Español

Estudio revela efectividad a largo plazo de medicamento contra linfoma no Hodgkin

ANN ARBOR, Michigan— Ocho años después de haber sido tratados con un nuevo medicamento para el Linfoma no Hodgkin, un 86 por ciento de los pacientes sobrevivieron y la mitad de ellos no sufrieron recaídas, según investigadores del Centro Integral de Cáncer de la Universidad de Michigan, UM.

Los pacientes tenían diagnóstico de linfoma folicular, un tipo de cáncer considerado incurable utilizando tratamientos tradicionales. Incluso si los pacientes inicialmente responden a tratamientos, en general, la enfermedad vuelve y se hace muy difícil tratarla.

El estudio siguió a 76 pacientes con linfoma folicular no Hodgkin, un cáncer al sistema linfático, que recibieron el medicamento de radioinmunoterapia (RIT) Bexxar como tratamiento de primera línea. Los tumores de un 95 por ciento de los pacientes se achicaron y tres cuartos de los pacientes entraron en remisión. Los participantes en el estudio tuvieron un seguimiento medio de 8 años y casi dos tercios se han mantenido en total remisión ocho años tras el tratamiento.

“Durante años hemos sabido que la RIT como Bexxar es uno de los tratamientos más efectivos para pacientes que sufren recaídas de linfoma folicular. Los resultados de este estudio demuestran que también es efectivo cuando se utiliza como tratamiento de primera línea” dice Mark Kaminski, profesor de Medicina Interna de la Escuela de Medicina de la UM. Kaminski presentará estos resultados hoy, lunes, en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, que se realiza en Chicago.

“Estos resultados comparan de manera favorable con los logrados en los regimenes de quimioterapias más actualizados que tardan meses en ser suministradas. Bexxar es suministrado en un sólo tratamiento, completado en una semana, lo que lo hace un tratamiento muy conveniente para los pacientes,” dice Kaminski.

El linfoma no Hodgkin es la sexta causa de muerte por cáncer del país, es un cáncer al sistema linfático, que es parte del sistema inmune. El linfoma folicular es el segundo tipo más común de linfoma no Hodgkin. El linfoma se propaga muy fácilmente en la corriente sanguínea y en general, cuando es diagnosticado, ya se ha extendido por el organismo. Tratamientos tradicionales a menudo involucran quimioterapia intensiva o una combinación de quimioterapia y anticuerpos monoclonales Rituxan. Estos tratamientos son suministrados por lo general cada tres semanas en un lapso de seis meses y pueden causar numerosos efectos secundarios desagradables, incluidos nausea, pérdida de cabello e infecciones.

Bexxar, cuyo nombre químico es Tositumomab y Yodo I 131 Tositumomab, combina un anticuerpo que busca las células cancerígenas. Cuando se inyecta, viaja como un misil inyectado a través de la corriente sanguínea para unirse a una proteína encontrada en la superficie de las células cancerosas. La radiación carga a estas células malignas con una exposición mínima de los tejidos normales.

Con el régimen terapéutico de Bexxar, el paciente recibe una dosis inyectable de prueba de Bexxar radioactivo, seguido de una a dos semanas después con una dosis terapéutica ajustada a su tratamiento personal. Después de esto, el tratamiento se considera completo. El efecto secundario más común es una baja en los niveles normales de composición de glóbulos en la sangre varias semanas después del tratamiento. No hay pérdida de cabello y en casos muy raros hay nauseas.

Kaminski y su colega Richard Wahl (anteriormente de la UM y en la actualidad de la Universidad Johns Hopkins) desarrollaron el régimen Bexxar que recibió la aprobación de la Autoridad para la Administración de Alimentos y Fármacos en Junio del año 2003 para tratar linfoma folicular no Hodgkin después de que otros tratamientos fallan. Los resultados actuales proponen a Bexxar como tratamiento de primera línea para la enfermedad.

Además de Kaminski y Wahl, otros autores del estudio en la UM incluyen a Judith Estes, enfermera; Missy Tuck, coordinadora de investigación clínica; Charles Ross, profesor asociado de Patología.

El financiamiento para el estudio fue otorgado por los Institutos Nacionales de Salud y de GlaxoSmithKline. La Universidad de Michigan mantiene la patente para el régimen terapéutico Bexxar, llevado al mercado por GlaxoSmithKline bajo un acuerdo de licencia. La UM recibe los derechos por las ventas de Bexxar, un porcentaje de las ventas van a Kaminski y a los otros inventores.

Más información sobre linfoma no Hodgkin www.mcancer.org
O llame a la línea de cáncer 800— 865— 1125.

Referencia American Society of Clinical Oncology 43rd annual meeting, June 1— 5, 2007, Chicago, Ill. Abstract No. 8033.

Contacto: Nicole Fawcett
Teléfono: (734) 764-2220

O

Contacto: Vivianne Schnitzer

Teléfono: 1-734-763-0368