Noticias

Un viejo medicamento puede señalar la senda hacia nuevos tratamientos de la diabetes y la obesidad

en Inglés

en Portugués


11 Febrero 2013 


 

ANN ARBOR, Michigan— Los investigadores en el Instituto de Ciencias de la Vida, en la Universidad de Michigan, han encontrado que Amlexanox, un medicamento ya sin patente que se receta actualmente para el tratamiento del asma y otros usos, también revierte la obesidad, la diabetes y el hígado grasoso en los ratones.

Las conclusiones obtenidas en el laboratorio de Alan Saltiel, el Director Mary Sue Coleman del Instituto de Ciencias de la Vida (LSI por su sigla en inglés), se publicaro en la edición de Internet de la revisa Nature Medicine.

“Una de las razones por las cuales las dietas son tan ineficaces para la obtención de la pérdida de peso en algunas personas es que sus organismos se ajustan a la reducción de calorías disminuyendo el metabolismo, de forma que ‘defienden’ el peso del cuerpo”, dijo Saltiel. “El Amlexanox parece manipular la respuesta metabólica al almacenamiento excesivo de calorías en los ratones”.

Actualmente se recetan diferentes formulaciones de Amlexanox para el tratamiento del asma en Japón y de las llagas abiertas en Estados Unidos. Saltiel ha formado un equipo con especialistas en pruebas clínicas en la UM para probar si el Amlexanox será útil en el tratamiento de la obesidad y la diabetes en humanos. También trabaja con químicos médicos en la UM en el desarrollo de un nuevo compuesto sobre la base del medicamento y que optimice su fórmula.

El estudio parece confirmar y extender la noción de que los genes IKKE y TBK1 desempeñan un papel crucial en el mantenimiento del equilibrio metabólico, un descubrimiento publicado por el laboratorio de Saltiel en la revista Cell en 2009.

“El Amlexanox aparentemente funciona en los ratones inhibiendo dos genes, el IKKE y el TBK1, que nosotros creemos que untos actúan como una especie de freno del metabolismo”, dijo Saltiel. “Al solar el freno el amlexanox parece liberar al sistema metabólico para que queme mes, y posiblemente almacene menos, energía”.

Mediante un análisis clínico de alta productividad en el Centro de Genómica Química del LSI para la búsqueda de compuestos que inhiban IKKE y TBK1, los investigadores se toparon con un medicamento aprobado y ya sin patente: Amlexanox. Luego demostraron que Amlexanox tiene efectos profundamente benéficos en ratones obesos tanto por razones genéticas como por inducción con la dieta. El compuesto redujo el peso en los ratones obesos y revirtió los problemas metabólicos relacionados tales como la diabetes y el hígado grasoso.

“Estos estudios nos indican que, al menos en los ratones, la senda de IKKE/TBK1 desempeña un papel importante en la defensa del peso corporal mediante el incremento del almacenamiento y la disminución de la quema de calorías, y que al inhibir esa senda con un compuesto podemos incrementar el metabolismo e inducir la pérdida de peso, revertir la diabetes y reducir el hígado grasoso”, dijo Saltiel.

El medicamento ha estado en el mercado en Japón por más de veinticinco años.

Pero los investigadores no saben todavía si los humanos responden a la misma senda, o si el descubrimiento de la eficacia del Amlexanox en los ratones puede conducir a un compuesto que sea seguro y eficaz en el tratamiento de la obesidad y la diabetes en los humanos.

“Vamos a trabajar duro en esto”, dijo Saltiel.

La búsqueda emprendida por Saltiel de un compuesto que afecte la senda IKKE/TBK1 ha tenido el apoyo de la Asociación para la Innovación del Instituto de Ciencias de la Vida, que provee fondos filantrópicos y mentoría empresarial que ayuden a que la investigación prometedora avance hacia la comercialización.

La investigación también tuvo el apoyo de los Institutos Nacionales de la Salud, el Centro de Investigación y Capacitación sobre Diabetes de Michigan, el Instituto michican de Investigación Clínica y de la Salud, y el Centro Nathan Shock en Biología Básica del Envejecimiento.

Otros autores incluyen a Shannon M. Reilly, Shian-Huey Chiang, Stuart J. Decker, Louise Chang, Martha J. Larsen, John R. Rubin, Nicole M. White e Irit Hochberg del Instituto de Ciencias de la Vida; Maeran Uhm y Jonathan Mowers de los Departamentos de Medicina Interna y de Fisiología Molecular e Integrativa, del Instituto de Ciencias de la Vida en la Universidad de Michigan; Michael Downes, Ruth Yu y Ronald M. Evansdel Instituto Salk de Ciencias Biológicas; Christopher Liddle de la Unidad Storr de Hígado en el Instituto Westmead Millennium Institute y la Universidad de Sydney en Australia; y Dayoung Oh,  Pingping Li y Jerrold M. Olefsky del Departamento de Medicina de la Universidad de California, San Diego.
Saltiel es el Director Mary Sue Coleman del Instituto de Ciencias de la Vida donde está ubicado su laboratorio y donde se conduce toda su investigación. Saltiel es también Profesor Colegiado John Jacob Abel en el Instituto de Ciencias de la Vida y profesor de medicina interna y de fisiología molecular e integrativa en la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan.

 

Contacto (inglés):
Jim Erickson
Teléfono: (734) 647-1842