ver si el presidente Trump se sentirá limitado por este u otros compromisos internacionales, incluida la OTAN.”

Cultura

Nadine Hubbs es profesora de estudios mujeres y de música y una profesora asociado en la cultura estadounidense. Su investigación se centra en los estudios de género y queer y la cultura estadounidense del siglo 21, así como la clase social en la música popular y clásica. Su último libro, “Rednecks, Queers, y de la música country,” combina perspectivas musicológicas, sociales e históricas sobre cómo la música country americana ayuda a historizar y desafiar las construcciones actuales de la de la clase obrera.

“Hay buena evidencia de que los resultados de esta elección no pueden ser explicados señalando la clase trabajadora blanca, a pesar de que vamos a oír esa historia repetidamente una y otra vez en los próximos días”, dijo. “Lo que sería más útil, pero no es improbable que lo hagamos, es escuchar vistas representativas de la clase trabajadora de individuos de la clase trabajadora.”

Tratamiento de la mujer y punk rock

Karen Fournier, profesora asociada de teoría musical en la Escuela de Música, Teatro y Danza de la U-M, estudia el feminismo y cuestiones relacionadas con las expectativas sociales del comportamiento femenino a través del lente de música punk. “En esta elección las mujeres, no sólo Clinton, pero casi todas las mujeres a las que se hizo referencia en la elección- han sido vilipendiadas por las mismas cosas que las artistas femenina del punk en la primera oleada del género trataron de señalar en sus canciones. Nótese cómo Trump no sólo trató a Clinton durante la campaña incluyendo llamándola “mujer desagradable”, por ejemplo, sino también la forma en que desestimó cualquier mujer que se atrevió a enfrentarse a él describiendolas como “cerdos” o “slobs,” dijo.

“Y, por supuesto, el punto más obvio es que la voz de Clinton se convirtió en una característica importante de la elección. Incluso cuando la capturaron en fotografías de la campaña Trump, su cara estaba a menudo contraída de modo poco atractivo en lo que parecía ser un grito. Esta representación de Clinton como agresiva y, por lo tanto, poco atractiva se refleja en una estética punk que invitó a las mujeres a hacer el tipo de sonidos que fueron por lo general “prohibidos” como una manera de resistir el silenciamiento de su género “.

Contacto: 734-730 -4475, kjfourni@umich.edu

Esta noche sabremos los resultados de una de las elecciones presidenciales más conflictivas en la historia de los Estados Unidos. Una lista completa de expertos, en inglés, está disponible aquí: http://myumi.ch/J72G0

(Aquí comienza la versión orignal publicada el martes 7 de noviembre, previo a las elecciones)

Expertos de la Universidad de Michigan están disponibles para entrevistas con los medios.

Silvia Pedraza, profesora de sociología y cultura estadounidense, puede hablar de inmigración y la cambiante faz del  voto latino. Pedraza habla inglés y español.

Silvia_Pedraza

“La composición demográfica de la población latina de Florida ha cambiado -y también su voto. La pregunta principal ahora es si el registro de latinos en Florida ha aumentado lo suficiente para compensar a los posibles partidarios de Trump.”

Comuníquese la noche de las elecciones en su celular: 305-979-1059, spedraza@umich.edu

John García, profesor emérito, Instituto de Investigación Social y Centro de Estudios Políticos puede analizar la influencia del voto latino en estas elecciones. García habla inglés y español.

“La creciente preferencia latina por Hilary Clinton (de 72-83%) y el mayor sentimiento desfavorable contra Trump (entre 78-88%), les sirvió como motivación para convertirse en un número más fuerte y emitir sus votos para Hilary Clinton. Las indicaciones de alta votación temprana de latinos en los estados cambiantes como Nevada, Florida, Nuevo México y elecciones más competitivas en Arizona y Georgia son signos de la importancia de los latinos en estas elecciones.”

Comuníquese la noche de las elecciones en su celular: 520 270-5538, johngarc@umich.edu

Nicholas Valentino, profesor de estudios de comunicación y ciencias políticas en el Centro de Estudios Políticos, es un experto en raza y política y derecho de voto.

“Muchos estados han introducido nuevas leyes de identificación de votantes en los últimos años. Aunque no hemos sido testigos de muchos casos en que los votantes legales fueran activamente rechazados de las encuestas debido a que carecían de identificación adecuada, siempre hay una posibilidad de que dejar su identificación válida en casa podría causar dolores de cabeza en el lugar de votación.

“Por otro lado, el trabajo de mi estudiante Fabian Neuner indica que estos intentos de restringir la votación a veces son percibidos como una estrategia partidista para reducir la participación en algunas áreas más pobres y no blancas. Estos esfuerzos a menudo se encuentran con la ira, que luego moviliza a los votantes incluso más de lo que de otra manera lo hubieran sido. No nos sorprendería, por lo tanto, si la participación es realmente mayor en muchas áreas donde se han establecido nuevas restricciones electorales “.

Contacto (inglés): 734-647-4302, nvalenti@umich.edu

J. Alex Halderman, profesor de ciencias de la computación e ingeniería y director del Centro de Seguridad Informática y Sociedad, puede discutir vulnerabilidades en el sistema de votación de los Estados Unidos. Se calcula que un 25% de los votantes, incluyendo los de Pensilvania y Georgia, votarán electrónicamente sin un registro auditable de su voto.

“Hay mucho trabajo que tenemos que hacer en este país para asegurarnos de que la infraestructura crítica detrás de nuestra tecnología de votación esté protegida adecuadamente”, dijo Halderman.

Además de cualquier amenaza de los hackers, la falta de un rastro de papel en esos estados podría ser un problema si un candidato disputó los resultados allí, dijo. Halderman ha discutido extensamente la seguridad de la votación en C-SPAN. Ver vídeo (en inglés).

Contacto (inglés): 734-647-1806, jhalderm@eecs.umich.edu

Michael Traugott, profesor emérito de estudios de comunicación y ciencia política y científico investigador del Centro de Estudios Políticos, es una autoridad en comunicación política, opinión pública y encuestas de medios.

Contacto (inglés): 734-763-4702, mtrau@umich.edu