Noticias

Uso de cigarrillos electrónicos por los adolescentes de EE.UU declina por primera vez

13/12/2016

Ann Arbor– Menos adolescentes usaron cigarrillos electrónicos y narguiles en el último año, mostrando un cambio significativo en el rápido aumento observado en años recientes en el uso de estos y otros sistemas de suministro de nicotina entre adolescentes, de acuerdo al estudio nacional “Monitoring the Future” (Observación del Futuro).

Del 2015 al 2016, el porcentaje de adolescentes que usaron estos sistemas en los últimos días disminuyó del 16 al 13 por ciento entre estudiantes de los 12 grado, del 14 al 11 por ciento entre estudiantes de 10 ° grado, y del 8 al 6 por ciento entre los estudiantes de 8º grado. Cada uno de estos descensos fue estadísticamente significativos, especialmente considerando que el uso había incrementado a esos niveles desde casi cero en el 2011.

Vídeo (inglés). Son seguros los cigarrillos electrónicos?

 

El estudio, ahora en su 42º año, incluye encuestas respecto a las tendencias en el consumo de sustancias de 40.000 a 50.000 estudiantes en cerca de 400 escuelas secundarias públicas y privadas de los Estados Unidos.  

La encuesta incluye preguntas sobre el el uso de sistemas electrónicos de suministro de nicotina, dispositivos con baterías que producen un aerosol o vapor que es inhalado por los usuarios. Los vapores vienen en miles de sabores, incluyendo opciones como goma de mascar y crema de chocolate con leche, los cuales son probablemente atractivos para los adolescentes más jóvenes.

“Si es que el vaporizar ha alcanzado su punto máximo entre adolescentes, o sólo ha tomado una pausa es algo que sólo vamos a poder determinar en los próximos años”, dijo Richard Miech, investigador del proyecto. “En el pasado, hemos visto que los nuevos fármacos siguen un patrón en el que el uso se incrementa a un ritmo rápido durante el período de ‘luna de miel’ y luego invierte el curso y declina a medida que se conocen los problemas de estas sustancias.”

Los adolescentes reportaron asociar un daño potencialmente mayor con vaporizar en 2016 respecto al año previo, aunque en general no ven su uso como algo particularmente peligroso.  

Los e-cigarrillos son el dispositivo más común, y 2015 a 2016, el porcentaje de adolescentes que creen que el uso regular de e-cigarrillos representa un riesgo de daño aumentó del 16 al 18 por ciento en el grado 12, del 17 al 19 por ciento en el grado 10, y del 19 al 21 por ciento en el 8vo grado.  

Un daño potencial de los vaporizadores es que pueden conducir a la utilización de los cigarrillos normales. Miech, que ha escrito sobre el tema, señala que un número creciente de estudios demuestran que vaping predice el futuro consumo de cigarrillos, incluso entre adolescentes que tenían poca predisposición a fumar cuando empezaron a utilizar los e-cigs.  

Narguile

El uso de narguile –también conocido en español como ‘cachimba’, ‘shisha’ o pipa de agua– se redujo en el año 2016  entre estudiantes de 12° grado, la primera caída significativa desde que la encuesta comenzó a rastrear su uso en el 2010. Desde 2015 a 2016, su uso en los últimos 12 meses se redujo en más de un tercio, del 20 al 13 por ciento entre los estudiantes de 12 grado. El estudio no sigue su uso entre estudiantes más jóvenes.

    

Un usuario pipa de agua respira a través de una boquilla unida a una manguera de goma con el fin de inhalar el humo de tabaco que pasa a través del agua. El humo del tabaco inhalado por un usuario pipa de agua es tan peligroso como el humo del cigarrillo.

“Usar narguile y vaporizadores son dos productos alternativos a los cigarrillos que se encuentran entre los más utilizados entre los jóvenes de Estados Unidos”, dijo Miech. “La disminución de su uso es importante para que cualquier reducción en el consumo de tabaco entre los adolescentes de Estados Unidos sea una verdadera reducción en el consumo de nicotina, y no sólo un cambio de una forma de consumo de nicotina a otro.”  

Cigarrillos

El hábito de fumar entre los adolescentes de los grados 12, 10 y 8 continuó el declive -ya contado en décadas- y alcanzó los niveles más bajos registrados desde el seguimiento anual que comenzó hace 42 años. De 2015 a 2016, el porcentaje de jóvenes que fumaban en los últimos 30 días se redujo del 11,4 al 10,5 por ciento entre los estudiantes de 12 grado, del 6,3 al 4,9 por ciento entre los estudiantes de 10 ° grado, y de un 3,6 al 2,6 por ciento entre los estudiantes de 8º grado. Los descensos de un año en el grado 10º y 8 fueron estadísticamente significativos.

“Desde el año máximo en 1997, la proporción de estudiantes que actualmente fuma ha disminuido en más de tres cuartas partes -un desarrollo extremadamente importante para la salud y longevidad de esta generación de estadounidenses”, dijo Lloyd Johnston, investigador principal del estudio.

Tal reducción se puede traducir, finalmente, en la prevención de cientos de miles de muertes prematuras, así como muchas enfermedades graves, dijo. Se estima que más de 400.000 estadounidenses por año morirán prematuramente como resultado de fumar cigarrillos.

Los esfuerzos concertados para reducir el tabaquismo entre los jóvenes parecen estar dando sus frutos. Estos han incluido aumento de impuestos sobre los productos del tabaco, restricciones a la publicidad y promoción, limitaciones a donde se permite fumar, campañas publicitarias anti tabaco, programas educativos en las escuelas, eliminación de aromatizante a los cigarrillos (excepto el mentol), y programas para dejar de fumar y productos cada vez más disponibles. Los aumentos en el precio de cigarrillos también han desempeñado un papel importante.  

“A pesar de las mejoras en los números de fumar sólo en este año son importantes, por supuesto, los descensos a más largo plazo lo son mucho más”, dijo Johnston. “Dado que los adolescentes que fuman alcanzaron un máximo alrededor del 1996 a 1997, los niveles de haber fumado en los últimos 30 días han disminuido en casi un 80 por ciento entre los estudiantes de 8º y 10º grado, y en más de un 70 por ciento entre los estudiantes de 12º grado. Además, las disminuciones proporcionales en el consumo diario de tabaco son aún más grandes”.

Una causa importante de estos descensos de tabaquismo en la actualidad es que muchos jóvenes nunca comenzaron a fumar. En 1996, el 49 por ciento de los estudiantes de 8º grado dijeron que habían probado el cigarrillo, pero en 2016 sólo el 10 por ciento lo había hecho, un descenso de casi el 80 por ciento en las últimas dos décadas.

Drogas ilícitas y alcohol

En el 2016, los estudiantes encuestados reportaron descensos en el uso de casi todas las drogas ilícitas, incluyendo el uso de marihuana entre los estudiantes de 8º y de 10º grado, marihuana sintética y éxtasis. El consumo de alcohol, incluyendo consumo excesivo de alcohol, también disminuyó. Estos hallazgos, junto con más resultados en estas y otras sustancias, se presentan este comunicado de prensa: http://espanol.umich.edu/noticias/2016/12/13/uso-de-drogas-ilicitas-alcohol-y-tabaco-entre-adolescentes-continua-descenso/

Los resultados que aquí se resumen se publicarán en enero. El análisis estadístico de los estados no están disponibles.

Las tablas y figuras

Monitoring the Future

Para más información acerca de los avances y descubrimientos en tecnología, medicina, arte y humanidades de la Universidad de Michigan, visita nuestro sitio web espanol.umich.edu o encuentra @UMichES en Twitter o Facebook.

Archivado En:
, , , , , , , , , ,