Noticias

Acciones inmediatas, no debate, son requeridas para proteger infraestructura humana de efectos del cambio climático

18/01/2017

ANN ARBOR– El 2016 fue el año más caluroso del planeta desde que comenzaron los registros en 1880. Tanto la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) y la NASA determinaron que el año pasado se rompió el récord anterior, establecido en 2015.

“El continuo aumento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera representa nuestra deuda con el planeta”, dijo Mark Barteau, director del Instituto de Energía de la Universidad de Michigan y el profesor de energía en la facultad de ingeniería. “El costo de mantenimiento de esa deuda no se mide en dólares, sino en grados. Podemos esperar ver que año tras año, los records históricos de años más cálidos serán rotos hasta que comencemos a pagar esa deuda. La reducción del consumo mundial de combustibles fósiles, al tiempo que cumplimos con la demanda energética para la creciente población de la tierra, es un reto, pero un esencial primer paso”.

Ben van der Pluijm es un profesor de geología en el Departamento de Ciencias de la Tierra y el Ambiente y ex director del Programa de Cambio Global de la U-M.

“Estamos más allá de los debates sobre la futura transición de fuentes de energía y los puntos de inflexión de temperatura. Tenemos que tomar medidas inmediatas para proteger la infraestructura humana”, dijo. “Las ciudades costeras requerirán reubicación de los barrios y las instalaciones; el agua dulce y los suministros de alimentos son desafiados, las zonas del interior tienen que adaptarse a los ciclos de inundación-sequía. Geoingeniería puede ser necesaria para limitar estos efectos del cambio climático. Nuestra discusión debe pasar de las aspiraciones de sostenibilidad a las acciones de la resistencia de la sociedad”.

Andy Hoffman, es profesor de negocios sostenibles en la Escuela de Negocios Ross School of Business y en la Escuela de Recursos Naturales y Medio Ambiente, y sirve como director de educación del Instituto de Sostenibilidad Graham.

“Si bien los datos muestran otro año de temperaturas récord, el debate político sobre esta cuestión probablemente se mantendrá sin cambios”, dijo. “Los que no creen la ciencia no se dejarán llevar por otro informe científico.”

Joe Arvai, profesor de negocios sostenibles en Ross y la Escuela de Recursos Naturales y Medio Ambiente, es director del Instituto Erb para la Empresa Global Sostenible. Su experiencia es en el ámbito de la toma de decisiones, la sostenibilidad corporativa y la triple línea de fondo.

“Para aquellos de nosotros que trabajan en el cambio climático, esta noticia no es una sorpresa”, dijo. “Antes del 2016, 2015, los 16 años más calientes registrados han ocurrido en este nuevo milenio. Como dijo recientemente el presidente Obama, debatir la ciencia detrás de estas observaciones -que los seres humanos son la causa de estos cambios climáticos rápidos y severos- traiciona a nuestros valores así como las generaciones de personas que vendrán después de nosotros.

“Sin embargo, podemos y debemos debatir legítimamente cómo responder al cambio climático. Hay una gran cantidad de opciones sobre la mesa, cada una de las cuales tendrá efectos diferenciales en las personas, la economía y el planeta. Me mantengo optimista en que las personas, independientemente de su afiliación política, pueden trabajar juntas para trazar un curso que ayudará a salvar el planeta y las personas que viven en él”.

Richard Rood, profesor de ciencias del clima y el espacio e ingeniería en la Facultad de Ingeniería, puede discutir las intersecciones de tiempo y el clima, y el clima y la sociedad. Él es un blogger en Weather Underground y enseña una clase sobre la resolución de problemas respecto al cambio climático. Recientemente escribió este artículo sobre la política de cambio climático en la nueva administración del presidente electo Donald Trump:

Take the Long View on Environmental Issues in the Age of Trump

“Lo que ha sido especialmente notable en 2016 son las altas temperaturas del Árticas. Es de esperar que con el enfriamiento del Pacífico tropical de la zona oriental, y al efecto de La Niña, el 2017 no seguirá la racha años récord.”

Los expertos están disponibles para entrevistas con periodistas en inglés. Para asistencia en español, comuníquese con Nardy Baeza Bickel, 734-763-7084, nbbickel@umich.edu

Archivado En:
, , , ,