Noticias

Generación X se conectan por Internet tan a menudo como lo hacen en persona

en Inglés

en Portugués

31 enero 2013

 

 

 

ANN ARBOR, Michigan.— Los adultos jóvenes de la Generación X son tan propensos a conectarse con sus amigos, familiares y compañeros de trabajo por vía de Internet como lo hacen en persona, según un estudio de la Universidad de Michigan.

En un mes típico, los adultos de esta generación (Nacidos entre 1960-80) dicen que se involucran en alrededor de 75 contactos o conversaciones cara a cara, comparado con unos 74 contactos electrónicos por medio de correos digitales o medios sociales.

“Dada la velocidad de las tecnologías emergentes es probable que los contactos electrónicos sigan aumentando en los años venideros y que, eventualmente, excedan a las interacciones cara a cara”, dijo Jon D. Millar, autor de la edición más reciente del informe The Generation X Report.

“Pero los adultos jóvenes en la Generación X mantienen, actualmente, un equilibrio saludable entre los contactos personales y los que se hacen por las redes sociales electrónicas”, añadió.

Millar dirige el Estudio Longitudinal de la Juventud Estadounidense (LSAY por su sigla en inglés) en el Instituto de Investigación Social (ISR) de la UM. El estudio ha sido financiado por la Fundación Nacional de Ciencia desde 1986 y el informe actual incluye las respuestas de 3.027 miembros de la Generación X entrevistados en 2011.

Según Millar el estudio de las redes sociales de la Generación X es importante porque esas redes, descritas a veces como “capital social”, son un componente vital de la calidad de la vida.

“El tamaño y la composición de las redes personales es, a la vez, un reflejo de ventaja acumulativa a lo largo de años y décadas, y un indicador de los recursos disponibles para salir adelante y para lidiar con los problemas u obstáculos que puedan surgir”, dijo Millar.

Además de encontrar una paridad aproximada entre las redes personales y electrónicas, Millar halló que los adultos jóvenes que han completado licenciaturas o grados avanzados tienen a tener redes sociales más extensas. Asimismo encontró que los participantes en la encuesta que no han completado la escuela secundaria se apoyan más en las redes personales tradicionales y menos en las redes sociales electrónicas.

Algo que sorprendió un poco es que los hombres dan cuenta de más contactos personales que las mujeres en el curso de un mes típico, 86 comparado con 65. Esta diferencia refleja el número mayor de horas que los hombres dicen que pasan en el trabajo, según Millar. Las mujeres jóvenes, por otra parte, resultaron un poco más propensas a visitar a sus amigos y familiares, a concurrir a reuniones en la comunidad y a hacer trabajo voluntario.

En términos generales en el curso de un mes típico los participantes indicaron que habían tenido visitas con familiares y amistades ocho veces, se habían reunido o habían tenido conversaciones personales con sus compañeros de trabajo casi 60 veces, habían asistido a reuniones de grupos sociales o comunitarios cuatro veces, y se habían involucrado en unas tres horas de trabajo voluntario.

En cuanto a las redes electrónicas, las mujeres resultaron un poco más activas, con el inicio de 76 contactos comparado con 71 para los hombres. En general, en el curso de un mes típico, los participantes dijeron que habían enviado 39 mensajes electrónicos no relacionados con el trabajo, habían usado Facebook casi 23 veces, habían usado Twitter cuatro veces, Skype una vez y habían enviado fotos digitales siete veces.

“Ésta es la primera generación de estadounidenses que llega a la edad adulta en el comienzo de la Era Electrónica”, dijo Millar. “Por ello es comprensible que muestren una mezcla sustancial de contactos en redes tradicionales y redes electrónicas a medida que acumulan y mantienen el capital social que les ayudará a seguir adelante en sus vidas”.