Noticias

¿Si duerme mejor, se verá mejor? Una nueva investigación responde que sí

en Inglés

en Portugués

 

Un estudio de la UM sobre pacientes tratados por apnea del sueño es la primera observación científica de cómo el tratamiento afecta la apariencia -la actitud alerta, el aspecto juvenil, el atractivo- y puede ayudar a que los pacientes persistan en el cuidado en la casa

 

ANN ARBOR, Michign.— El tratamiento para un problema común del sueño puede ayudarle más allá de que consiga dormir mejor: puede ayudarle también a que luzca mejor a largo plazo, según un nuevo estudio de investigación del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan y la Universidad Tecnológica de Michigan.

Las conclusiones no se limitan a “parecer adormilado” después de una trasnochada, o con la mirada despejada después de una noche de buen descanso.

Es la primera vez que los investigadores han comprobado una mejoría específica en la apariencia facial después de un tratamiento, en la casa, para la apnea del sueño, una condición que se caracteriza por los ronquidos y las interrupciones de la respiración. La apnea del sueño afecta a millones de adultos -en su mayoría sin diagnóstico- y les pone en un riesgo mayor de problemas relacionados con el corazón y de accidentes durante el día.

Los investigadores, que emplearon una técnica refinada de “mapa del rostro” usada por los cirujanos habitualmente, y un panel de calificadores de apariencia independientes, detectaron cambios en veinte pacientes con apnea, de edad mediana, en tan solo dos meses después que empezaron a usar un sistema llamado CPAP que les ayuda a respirar mejor durante el sueño y a superar la sueñera crónica.

El neurólogo del sueño Ronadl Chervin, director del Centro de Trstornos del Sueño en la UM, encabezó el estudio financiado por la Fundación Memorial Couvault para la Investigación de los Trastornos del Suelo, y publicado en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine.

 

Las anécdotas a prueba

 

Chervin dijo que el estudio surgió de las anécdotas del personal del centro del sueño que a menudo veían a los pacientes con apnea del suelo cuando retornaban para las visitas de control después del uso de CPAP. El equipo, incluida la gerente de programa de investigación Deborah Ruzicka, procuró encontrar una forma más científica para evaluar las apariencias antes y después del tratamiento del sueño.

“La creencia popular de que las personas “lucen adormiladas” porque están somnolientas, y de que tienen los ojos hinchados y ojeras hacen que la gente gaste enormes cantidades de dinero en remedios domésticos”, dijo Chervin, Profesor Colegiado Michael S. Aldrich de Medicina del Sueño y profesor de neurología en la Escuela de Medicina de la UM. “Percibimos que nuestros pacientes del programa CPAP a menudo se veían mucho mejor, o decían que alguien les había comentado que lucían mejor, después del tratamiento. Pero nadie realmente había estudiado esto”.

Los investigadores reclutaron al cirujano plástico y reconstructor de la UM Steven Buchman para usar un sistema preciso de medición del rostro llamado fotogrametría a fin de que tomara un conjunto de imágenes de los pacientes bajo condiciones idénticas antes del tratamiento CPAP y unos pocos meses después. El sistema, que es capaz de medir pequeñas diferencias en los contornos del rostro, ayuda a que los cirujanos planifiquen las operaciones y evalúen su impacto.

La investigación incluyó, además, a colaboradores de mucho tiempo en el Instituto Michigan de Investigación Técnica, encabezado por el experto en análisis de señales e ingeniero  Joseph W. Burns, quien desarrollo una forma para registrar los colores de la piel facial de los pacientes antes y después del tratamiento CPAP.

Los investigadores usaron una prueba subjetiva de apariencia: a veintidós calificadores independientes se les pidió que miraran las fotos, sin saber cuáles eran imágenes de “antes” y “después” de cada paciente. A los calificadores se les pidió que calificaran el atractivo, y la imagen de alerta y juventud, y que eligieran cuál foto ellos creían que mostraba al paciente después del tratamiento por la apnea.

 

Los resultados muestran la mejoría

 

En casi dos de cada tres oportunidades los calificadores indicaron que los pacientes en las fotos tomadas después del tratamiento lucían más alertas, más juveniles y más atractivos. Los calificadores también identificaron correctamente las fotos tomadas después del tratamiento en dos de cada tres ocasiones.

Mientras tanto las mediciones objetivas de la apariencia facial mostraron que la frente de los pacientes aparecía menos inflamada, y sus rostros menos enrojecidos, después del tratamiento CPAP. La reducción del tono rojizo en la piel fue visible especialmente en dieciséis de los pacientes que eran blancos, y esto se asoció con la tendencia de los calificadores independientes a decir que un paciente parecía más alerta en la foto después del tratamiento.

Los investigadores también percibieron una reducción en las arrugas de la frente después del tratamiento, pero no tuvieron una forma de medirla.

Sin embargo, señalan los investigadores, sí vieron un gran cambio en las características faciales que la cultura popular asocia con la somnolencia.

“Nos sorprendió  que nuestro enfoque no pudiera documentar mejoría alguna, después del tratamiento, en la tendencia a tener ojeras o hinchazón bajo los ojos”, dijo Chervin. “Se necesita más investigación para evaluar los cambios faciales en más pacientes, y sobre un período más largo de tratamiento CPAP”.

Chervin apuntó que este estudio inicial no hubiese sido posible sin la generosidad de los donantes que han apoyado la investigación del sueño en la UM como forma de honrar la memoria de Jonathan Covault, un prometedor abogado que murió joven y cuya apnea del sueño no tratada puede haber contribuido a su muerte temprana. La familia Covault tenía conocimiento del estudio de investigación y de la importancia de la investigación que pueda alentar a otros para que busquen y persistan en el tratamiento de la apnea.

Chervin y sus colegas esperan continuar el estudio del efecto del tratamiento de la apnea del sueño sobre muchos aspectos de la vida de la persona, incluida una investigación más amplia sobre la apariencia.

“Queremos que la gente piense en el sueño, y educarla acerca de la importancia de dormir lo suficiente y de buscar atención por los trastornos del sueño”, dijo.

Contacto (español):
Vivianne Schnitzer
Teléfono: (734) 763-0368

Contacto (inglés):
Kara Gavin
Teléfono: (734) 764-2220