Noticias

Vinculan consumo de carnes a diferencia en comienzo de ciclos menstruales

en Inglés

en Portugués

en Hindi

En Chino

Estudio de niñas en Bogotá, Colombia, mostró considerable diferencias entre chicas que comen carnes rojas, o más pescado

ANN ARBOR– Las chicas que comen carne roja comienzan sus períodos cinco meses antes que aquellas que no lo hacen.  Pero aquellas que consumen pescados grasos como atún y sardinas más de una vez a la semana tienen su primer ciclo menstrual significativamente más tarde que aquellas que sólo lo comen una vez al mes o menos, según una investigación de la Universidad de Michigan.

Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la U-M midieron la dieta habitual de 456 niñas de entre 5 a 12 años en Bogotá, Colombia, antes de que hubieran empezado a menstruar. Los investigadores siguieron a las niñas durante poco menos de seis años como parte de la cohorte de niños de la Escuela Bogotá, un proyecto de investigación longitudinal que ha examinado muchos temas de nutrición y salud.

La carne roja consumida por las chicas iban desde menos de cuatro veces a la semana a dos veces al día. Las niñas que comían más carne roja comenzaron sus períodos a una edad mediana de 12 años y 3 meses, mientras que las que comieron con menos frecuencia comenzaron a los 12 años y 8 meses. Las que comieron pescado graso con mayor frecuencia tuvieron su primer periodo a los 12 años y 6 meses.

Cinco meses pueden no parecer mucho, pero es un número importante cuando se habla de un estudio de población, según los investigadores.

“Es una diferencia importante, ya que se asocia con el riesgo de la enfermedad más adelante en la vida “, dijo la autora principal Erica Jansen, una estudiante de doctorado en la U-M Escuela de Salud Pública. “Es importante porque algunos factores de la dieta se sabe que afectan el momento de la pubertad. Este hallazgo también puede contribuir a explicar por qué el consumo de carne roja temprano en la vida está relacionado con un mayor riesgo de cáncer de mama en el futuro.”

Además del cáncer de mama, el inicio temprano de la pubertad se ha asociado con enfermedades del corazón, obesidad y diabete tipo II.

“No podemos concluir de este estudio que hay necesariamente un papel causal de la carne roja en el inicio de la pubertad. Sin embargo, hay un cuerpo creciente de evidencia que sugiere que el consumo excesivo de carne roja en diferentes etapas de la vida está relacionado con una serie de resultados adversos para la salud, especialmente para conseguir algunos tipos de cáncer “, dijo el autor principal, el doctor Eduardo Villamor, profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la U-M.

Villamor señaló que la pubertad más temprana también a menudo resulta en otros problemas de salud pública tales como actividad sexual más temprana, embarazo en la adolescencia, y uso de alcohol y tabaco.  

Otros estudios han demostrado un vínculo entre el consumo de proteína animal y la pubertad avanzada, y examinó el papel de la carne roja sobre enfermedades, pero este es el primero en examinar específicamente el consumo de carne roja en la infancia y la menarquia temprana.

“A pesar de que la ingesta de proteínas animales en la infancia es importante para el crecimiento y el desarrollo, algunas fuentes de proteínas de origen animal pueden ser más saludables que otras”, dijo Villamor.

“No sabemos qué componentes específicos de la carne roja podrían causar la menarquia temprana. Podría ser la proteína o algunos micronutrientes presentes de forma natural en la carne roja, los subproductos que se crean durante la fabricación o el envasado de carnes curadas o durante la cocción, o sustancias con las que se alimenta al ganado.”

Estudio
Eduardo Villamor
Erica Jansen

 

Contacto (inglés):
Laurel Gnagey
Teléfono:734-764-7260

Contacto (español):
Nardy Baeza Bickel
Teléfono: (734) 763-0368