Noticias

Las borracheras extremas: ¿cuán frecuentes son entre los estudiantes de la secundaria?

en Inglés


 

ANN ARBOR, Michigan.— Un estudio de la Universidad de Michigan, publicado en Internet por la revista JAMA Pediatrics, encontró que diez por ciento de los estudiantes en el último año de la escuela secundaria han participado en borracheras extremas, bebiendo diez o más tragos alcohólicos en una sola juerga.

El estudio se sustenta en los datos de una muestra representativa nacional de más de 16.000 estudiantes en el último año de la secundaria, encuestados entre 2005 y 2011, como parte del Estudio anual Monitoring the Future, conducido por el Instituto de Investigación Social de la UM.

“Más de uno entre cada diez estudiantes de secundaria en el último año tomó diez o más tragos consecutivos, y más de uno en cada veinte tomó quince o más tragos consecutivos al menos una vez en las últimas dos semanas”, señaló Megan Patrick, psicóloga del desarrollo y autora principal del estudio.

El estudio es importante porque arroja luz sobre tendencias aparentemente contradictorias: los niveles informados de borracheras extremas —definidas tradicionalmente como la ingestión de cinco o más tragos consecutivos— han estado disminuyendo entre los adolescentes aunque las emergencias médicas que involucran el uso de alcohol por parte de adolescentes no han disminuido.

La encuesta preguntó: “Durante las últimas dos semanas ¿cuántas veces has tomado cinco, diez, quince o más tragos consecutivos?”.

Un trago se definió  como una lata de 340 mililitros de cerveza; un vaso de 115 mililitros de vino; una botella o lata de 340 mililitros de refresco con vino; o un cóctel, un vaso de licor o su equivalente.

Patrick y sus coletas encontraron una variación considerable en las tasas de ingestión extrema entre diferentes grupos. Los hombres jóvenes, los estudiantes de áreas más rurales y los individuos blancos mostraron tasas particularmente altas de borrachera extrema. Los adolescentes del Medio Oeste fueron más propensos a dar cuenta de borracheras extremas que los de otras regiones geográficas.

“El uso de alcohol entre los adolescentes es un problema persistente de salud pública y nuestras conclusiones en relación con la borrachera extrema son particularmente alarmantes”, señaló Patrick. “Esperamos que este estudio ayude a llamar la atención sobre la extensión de la borrachera extrema entre los estudiantes del último año de secundaria en nuestra nación”.

Los co autores del estudio fueron John Schulenberg, Meghan Martz, Patrick O’Malley de la UM, y Lloyd Johnston y Jennifer Maggs de la Universidad estatal de Pennsylvania.

La investigación tuvo el apoyo del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas en los Institutos Nacionales de Salud bajo la Donación R01DA001411.