Noticias

Las explicaciones principales del resurgimiento de la tos ferina no superan el escrutinio

en Inglés

20 Mayo 2013

 

 

 

 ANN ARBOR, Michigan.— La tos ferina, conocida también como tos convulsa o coqueluche, se ha propagado en décadas recientes en Estados Unidos y otros países desarrollados, y muchos expertos sospechan que este resurgimiento alarmante se debe a las vacunas infantiles ineficaces.

 

 

Algunos dicen que los efectos de la vacuna desaparecen más rápido que lo esperado por las autoridades de salud pública. Otros sugieren que la vacuna protege contra la enfermedad pero no impide la transmisión de la enfermedad bacterial, conocida también como pertussis.

 

 

 

Pero un equipo encabezado por investigadores de la Universidad de Michigan ha llegado a la conclusión de que ninguno de esos mecanismos propuestos como explicación del resurgimiento de pertussis se sustenta en la mejor evidencia disponible. En un estudio que revisó treinta años de datos de Tailandia los investigadores encontraron que las vacunas proporcionan una protección prolongada, quizá de por vida, contra la enfermedad y, además, reducen sustancialmente la transmisión.

 

 

 

“Lo que encontramos contradice en gran medida lo que ahora se sospecha acerca del resurgimiento de pertussis”, dijo el ecólogo de población y epidemiolólgo Pejman Rohani. “Para nosotros, los epidemiólogos, no es difícil sugerir algunos mecanismos posibles de este resurgimiento, pero lo que hasta ahora ha faltado es un esfuerzo por cuestionar cada una de estas hipótesis para explicar los datos. Y eso es, exactamente, lo que hicimos”.

 

 

 

Un artículo que resume las conclusiones del equipo se publica el 20 de mayo en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. La autora principal es Julie Blackowood, investigadora asociada de post grado en el laboratorio de Rohani, en el Departamento de Ecología y Biología Evolucionaria de la UM.

 

 

 

Se eligió Thailandia como el sitio mayor del estudio porque se obtuvo del Ministerio de Salud Pública de es país un conjunto de datos de alta resolución sobre la incidencia de pertusis, incluidas las notificaciones mensuales de caso de 72 provincias entre 1981 y 2000. Rohani dijo que los Centros federales para el Control y Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos, no dispone de datos igualmente detallados.

 

 

 

Los investigadores expresaron varias de las hipótesis principales acerca del resurgimiento de pertusis en términos matemáticos, luego usaron métodos estadísticos para determinar en qué medida cada uno de estos modelos de transmisión explicaba los datos thailandeses. El mejor acierto provino de un modelo que presume la inmunidad de por vida a continuación de la vacunación o de la infección adquirida naturalmente.

 

 

 

Los investigadores no encontraron pruebas de resurgimiento de pertusis en Tailandia. De hecho sus conclusiones realzan el éxito del programa de inmunización infantil del país, lo cual ha llevado a incremento de la “inmunidad de rebaño” inducida por la vacunación, esto es una reducción en la probabilidad de que ocurra la infección en una población a medida que aumenta el número de individuos inmunes.

 

 

 

“Encontramos muy pocos casos en general, y especialmente entre infantes”, dijo Blackwood. “De modo que la conclusión subyacente mayor es que la vacuna protege adecuadamente a los infantes contra la infección”.

 

 

 

La situación de pertusis en Tailandia no puede compararse directamente con las tendencias en Estados Unidos por muchas razones, incluido el hecho de que los dos países usan tipos diferentes de vacuna contra la tos ferina. Tailandia usa principalmente lo que se llama una vacuna de célula completa, en tanto que en Estados Unidos se usa una vacuna acelular. Además, el cronograma de vacunación difiere levemente en los dos países.

 

 

 

Pertusis es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que causa cada año la muerte de unas 300.000 personas en todo el mundo, principalmente entre niños y niñas pequeños en países en desarrollo. En los infantes causa ataques de tos violenta.

 

 

 

El estudio en Tailandia dirigido por la UM se financió en parte con una donación de 1,7 millones de dólares de los Institutos Nacionales de Salud a Rohani y Aaron King, de la UM, el año pasado. La donación financia los esfuerzos para explicar los patrones cambiantes de los brotes de tos ferina, usando informes de incidencia de largo plazo de varios países, junto con modelos matemáticos de la transmisión de pertussis y métodos estadísticos para la extracción de información a partir de los datos.

 

 

 

La financiación para el proyecto Tailandia también provino del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU, y de la Iniciativa Bill y Melinda Gates para Modelo de Vacunación. Los coautores del artículo en PNAS son Dereck A.T. Cummings del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, y Sopon Iamsirithaworn del Ministerio de Salud Pública de Tailandia.

 

 

 

Rohani es profesor de ecología y biología evolucionaria, profesor de sistemas complejos, y profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la UM.

 

 

 

Más información sobre Rohani: http://www.lsa.umich.edu/eeb/directory/faculty/rohani

 

 

Contacto (inglés):
Jim Erickson
Teléfono: (734) 647-1842