Noticias

Niños con alergia a los huevos pueden recibir la vacuna contra la gripe

en Inglés

22 Enero 2013

Los niños con alergia a los huevos pueden recibir la vacuna contra la gripe, según un estudio de la UM

ANN ARBOR, Michigan.— Los niños alérgicos a los huevos, incluidos aquellos con un historial de anafilaxis a los huevos, pueden recibir sin problemas una dosis única de la vacuna estacional contra la gripe, según un nuevo estudio de la Universidad de Michigan.

Históricamente los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés) han recomendado que no se administre la vacuna estacional de la gripe a los niños que son alérgicos a los huevos. La investigación reciente conducida en la Universidad de Michigan y otras partes ayudó a modificar esta recomendación en 2011 de manera que la advertencia de cautela se justifica sólo en aquellos casos con una grave alergia a los huevos.

El nuevo estudio, publicado en la revista Annals of Allegry, Asthma and Immunology¸ trae buenas noticias para los niños que han tenido alergia grave a los huevos, dada la prevalencia de la gripe este año. En el estudio, ninguno de los niños con alergias graves a los huevos desarrolló una reacción alérgica después de haber recibido la vacuna, dijo Matthew Greenhawt, autor principal del estudio y profesor asistente de alergia e inmunología en el Hospital C.S. Mott de Niños de la Universidad de Michigan.

“La vacuna contra la gripe se cultiva en huevos de gallina embrionados y contiene cantidades residuales de ovalbumina, un importante alérgeno de los huevos. Esto ha causado, históricamente la preocupación acerca de la conveniencia de administrar la vacuna a los niños con alergia a los huevos”, indicó Greenhawt. “Pero este estudio muestra que esos niños, todos los cuales habían tenido una anafilaxis o reacción alérgica grave a los huevos, pueden tolerar la vacuna. Esto es importante porque sabemos que es crucial que los niños reciban la vacuna para evitar la gripe, especialmente este año cuando hemos visto tal incremento en el número y la gravedad de los casos. Los beneficios superan a los peligros”.

La gripe tipo A es responsable cada año por la hospitalización de unos 21.156 niños menores de cinco años de edad. Los CDC informan que la actividad de la gripe es ahora alta y se ha extendido ampliamente en el país. En la semana del 6 de enero treinta Estados y la Ciudad de Nueva York daban cuenta de elevada actividad. Para el 12 de enero el número total de muertes pediátricas relacionadas con la gripe era de 29 en la estación del 2012-13. Al menos uno de cada tres niños con alergia a los huevos padece asma, y este grupo es particularmente susceptible a la gripe.

El Colegio Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología anunció este mes que la administración de la vacuna contra la gripe es inocua aún en los niños con una historia de reacción alérgica grave a los huevos. En su recomendación el Colegio citó el estudio de la UM.

La alergia a los huevos es una de las alergias de alimentos más comunes en los niños, pero para cuando llegan a los 16 años de edad casi el 70 por ciento de ellos ha superado la alergia.

El estudio mostró  que una dosis sola es segura, dijo Greenhawt, lo cual hace innecesario que se administre la dosis en dos etapas, una de las técnicas usadas en el pasado para minimizar el riesgo de las reacciones alérgicas. El investigador añadió que las pruebas cutáneas de la vacuna, otra técnica usada en el pasado para minimizar ese riesgo, son también innecesarias según lo demostró un estudio de la UM en 2009. Tales precauciones pueden haber sido, en el pasado, barreras para la vacunación.

Greenhawt dice que la única precaución necesaria es la observación de los niños alérgicos a los huevos por unos treinta minutos después de la vacuna en cualquier contexto médico, incluidos los consultorios de los médicos de atención primaria, donde la reacción alérgica puede reconocerse y tratarse, si es que ocurriera.

“Dado que la prevalencia de la alergia a los huevos es de aproximadamente el 2 % de los niños, sabemos que hay un número significativo de niños que no reciben la vacuna contra la gripe. Este estudio podría tranquilizar a los padres y madres y, esperemos, ayudará a que más niños eviten la gripe”, añadió.

El estudio se llevó  a cabo desde octubre de 2010 a marzo de 2012 en siete instituciones, incluida la Universidad de Michigan.