Noticias

Iniciativa para fortalecer restauración de los Grandes Lagos y promover investigación y educación

en Inglés

 

 

30 Octubre 2012

La UM inicia un esfuerzo de 9 millones de dólares para fortalecer la restauración de los Grandes Lagos al tiempo que promueve la investigación y la educación

 

ANN ARBOR, Michigan.—Un nuevo centro de la Universidad de Michigan, con un costo de 9 millones de dólares, para la investigación y educación sobre los Grandes Lagos orientará los esfuerzos para la protección y restauración del grupo más grande de lagos de agua dulce en el mundo reduciendo la contaminación tóxica, combatiendo las especies invasoras, protegiendo el hábitat de vida silvestre y promoviendo la salud costera.

Con una donación de 4,5 millones de dólares en tres años de la Fundación de la Familia Fred A. y Barbara M. Erb, el nuevo Centro del Agua de la Universidad de Michigan proporcionará un sólido marco científico para una restauración más eficaz y eficiente de los Grandes Lagos.

Los científicos de la UM y sus socios en toda la región usarán la investigación y la colaboración en el terreno para informar los proyectos de restauración de los Grandes Lagos. La iniciativa la anunció hoy la presidente de la UM, Mary Sue Coleman, quien dijo que la universidad añadirá 4,5 millones de dólares al proyecto durante tres años.

“Como universidad tenemos que asumir la titularidad y la responsabilidad por los problemas de sustentabilidad que nos afectan, en nuestra propia región y donde nuestra experiencia puede tener un impacto enorme”, dijo Coleman. “Quiero agradecer a la Fundación de la Familia Erb por su apoyo a nuestro trabajo y, más importante, porque sigue empujándonos para que hagamos más”.

Durante sus primeros tres años el centro se enfocará en la identificación y cobertura de las brechas críticas en materia científica, en las cuatro áreas de atención de la Iniciativa federal de Restauración de los Grandes Lagos (GLRI por su sigla en inglés): la remoción de la contaminación tóxica y la restauración de las regiones de degradación ambiental conocidas como áreas de preocupación; el combate contra las especies invasoras; la protección y restauración de la fauna y flora silvestre y sus hábitat, y la limpieza de las aguas cercanas a la costa de los afluyentes contaminados.

Numerosas amenazas continuas para la salud de los lagos motivaron el establecimiento, por parte de la administración del presidente Barack Obama, de la GLRI, la mayor fuente única de financiación jamás enfocada en los Grandes Lagos. Administrada por la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. la GLRI ha gastado la cifra sin precedentes de 1.000 millones de dólares en proyectos de restauración de los Grandes Lagos en sus primeros tres años.

El nuevo Centro del Agua de la UM encabezará los esfuerzos académicos regionales para guiar el desarrollo de la próxima fase de la GLRI. El centro cooperará  con grupos dedicados a la conservación, con quienes son responsables por las políticas, con grupos sin fines de lucro e investigadores en todos los Estados ribereños de los Grandes Lagos y en Canadá.

“Nuestra fundación se complace en proporcionar a la UM esta donación que ayudará en la identificación y la cobertura de las brechas críticas del conocimiento, y ayudará en el desarrollo de un marco científico para la restauración de los Grandes Latos,”, dijo John Erb, presidente de la Fundación de la Familia Erb. “Los lagos son un ecosistema único y precioso que debemos preservar para beneficio de las generaciones presente y futuras”. Esta colaboración regional e internacional es esencial en esta etapa crítica de nuestro manejo de los Grandes Lagos”.

La Fundación de la Familia Erb espera que los esfuerzos durante los primeros tres años de financiación del Centro del Agua de la UM conduzcan a:

Una integración más eficaz y potente del aporte científico para la restauración y protección de los Grandes Lagos y de la evaluación de esos esfuerzos

Una GLRI más fuerte que integre plenamente la ciencia en sustento de las acciones de gestión y las decisiones de política, la evaluación de los resultados ambientales, y el realce de los futuros actuales y futuros de la GLRI

Esfuerzos de restauración más eficaces sobre la base de una comprensión más profunda de los impactos acumulativos potenciales de los proyectos financiados actualmente por la GLRI y la evaluación de las brechas de ciencia y gestión que persistan

Enfoques más eficientes y eficaces para la restauración de la cuenta de los Grandes Lagos y más allá

El Centro del Agua de la UM lo administrará el Instituto Graham de Sustentabilidad e involucrará a docentes y esudiantes de toda la universidad, incluidos el Instituto Cooperativo para Limnología e Investigación Ecolóica (CILER); el Fondo Michigan Sea Grant; la Escuela de Recursos Naturales y Ambiente; el Departamento de Ecología y Biología Evolucionaria; el Departamento de Ciencias Atmosféricas, Oceánicas y Espaciales; el Colegio de Ingeniería; la Escuela de Salud Pública, y la Escuela Ford de Política Pública.

El Centro trabajará dentro de un enfoque plenamente colaborativo que incluirá la convocatoria regular de los líderes científicos, de políticas, gerentes de recursos y otros sectores de interés de la regiuón con la meta de fortalecer el diálogo y la colaboración regional. “Éste es un esfuerzo muy necesario para comprometer a la comunidad académica más amplia, y estamos muy complacidos de asociarnos en la construcción de una base científica más firme para la restauración de los Grandes Lagos”, dijo Val Klump, decano asociado de investigación en la Escuela de Ciencias de Aguas Dulces en la Universidad de Wisconsin en Milwaukee.

Como un primer paso en el establecimiento de la misión del nuevo Centro, el Instituto Graham de Sustentabilidad convocó recientemente a un grupo de más de veinte directores de centros e institutos académicos estadounidenses y canadienses enfocados en los Grandes Lagos para la discusión y el desarrollo de recomendaciones científicas para la fase siguiente de la GLRI. El grupo concluyó que el conocimiento científico sólido debe ser parte integral de los proyectos de restauración.

“Después de la reunión el grupo desarrolló y ha presentado a la Agencia de Protección Ambiental una estrategia científica y un plan de ejecución para su consideración para la próxima fase de la GLRI”, dijo el profesor Allen Burton, quien será director del nuevo Centro además de dirigir CILER. “Nuestro plan científico enfatiza que necesitamos determinar cuáles son las regiones que enfrentan la amenaza mayor, tenemos que identificar los factores más responsables por el impacto negativo sobre la salud ambiental, y hemos de evaluar la eficacia de los esfuerzos de restauración a lo lago del tiempo”.

Para asegurar una participación amplia de los aportes y la información en toda la comunidad de los Grandes Lagos, el Centro formará un grupo asesor compuesto de comunidades científicas, de política y de prácticas que representen al público (gobiernos federal, estatales, tribales y locales),

Al sector privado (industrias y/o asociaciones industriales relevantes, grupos y organizaciones académicas, ambientales, no gubernamentales y otras organizaciones ciudadanas interesadas. El grupo asesor proporcionará un aporte que ayude a guiar los futuros proyectos de investigación emprendidos por el Centro del Agua de la UM, y asegurará las comunicaciones más amplias en toda la cuenca de los Grandes Lagos.

La Fundación de la Familia Fred A. y Barbara M. Erb se estableció  en 2007 para institucionalizar y perpetuar la filantropía de la familia. La misión de la fundación es nutrir comunidades ambientalmente sanas y culturalmente vibrantes en el área metropolitana de Detroit, y sustentar las iniciativas de restauración de la cuenca de los Grandes Lagos. La fundación se enfoca particularmente en el mejoramiento de la calidad del agua, especialmente en los acuíferos que impactan el área metropolitana de Detroit y Bayfield, en Ontario; la promoción de la salud y la justicia ambiental, y el sustento para las artes como medios para la revitalización de la región metropolitana de Detroit.

La donación para el Centro del Agua de la UM es la tercera de la Fundación Erb para la Universidad de Michigan. En 2009 la fundación concedió 500.000 dólares para un equipo investigador encabezado por la UM en un proyecto conocido como la Evaluación y Cartografía Ambiental de los Grandes Lagos, o GLEAM, a fin de analizar y cartografiar integralmente las varias amenazas para los Grandes Lagos. El año pasado la fundación concedió 200.000 dólares, en una donación con contraparte, para financiar a estudiantes de tercer año en el Instituto Erb para la Empresa Global Sustentable de la UM.

 

 

Contacto (inglés):
Jim Erickson
Teléfono: (734) 647-1842