Español

Identifican a marcadores de células madre en cáncer de cabeza y cuello

ANN ARBOR, Michigan— Investigadores de las Universidades de Michigan y Stanford han descubierto un marcador determinante en las células del cáncer de cabeza y cuello, que indican cuáles células son capaces de impulsar el crecimiento cancerígeno. El descubrimiento es la primera prueba de la existencia de células madre cancerígenas en tumores de cabeza y cuello.

Las células madre cancerígenas son un pequeño número de células con cáncer que se duplican para lanzar el crecimiento del tumor. Investigadores creen que los tratamientos actuales para curar el cáncer a veces fracasan porque no atacan las células madre cancerígenas. Al identificar las células madre, los investigadores pueden desarrollar fármacos para apuntar y liquidar a estas células.

“Los resultados de nuestros tratamientos actuales para los cánceres de cabeza y cuello no son tan efectivos como quisiéramos que fueran. Aún muere mucha gente de cáncer de cabeza y cuello. Este descubrimiento tendrá un impacto en el entendimiento del cáncer de cabeza y cuello y esperamos que lleve a tratamientos más efectivos” dice Mark Prince, Profesor asistente de Otorrinolaringología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan, UM, y Jefe de Departamento de esa misma especialidad en la Oficina para Asuntos de Veteranos de la ciudad de Ann Arbor.

Los resultados del estudio se publican en la edición de hoy, martes, de Proceedings of the National Academy of Sciences.

Investigadores del Centro Oncológico Integral de la UM y de la Escuela de Medicina de Standford tomaron muestras de tumores de pacientes sometidos a cirugías de tumores escamosos de cabeza y cuello, incluyendo cánceres de lengua, laringe, garganta y sinuses. Las células de las muestras fueron separadas basándose si presentaban en su superficie el marcador llamado CD44. Las células seleccionadas fueron después implantadas en ratones con deficiencias inmunológicas para que desarrollaran tumores.

Las células que mostraron el marcador CD44 pudieron producir nuevos tumores, mientras que las células que no mostraron el marcador CD44 no produjeron nuevos tumores. Los tumores que crecieron eran idénticos a los tumores originales y contenían células que expresaban y que no expresaban CD44. La habilidad de renovarse a sí mismas y producen distintos tipos de células es una característica de las células madre.

Se ha identificado a células madre en distintos tipos de cánceres, incluidos el cáncer de mama, cerebro, sistema nervioso central, colon y leucemia. En el año 2003, Investigadores de la UM fueron los primeros en informar sobre la existencia de células madre en un tumor sólido, encontrado en un cáncer de mama. CD44 también juega un papel en las células madre de cáncer de mama.

“Sabemos que CD44 es importante en el cáncer de mama y ahora en el cáncer de cabeza y cuello, por lo que puede ser importante en otros tipos de cánceres. Este trabajo otorga pruebas de que la teoría sobre las células madre cancerígenas tiene validez,” dice Prince.

Esa teoría sugiere de que una pequeña subpoblación de células cancerígenas son las células determinantes en el crecimiento y progresión del cáncer y la clave para el tratamiento esta en matar a las células madre. Es un modelo radicalmente distinto a los enfoques de tratamiento actuales, que han sido diseñados a reducir los tumores matando a la mayor cantidad de células posibles. Los investigadores sospechan que el cáncer recurre porque los tratamientos no liquidan a las células madre.

El descubrimiento de esta investigación sobre cáncer de cabeza y cuello no determina cuales son las células madre exactas, pero se acerca. El porcentaje de células en el tumor, que mostraron CD44 variaron entre una muestra y la otra, con una muestra compuesta por un 40 por ciento de células con esa característica. Estudios en otros tipos de cáncer han encontrado que la población de células madre es menor a un 5 por ciento.

Además de Prince, otros autores del estudio de la UM fueron el estudiante de posgrado Andrew Kaczorowski y Gregory Wolf, jefe del departamento de Otorrinolaringología. Los autores de Stanford son Ranjiv Sivanandan, Michael Kaplan; Piero Dalerba; Irving Weissman; Michael Clarke; Laurie Ailles.

Aunque el estudio es prometedor, la investigación se encuentra en las etapas iniciales de experimentación con animales y se necesita más investigación antes de determinar si puede beneficiar a pacientes que padecen de cáncer de cabeza y cuello. Por ahora no hay tratamientos terapéuticos o pruebas clínicas, Para información sobre las opciones existentes llame a la línea de cáncer 800— 865— 1125 o visite www.cancer.med.umich.edu/cancertreat/headandneck/index.shtml.

Referencia: Proceedings of the National Academy of Sciences, Vol. 104, No. 3, pp. 973— 978

Contacto: Nicole Fawcett
Teléfono: (734) 764-2220

O

Contacto: Vivianne Schnitzer

Teléfono: 1-734-763-0368