Noticias

Estudio: Clientes pobres y de minorías reciben peores servicios hipotecarios

13/07/2017

Ann Arbor– Los bancos ofrecen a sus clientes pobres y de minorías peores servicios hipotecarios, y las regulaciones diseñadas para aumentar el acceso a crédito a estos consumidores podrían ser la causa.

Las prácticas de préstamos bancarios a minorías han sido objeto de escrutinio recientemente, destacado por la demanda de la ciudad de Filadelfia en contra de Wells Fargo, que acusa al banco de vender productos de calidad inferior en las zonas de minorías.

Una nueva investigación del profesor Amiyatosh Purnanandam de la Universidad de Michigan, y del alumno de doctorado Taylor Begley, ahora en la Universidad de Washington en St. Louis, sugiere que los clientes de minorías reciben un servicio inferior y posiblemente injusto por parte de los bancos.

Los académicos analizaron datos de la Oficina de Protección Financiera al Consumidor, que recoge las quejas de los consumidores contra los bancos. Examinando el código postal, Purnanandam y Begley encontraron que las quejas sobre hipotecas fueron significativamente mayores en los códigos postales con las tasas más bajas de educación e ingresos. Incluso después de controlar por ingreso y educación, las quejas eran aún más altas en los códigos postales con una población minoritaria significativa.

Por ejemplo, un aumento de una desviación estándar de la población minoritaria de un código postal conduce a un incremento del 16% en sus quejas a la CFPB, mientras que el efecto de los ingresos es del 2% y de la educación del 6%. El efecto también aumenta exponencialmente a medida que la población minoritaria se eleva. Las quejas a la CFPB se consideran significativas porque se refieren a cuestiones que no fueron resueltas entre el banco y el cliente, y porque presentar la queja requiere tiempo y esfuerzo.

Los estudiosos se centraron en las quejas relacionadas con las hipotecas porque son más económicamente significativas y porque ha sido el foco de escrutinio para reguladores e investigadores.

“Este era un efecto penetrante, y lo miramos con mucho cuidado de muchas maneras diferentes”, dijo Purnanandam, profesor de finanzas en la Escuela de Negocios Ross Business School. “No puede ser explicado por los ingresos más bajos y bajas tasas de educación.”

Los autores también descartaron, como razones para la disparidad, las altas tasas de embargo hipotecario, la disminución de valor de las viviendas, y la teoría de que los clientes de bajos ingresos tienen un umbral financiero menor para presentar una queja.

Regulaciones como la Ley de Reinversión en la Comunidad (Community Reinvestment Act) podrían estar conduciendo a los bancos a vender productos con menos énfasis en la calidad o ajustes a los clientes de bajos ingresos y minoritarios.

La CRA fue creada para remediar la desigualdad en el acceso al crédito de bajos ingresos y las zonas de minorías. Los autores dicen que aunque su objetivo importante, la regulación es incompleta ya que sólo se basa en la cantidad, no la calidad, de estos préstamos.

Eso podría crear el incentivo equivocado para los bancos, dijo Begley. Los autores encontraron un efecto adverso de la regulación en la calidad de los productos y servicios hipotecarios en todo el país. Pero este efecto fue sustancialmente más fuerte en los códigos postales minoritarios en los que la CRA se enfocó. Eso sugiere que los bancos podrían estar formulando préstamos inadecuados para los consumidores minoritarios en estos códigos postales para satisfacer los requisitos de cantidad de la regulación.

“Cuando se están escribiendo reglas y políticas se tiende a depender de cosas que son fáciles de medir”, dijo Begley. “La Ley de Reinversión en la Comunidad, aunque bien intencionada, se centra en ciertos indicadores de cantidad para su aplicación. Esos son importantes porque queremos mejorar el acceso a crédito para los prestatarios solventes verdad, pero proporciona una imagen incompleta. También tenemos que estar mirando a la calidad. Con todo, la regulación puede no ser mala, pero hay un costo oculto importante que pensamos debe ser vigilado.”

Debido a que los bancos se manejan de acuerdo a cómo se les mide, los datos sugieren que no han pensado suficientemente en comprender a los clientes de bajos ingresos y mercados minoritarios, según los autores. Como resultado, demasiados clientes en esas áreas terminan con préstamos que no son adecuados.

“No estamos diciendo que los bancos se reúnen y deciden vender a los pobres y minorías productos de mala calidad, pero esas poblaciones están viendo peores resultados y tenemos que averiguar por qué”, dijo Purnanandam. “La moraleja para la política de nuestra investigación es que tenemos que empezar a pensar acerca de las regulaciones basadas en calidad.”

Leer el estudio
Amiyatosh Purnanandam

 

Para más información acerca de los avances y descubrimientos en tecnología, medicina, arte y humanidades de la Universidad de Michigan, visita nuestro sitio web espanol.umich.edu o encuentra @UMichES en Twitter o Facebook.

Archivado En:
, , , , ,