Español

La canela ayudaría a quemar células de grasa

La canela ayudaría a quemar células de grasa

ANN ARBOR– Una aromática y deliciosa especia, utilizada alrededor del mundo, podría ser utilizada en la lucha contra la obesidad de acuerdo a una nueva investigación del Instituto de Ciencias de la Vida de la Universidad de Michigan.

Los científicos habían observado previamente que el cinamaldehído, un compuesto orgánico responsable del sabor y del olor característico de la canela, parece proteger a los ratones contra la obesidad y la hiperglucemia. Sin embargo, hasta ahora no se conocían bien los mecanismos detrás de este fenómeno.

Los investigadores en el laboratorio de Jun Wu, profesor asistente de investigación en el instituto, querían entender mejor la acción del cinamaldehído y determinar si podría actuar en seres humanos.

“Los científicos han descubierto que este compuesto afecta el metabolismo”, dijo Wu, quien también es profesor asistente de fisiología molecular e integrativa en la Escuela de Medicina de la UM. “Así que quisimos averiguar cómo, qué vía podría estar implicada, cómo se vería en ratones y cómo se vería en células humanas.”

Los resultados, publicados en la edición de diciembre de la revista Metabolism, indicaron que cinamaldehído mejora la salud metabólica al actuar directamente sobre las células grasas, o adipocitos, induciéndolos a comenzar a quemar energía a través de un proceso llamado termogénesis.

Wu y sus colegas probaron adipocitos humanos de voluntarios que representan una gama de edades, etnias e índices de masa corporal. Cuando las células se trataron con cinamaldehído, los investigadores notaron incremento en la expresión de varios genes y enzimas que mejoran el metabolismo lipídico. También observaron un aumento de la Ucp1  y  Fgf21, que son importantes proteínas reguladoras metabólicas implicadas en la termogénesis.

Los adipocitos normalmente almacenan la energía en forma de lípidos. Este almacenamiento a largo plazo era beneficioso para nuestros lejanos antepasados que tenían mucho menos acceso a alimentos ricos en grasa y por lo tanto una mayor necesidad de almacenar grasa. Esa grasa podía ser utilizada por el cuerpo en tiempos de escasez o en temperaturas frías, que inducen a los adipocitos a convertir la energía almacenada en calor.

“Sólo ha sucedido relativamente recientemente que el excedente de energía se ha convertido en un problema”, dijo Wu. “A lo largo de la evolución, lo opuesto -deficiencia de energía- ha sido el problema. Así que cualquier proceso que consuma mucha energía por lo general se apaga el momento en que el cuerpo no lo necesita.”

Con la creciente epidemia de obesidad, los investigadores como Wu han estado buscando maneras de incitar a las células de grasa para activar la termogénesis, prendiendo los procesos de quema de grasa.

Wu cree que cinamaldehído puede ofrecer uno de esos métodos de activación. Y debido a que ya se utiliza ampliamente en la industria alimentaria, que podría ser más fácil convencer a los pacientes a seguir un tratamiento a base de canela que a un régimen de medicamentos tradicionales.

“La canela ha sido parte de nuestra dieta desde hace miles de años, y la gente en general, disfruta de ella”, dijo Wu. “Así que si puede ayudar a proteger contra la obesidad, también, puede ofrecer un enfoque a la salud metabólica que es más fácil a la cual los pacientes a que se adhieran”.

Ahora, antes de que alguien comience poner toneladas de canela extra en su ponche de huevo con la esperanza de mantener su peso durante las fiestas de fin de año, Wu advirtió que se necesitan más estudios para determinar la mejor manera de aprovechar los beneficios metabólicos del cinamaldehído sin causar efectos secundarios adversos.

La investigación fue apoyada por el Human Frontier Science Program, la Fundación Edward Mallinckrodt Jr. Foundation, los Institutos Nacionales de Salud y la Asociación Americana del Corazón.

Otros autores del estudio incluyeron Juan Jiang, Margo Emont, Heejin Jun, Xiaona Qiao, Jiling Liao y Dong-il Kim, todos de la U-M.

El estudio se titula “Cinnamaldehyde induces fat cell-autonomous thermogenesis and metabolic reprogramming,” DOI: 10.1016/j.metabol.2017.08.006.

Extracto del estudio