Español

Terapia conjunta a hijo y madre más efectiva para superar traumas por violencia de pareja

ANN ARBOR, Michigan— Niños expuestos a violencia doméstica tienen un 75 por ciento más posibilidades de recuperarse con menos problemas si sus madres participan en el proceso de intervención, según un estudio de psicología de la Universidad de Michigan, UM, difundido hoy, jueves.

Violencia de parejas íntimas, en general abuso doméstico de cónyuges o ex cónyuges, novios o novias, afecta entre un 17 a un 28 por ciento de las parejas casadas o viviendo juntas y se puede tratar más efectivamente cuando los niños y las madres afectadas son ayudados conjuntamente, según una investigación publicada en la revista Consulting and Clinical Psychology.

Sandra Graham— Bermann, profesora de Psicología y Estudios sobre la Mujer, junto a investigadoras de las universidades de Idaho State, New Hampshire y Boston estudiaron a 181 niños entre 6 y 12 años y sus madres expuestos a violencia íntima de sus parejas.

“Aprendimos que la exposición promedio a la violencia es de 10 años, básicamente, toda o casi toda la vida de los niños que participaron en este estudio,” dice Graham— Bermann. “A pesar de que sólo un 17 por ciento de las madres vivían con una pareja violenta al momento que se realizó el estudio, dos tercios aún mantenían contacto con sus parejas violentas”.

Los resultados sugieren que incluso cuando las madres abandonan relaciones abusivas, la mayor parte de los niños mantiene contacto con el perpetrador, especialmente si es uno de los padres.

Los investigadores descubrieron que los niños que fueron ayudados al mismo tiempo que sus madres mostraron una mayor recuperación en el tiempo externalizando los problemas y actitudes sobre la violencia. Entrenamiento a los padres, de comportamiento y al desarrollo de las habilidades sociales son estrategias que ayudaron más efectivamente a la recuperación, según los investigadores.

“Porque los padres sirven como modelos para relaciones e interacciones sociales como así también como pilares emocionales para los niños en tiempos de estrés, el que ellos puedan enfrentarlo efectivamente es crucial para el bienestar de sus hijos,” asegura la investigación.

El estudio, que hizo un seguimiento de víctimas de violencia familiar en cinco áreas urbanas de Michigan, descubrió que mujeres experimentaron entre 252 eventos de violencia en un periodo de un año y los niños observaron 89 incidentes de mal trato psicológico y 82 de mal trato físico.

Madres informaron que un 30 por ciento de los niños sufrieron daños físicos durante el último año. De estos, 33 fueron dañados una vez, 6 fueron dañados dos veces a la semana y 9 fueron dañados diariamente. Según la información entregada por las madres, un 70 por ciento de las mujeres, un 12 por ciento de los niños y un 0,5 por ciento de los perpetradores sufrieron daños físicos como resultado del episodio más violento el año pasado.

De las heridas en las madres, 31 eran leves (machucones o hinchazón) y no requerían intervención, un 33 por ciento eran moderadas (cortes, esguinces, marcas de mordiscos) y 20 por ciento eran severas, que exigían atención médica inmediata (fracturas, puñaladas, contusiones).

Los otros investigadores que participaron en el estudio fueron Shannon Lynch de la Universidad Idaho State, Victoria Banyard de la Universidad de New Hampshire, Ellen DeVoe de la Universidad de Boston e Hilda Halabu de la UM.

Related Links:

Más sobre Graham-Bermann >

Contacto: Joe Serwach
Teléfono: (734) 647-1844