Noticias

La UM abre un portal interactivo que celebra el rico legado de la universidad

en Inglés

en Portugués

28 Enero 2013

El portal recorre la historia y aspectos hasta ahora desconocidos  de personajes notables que estudiaron en la Universidad de Michigan como el héroe Raúl Wallenberg y muestra con fotografías y documentación antigua distintas épocas de la historia y como respondió una de las mayores instituciones públicas de educación de Estados Unidos

ANN ARBOR, Michigan.— La Universidda de Michigan, UM ha abierto un portal intercactivo (http://heritage.umich.edu)  lleno de historias, fotografías y otros contenidos para compartir la rica historia de la universidad que celebrará su bicentenario en el año 2017.

Lisa Rudgers, vice presidente para comunicaciones globales e iniciativas estratégicas, dijo que el portal Proyecto Legado de la UM “enfatiza el liderazgo y la innovación de la universidad como, asimismo, el papel de la mente y el intelecto. Estamos presentando a la comunidad algunas personas especiales de la universidad que quizá no conozcan, o que conocen muy poco”.

A los visitantes del portal Heritage les saludan imágenes en diapositivas. Se muestra una historia a lo largo del tiempo y cinco temas: una universidad pública, docentes y estudiantes, exploraciones, el mundo de los estudiantes, y el crecimiento del campus.

La historia de Ruth Bacon Buchanan, una recepcionista en el Museo de Historia Natural, se cuenta entre las historia presentadas. Durante la Segunda Guerra Mundial la “Tía Ruth” Buchanan escribió cartas a los ex estudiantes y a otras personas vinculadas con la UM que estaban en el frente de batalla.

“Mantuvo correspondencia con más de 2.200 hombres y mujeres, escribió casi 18.000 cartas y envió más de 21.000 tarjetas postales, para los cumpleaños, los Día del Enamorado, y las fiestas. Es asombroso”, dijo Kim Clarke, directora de comunicaciones ejecutivas y directora del proyecto para el portal.

Otra historia enfoca a Raoul Wallenberg, el diplomático sueco que salvó a miles de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Pero la historia se refiere al tiempo que pasó Wallenberg como estudiante de arquitectura en la UM.

Nacido en una familia rica y privilegiada, en Ann Arbor “Rudy” Wallenberg vivió en casas de alquiler modestas, a veces estuvo estresado por los exámenes y recorrió Estados Unidos pidiendo aventones durante una aventura veraniega.

Las fotos y otras imágenes —algunas de ellas nunca antes exhibidas en público— son un elemento clave de la presentación de historias. La Tía Ruth aparece como una mujer placentera y acicalada, sentada ante un escritorio. Wallenberg, alto y delgado, posa para una foto en el norte del Estado de Nueva York. Martin Luther King aparece hablando ante la multitud en el Auditorio Hill detrás del podio histórico donado por la clase de 1913.

“Somos grandes creyentes en el relato tradicional de historias, pero el contar historias se fortalece cuando pueden verse imágenes de las personas y los lugares”, dijo James Tobin, una autoridad en la historia de la UM y consultor del proyecto.

Los temas de las historias van desde lo inquietante a lo triunfante. Los docentes de medicina del siglo XIX a veces cruzaron las normas de buenos modales de la sociedad en su procura de cadáveres para los estudios de anatomía, tal como lo recuerda la historia titulada “Un negocio horrible”.

“Muy temprano determinamos que no íbamos a ocultar algunos de los aspectos más conflictivos de nuestra historia dado que esos son los capítulos que, a menudo, condujeron a reformas importantes, aquí y en otras partes”, dijo Rudgers.

Clarke dijo que los recursos de la Biblioteca Histórica Bentley de la UM son una fuente clave para el portal. La investigación de Kaitlyn DelBene, una estudiante de último año de Shelby Township, que estudia italiano e inglés, ha sido parte integral del contenido, añadió.

El portal Heritage se abre con diez historias. Se planifica añadir narraciones cada año hasta la celebración del bicentenario en 2017.

El portal está diseñado específicamente para las tabletas, pero también se adapta a las computadoras portátiles y las de escritorio y los artefactos de mano. El proyecto tiene el apoyo de la Oficina de la Presidencia, la Oficina de la Vice Presidencia para Comunicaciones Globales y la Biblioteca Histórica Bentley.