Español

Algunos ganan, otros pierden: una experta de la UM hace pronósticos sobre los cambios en los distritos electorales

El impacto del debate de la imigración indocumentada en el censo

ANN ARBOR, Michigan.— Antes de que la Oficina del Censo de Estados Unidos informe al Congreso sobre su cuenta oficial de la población en los Estados el 31 de diciembre, una demógrafo de la Universidad de Michigan ha hecho sus proyecciones de los probables ganadores y perdedores.

Pero ella también advierte que probablemente habrá muchas sorpresas.

Según Lisa Neidert, gerente de servicios de datos en el Centro de Estudios de Población del Instituto de Investigación Social (ISR por su sigla en inglés) de la UM, los estados que tienen más probabilidades de salir ganando —sobre la base de los cálculos de población de la Oficina del Censo en 2009— son Texas, con tres escaños adicionales en la Cámara de Representantes de EEUU, mientras que Arizona, Florida, Georgia, nevada, Carolina del Sur, Utah y Washington con un escaño más cada uno.

Neider calcula que los estados que perderán son Ohio, con dos escaños menos, e Illinois, Iowa, Louisiana, Massachussets, Michigan, New Jersey, New York y Pennsylvania con uno menos cada Estado.

Neider usó un calculadora de adjudicaciones, por Internet, para proyectar la forma en que los cambios en las poblaciones de los estados se reflejarán en la adjudicación de escaños en la Cámara para 2010, en comparación con 2000. Su análisis identificó asimismo cuáles son los estados que tienen más probabilidades de perder o ganar escaños en el Congreso después que se tomen en cuenta los cambios recientes en la población.

Para identificar a los ganadores y perdedores sorpresivos, Neider comparó varias mediciones del crecimiento de la población estatal en 2008 y 2009.

“Una debilidad obvia en el uso de cálculos de población previos al censo es que los estados varían en su crecimiento de población y los cálculos dejan afuera los últimos nueve meses del crecimiento, desde el 1 de julio de 2009 al 1 de abril de 2010”, dijo Neidert. Sin embargo esto no modificó demasiado las proyecciones, aunque no significa que ella crea que sus proyecciones serán totalmente acertadas. Neidert dijo que los cálculos de población estarán un poco errados tal como lo estuvieron hace diez años. Y si estas desviaciones varían de Estado a Estado, puede haber cambios de ganadores y perdedores en las batallas de adjudicación.

Neidert identificó cuatro factores que podrían afectar los cálculos de población.

“La disminución sustancial en la migración, tanto internacional como interna, con la recesión económica y el colapso de la vivienda podrían tener un beneficio para los estados del nordeste y el medio oeste que han sido los estados que han tenido emigración”, señaló Neidert. “Y el impacto en los estados del Sunbelt o del Oeste podría ser negativo ya que no ha habido tantos inmigrantes”.

Un tercer factor es la dificultad para calcular la población hispana, que es aproximadamente el 15 por ciento de la población de Estados Unidos, en parte debido a la población indocumentada.

“La polémica puramente política acerca de la inclusión o exclusión de los no ciudadanos en el Censo de 2010 y la nueva ley de inmigración de Arizona pueden haber afectado la tasa de participación hispana en el censo”, añadió Neidert. “Y esto podría perjudicar a cualquier Estado que tenga una elevada proporción de residentes hispanos”.

Finalmente Neidert cree que los efectos persistentes de desastres naturales, incluidos el huracán Katrina y el terremoto en Haití, podrían haber tenido un impacto en las proyecciones de población para Louisiana, y para New York y Florida donde se han asentado la mayoría de los refugiados haitianos.

“Hay que esperar lo inesperado” en la readjudicación de escaños del Congreso, concluyó Neidert.

Contacto (español): Vivianne Schnitzer
Teléfono: 1-734-763-0368

Contacto (inglés): Diane Swanbrow
Teléfono: (734) 647-9069