28/07/2017

Grupo de científicos incluye al investigador de Universidad de Michigan oriundo de Perú Rudolf von May

ANN ARBOR– Un grupo de científicos de Estados Unidos, Perú y la República Checa ha descubierto tres especies de ranas en los Andes del Perú, elevando a cinco el número total de nuevas especies de ranas que el grupo ha encontrado en un área remota desde 2012.

Las especies recién descubiertas viven en los bosques montanos y praderas altoandinas del Bosque de Protección Pui Pui, un área natural protegida en Perú, según un artículo publicado el 27 de julio en la revista Zootaxa. Las tres especies miden una pulgada (2,54 cms) o menos de longitud, desde el hocico a la cloaca, dijo Rudolf von May, un investigador postdoctoral en el laboratorio de Dan Rabosky en el Museo de Zoología y en el departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Michigan.  Von May es oriundo de Perú, donde realizó sus estudios de pregrado y comenzó a estudiar anfibios.

“Estos descubrimientos resaltan la necesidad de una mayor exploración científica de este tipo de hábitats andinos”, añadiendo que “aunque el Bosque de Protección Pui Pui fue establecido en 1985, no se había hecho  estudios biológicos en el parque durante casi tres décadasy el potencial para descubrimientos adicionales es enorme.”

Las tres nuevas especies de ranas pertenecen al género Pristimantis, el género más diverso de ranas en los Andes tropicales. Con más de 500 especies, son parte de la familia Craugastoridae, comúnmente conocidas como ranas de reproducción  terrestre o “ranas cutín.”

Aunque la mayoría de las ranas ponen sus huevos en el agua, las ranas de reproducción terrestre utilizan un modo de reproducción especializado llamado desarrollo directo: luego de que la puesta de huevos es depositada fuera del agua, el desarrollo embrionario culmina cuando emergen ranas en miniatura (es decir no hay etapa de renacuajo). Las ranas de reproducción  terrestre forman un grupo diverso que puede explotar una amplia variedad de hábitats, siempre y cuando esos lugares contengan suficiente humedad.

Las ranas de reproducción  terrestre forman parte de  una radiación evolutiva en los Andes en Sudamérica , ya que muchas especies se asemejan entre sí y tienen historias de vida similares. El grupo parece haber experimentado una  radiación adaptativa, la cual se produce cuando un grupo ancestral produce muchas especies descendientes adaptadas a diferentes hábitats y formas de vida.

El estudio publicado en Zootaxa describe tres especies de ranas y presenta evidencia morfológica y filogenética. El primer autor del artículo es Edgar Lehr, de la Universidad Wesleyan de Illinois.

Las nuevas especies llevan el nombre de la reserva , el hábitat del bosque montano que se encuentra allí y un reconocido explorador y naturalista. Son:


Rana cutín  Pui Pui

Pristimantis puipui, conocida desde un único sitio cerca de Laguna Sinchón, que marca el centro aproximado del Bosque Pui Pui a una altura de 12.762 pies sobre el nivel del mar. El nombre de la especie se deriva de las palabras quechua “Pui Pui”, que significa “ojos de agua”, en referencia a los numerosos lagos del del Bosque de Protección Pui Pui. Fotografía de Jiri Moravec.

Pristimantis puipui, conocida desde un único sitio cerca de Laguna Sinchón, que marca el centro aproximado del Bosque Pui Pui a una altura de 12.762 pies sobre el nivel del mar. El nombre de la especie se deriva de las palabras quechua “Pui Pui”, que significa “ojos de agua”, en referencia a los numerosos lagos del del Bosque de Protección Pui Pui.
Fotografía de Jiri Moravec.

 

Rana cutín de montaña

Pristimantis bounides, conocidas a partir de dos sitios a alturas de 10.991 pies y 11.362 pies. El nombre de la especie “bounides” se deriva del sustantivo griego “bounos”, que significa “habitante de las colinas” y se refiere al hábitat de los bosques montanos donde se encontró esta rana. Foto de Rudolf von May.

Pristimantis bounides, conocidas a partir de dos sitios a alturas de 10.991 pies y 11.362 pies. El nombre de la especie “bounides” se deriva del sustantivo griego “bounos”, que significa “habitante de las colinas” y se refiere al hábitat de los bosques montanos donde se encontró esta rana. Foto de Rudolf von May.

Rana cutín  de Humboldt

Pristimantis humboldti, encontrada en un solo sitio a 10.886 pies. El nombre de la especie es dedicado al  naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt, que viajó al Nuevo Mundo entre 1799 y 1804 y cuyas ideas cambiaron nuestra comprensión del mundo. Foto de Rudolf von May.

Pristimantis humboldti, encontrada en un solo sitio a 10.886 pies. El nombre de la especie es dedicado al  naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt, que viajó al Nuevo Mundo entre 1799 y 1804 y cuyas ideas cambiaron nuestra comprensión del mundo. Fotografía de Rudolf von May.

A principios de este año, Lehr, von May y sus colegas describieron otras dos especies nuevas de ranas del Perú, Pristimantis ashaninka y Pristimantis attenboroughi. La primera especie fue nombrada en honor a los Ashaninka, un grupo de indígenas de la Amazonía peruana y brasileña, algunos de los cuales viven cerca de Pui Pui. La segunda especie fue nombrada en honor al naturalista y narrador  de la BBC David Attenborough.

Los científicos tienen previsto  describir cinco especies adicionales, tres de ranas y dos de lagartijas.

El Bosque de Protección Pui Pui cubre 60.000 hectáreas e incluye docenas de lagos y arroyos  que alimentan varios ríos de la cuenca alta del río Amazonas. Alrededor del 70% del área está cubierta por pastizales altoandinos y alrededor del 30% es bosque nuboso.

“Nuestros hallazgos sugieren que la Protección Pui Pui acoge a comunidades biológicas únicas que incluyen especies que no se encuentran en ninguna otra parte”, dijo Lehr. “Una de las razones es que el área tiene un gradiente topográfica que incluye una amplia gama de hábitats y microclimas locales que contribuyen a la alta diversidad de especies de anfibios.”

Von May y Lehr discutieron por primera vez la posibilidad de explorar  Pui Pui en 2003. A principios de 2012, Lehr recibió fondos de la National Geographic Society para inspeccionar la zona, y se llevaron a cabo las primeras expediciones ese año.

En viajes posteriores se unieron al equipo dos herpetólogos, Jiri Moravec del Museo Nacional de Historia en Praga, República Checa, y Juan Carlos Cusi del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima, Perú.

En total, el equipo pasó casi tres meses en el  campo entre 2012 y 2014, en una región donde las montañas que sobrepasan los 13.000 pies son comunes. “Nuestro equipo ha trabajado con guías y guardaparques locales”, dijo von May. “Los  materiales de trabajo equipos y alimentos utilizados en las expediciones fueron transportados  por caballos y mulas.”

La mayoría de las ranas fueron descubiertas buscando a través del musgo y pastos, debajo de las piedras, pequeños arbustos y otra vegetación. En algunos casos, los investigadores encontraron ranas después de escuchar a los machos cantando durante lluvias ligeras en la tarde o noche.

Dado que las especies de ranas recién descubiertas viven en el Bosque de Protección Pui Pui, gran parte de su hábitat está protegido formalmente. Sin embargo, los anfibios en todo el mundo se enfrentan a varias  amenazas, incluyendo la pérdida de hábitat, cambio climático y el hongo quítrido, que afecta la piel de los animales — y los anfibios andinos no son una excepción.

En los Andes del Perú, la pérdida de hábitat es actualmente la principal amenaza. De especial preocupación son la tala de bosques e incendios usados para expandir los cultivos agrícolas y zonas de pastoreo para el ganado.  

A nivel mundial, el número de especies conocidas de anfibios sigue aumentando debido a los nuevos descubrimientos y ahora se sitúa en cerca de 7.700.

El estudio del Bosque de Protección Pui Pui recibió apoyo financiero de la National Geographic Society y la Fundación Nacional de Ciencia. Permisos de investigación y apoyo logístico fueron proporcionados por el  Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR)  y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas  por el Estado (SERNANP).

Relacionados:
http://espanol.umich.edu/noticias/2017/04/11/estudio-cambio-climatico-pone-a-ranas-tropicales-de-tierras-bajas-en-mayor-riesgo/

Archivado En:
, , ,