Español

El latido musical de Cuba vuelve a Michigan


El Septeto Nacional Ignacio Piñeiro de Cuba hará una escala en Ann Arbor durante su gira de abril

ANN ARBOR, Michigan – La Sociedad Musical Universitaria (UMS por su sigla en inglés) presenta al Septeto nacional Ignacio Piñeiro de Cuba el jueves 7 de abril a la hora 8 p.m. en el Auditorio Hill de Ann Arbor (825 North University Avenue).

Durante más de 80 años el Septeto Nacional Ignacio Piñeiro de Cuba ha permanecido al tope como el más destacado campeón del son cubano, el palpitar del corazón musical de Cuba. Con una rica historia arraigada en la explosión del baile de salón del son que ocurrió en los años 1920 y 1930, el Septeto Nacional ha sido elogiado como “los inventores de la salsa” (The New York Times), y “tesoro nacional” (The Boston Globe). En 2009 el grupo hizo una gira por ciudades selectas de Estados Unidos por primera vez en 76 años gracias a una visa especial de “intercambio cultural” arreglada con el Departamento de Estado.

En esa gira y actuaciones posteriores el Septeto Nacional Ignacio Piñeiro de Cuba ha recogido la aprobación entusiasta y la aclamación de críticos y audiencias por igual.

“No hay sobre el Septeto Nacional polvo de antigualla. Su son cubano, sus rumbas y sus boleros son una música de transparencia, fortaleza en tensión y un ímpetu fantasmal. Los textos de los temas de Piñeiro son perennes: lamentos acerca de amores perdidos y celebraciones de Cuba, la danza y el goce del ritmo” (The New York Times).

Por información adicional o entradas póngase en contacto con la Sociedad Musical Universitaria en el 734-764-2358 o por Internet en www.ums.org. Las entradas también pueden adquirirse personalmente en la League Ticket Office (911 North University Avenue”. El horario de la oficina de boletería es de lunes a viernes de 9 a.m. a 5 p.m. y los sábados de 10 a.m. a 1 p.m. Los domingos la boletería está cerrada.

El Septeto Nacional Ignacio Piñeiro de Cuba se formó en 1927 cuando el bajista y cantante Ignacio Piñeiro reunió un septeto que fundía el son, un estilo de música llevado a La Habana por los trabajadores que migraban de las áreas rurales, con las rumbas y guagancó de los barrios primordialmente negros de la capital cubana. Piñeiro añadió la trompeta como una voz prominente que condimentó el sonido tradicional y le dio su tumbao’. El nuevo estilo híbrido fue aclamado como el Son Habanero, que conquistó a Cuba. Cuando Piñeiro compuso la canción “Échale salsita” en 1937 no pudo imaginar que estaba creando la expresión que gestaría la música de salsa medio siglo más tarde. Más tarde George Gershin incorporó “Échale salsita” en su “Obertura cubana”.

En 2009 la cuarta generación del Septeto Nacional fue recibida en Estados Unidos como si nunca se hubiese ido. The New York Times cubrió con entusiasmo tanto su retorno como sus conciertos, y estrellas tales como Eddie Palmieri y Andy García concurrieron a escucharlos. El conjunto actual incluye a Eugenio “Raspa” Rodríguez (primera voz), Oropesa y Crispín Díaz Hernánez (percusión), Enrique Collazo (tres), Dagoberto Sacerio Oliva (guitarra), Agustín Someillán García (trompeta), y Raúl Acea Rivera (contrabajo). La música del Septeto Nacional es tan vibrante como era hace setenta y seis años. El son cubano inspira la danza y la celebración al igual que tantos de sus sucesores como el mamo, el cha cha chá, y la rumba.

La gira del Septeto Nacional en 2011 sirve también para la promoción de su nueva grabación en World Village/Armonía Mundi “¡Sin rumba no hay son”. El disco lanzado en 2003 recibió una postulación para el premio Grammy en la categoría de “Música tropical tradicional”.

Contacto (español): Vivianne Schnitzer
Teléfono: 1–734–763–0368

Contacto (inglés): Truly Render, University Musical Society
Teléfono: (734) 647-4020