Español

Las hipotecas de alto riesgo no fueron la causa en el colapso hipotecario, según un estudio de la UM

Editores: Gráficos disponibles en http://www.ns.umich.edu/Releases/2010/Oct10/Mortgage_charts.docx

ANN ARBOR, Michigan.— Las hipotecas de alto riesgo no fueron la razón principal de la crisis del negocio inmobiliario que comenzó en 2009 y que continúa afectando a la tambaleante economía de Estados Unidos, según un estudio de la Universidad de Michigan.

“Nuestro análisis muestra que uno de los principales componentes de la continua crisis de ejecuciones hipotecarias fue la refinanciación agresiva y a ello se sumó un incremento en el uso de tasas de interés hipotecario ajustables en los préstamos que lucían como sólidos en ese momento debido al aumento de los precios de la vivienda”, dijo Frank Stafford, un economista en el Instituto de Investigación Social (ISR por su sigla en inglés) de la UM.

En California, Florida, Arizona e Illinois el porcentaje de primeras hipotecas refinanciado entre 2004 y 2007 fue especialmente elevado, llegando a casi el 60 por ciento en California (Véase la figura).

En el mismo período, el porcentaje de primeras hipotecas que tenían tasas ajustables creció en casi un 15 por ciento, comparado con apenas un poco más del 10 por ciento a finales de la década de 1990.

El análisis lo condujeron Stafford y la investigadora del ISR Elena Gouskova para el Centro Michigan de Investigación de la Jubilación en el ISR. Para el análisis se usaron datos del Panel de Estudio de Dinámica del Ingreso (PSID por su sigla en inglés) del ISR.

El PSID es un estudio representativo nacional, de larga data e intergeneracional de aproximadamente 9.000 familias en EEUU y 24.000 individuos que viven en esas familias, y que se conduce desde 1968.

Entre las conclusiones claves del estudio:

* Más del 16 por ciento de los hogares con hipotecas anticiparon que tendrían dificultades para cumplir con los pagos de la hipoteca en 2009 y 2010.
* Los hogares encabezados por gente más joven, entre 25 y 34 años de edad, por personas con menos educación y por afroamericanos fueron los más propensos a informar de algún tipo de problemas con su hipoteca, incluido que estaban “sumergidos” –es decir cuando el precio de la hipoteca está por encima del valor de la vivienda en un mercado deprimido-, los atrasos en los pagos, el haber pedido una modificación de la hipoteca, o estar frente a la ejecución hipotecaria.
* La proporción de hogares de jóvenes con costos de vivienda –esto es los pagos de hipoteca, seguro, impuestos de bienes raíces y servicios- que totalizaban el 20 por ciento o más del ingreso familiar subió de manera persistente durante todo el período (véase figura).
* Los hogares encabezados por personas mayores de 65 años de edad eran más propensos a tener hipotecas que en el pasado, un 30 por ciento en 2007 comparado con un 20 por ciento a comienzos de la década de 1990.

Según Stafford el incremento en el porcentaje de hogares encabezados por personas mayores y todavía bajo hipoteca indica que la generación mayor quizá tiene menos capacidad para ayudar a los miembros jóvenes de la familia, que son los que más probablemente estarán con problemas financieros, incluidas las dificultades con las hipotecas.

“El Primer Banco Nacional del Abuelito tal vez ya no está en la posición que estaba hace una década”, dijo Stafford.

Contacto (español): Vivianne Schnitzer
Teléfono: 1-734-763-0368

Contacto (inglés): Diane Swanbrow
Teléfono: (734) 647-9069