Español

Médicos mujeres pasan más tiempo que sus colegas hombres en la atención de los hijos y las tareas del hogar

Diferencias de género persisten aún en el altamente motivado grupo de la Generación X

ANN ARBOR, Michigan.— Un nuevo estudio encontró que las diferencias en la tarea de crianza de los hijos y las labores del hogar persisten aún en un grupo altamente motivado de investigadores médicos en las primeras etapas de sus carreras.

Las conclusiones pueden arrojar luz sobre las razones por las cuales las médicos académicas, en general, no tienen el mismo éxito en su carrera que tienen sus colegas masculinos.

“Una podría esperar que dentro de la población altamente educada de la Generación X habría una distribución relativamente pareja de las labores domésticas. Pero lo que hallamos fue que todavía parece haber una diferencia en las expectativas en el hogar para los hombres y las mujeres, aún para quienes tienen los empleos muy ocupados, todavía hoy”, dijo la autora del estudio Reshma Jagsi, profesora asociada de radiología oncológica en el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan.

Las investigadoras encuestaron a 1.055 personas con un diploma médico que habían recibido recientemente premios de los Institutos Nacionales de Salud por el desarrollo de sus carreras. Las preguntas evaluaron cómo los médicos distribuyen su tiempo y cuál es su panorama de responsabilidades familiares. El estudio se publica en la edición del 4 de marzo de la revista Annals of Internal Medicine.

Entre los médicos casados los hombres resultaron cuatro veces más propensos a tener cónyuge no empleada o empleada sólo por tiempo parcial. Entre los médicos casados y con hijos los hombres indicaron que trabajaban cada semana siete horas más y pasaban doce horas menos que las médicos mujeres en la crianza de los hijos y las tareas domésticas.

“Es posible que algunas de estas diferencias se expliquen por la capacidad de los médicos hombres para sustentar todavía el modelo tradicional de ser quien sustenta a la familia. La vasta mayoría de las mujeres en nuestra muestra estaba casada con esposos que trabajaban a tiempo completo, en tanto que una mayoría de los hombres tenía una esposa que no estaba empleada o estaba empleada a tiempo parcial”, dijo Jagsi

Pero aún tomando en cuenta el empleo de su cónyuge y otros factores, las mujeres casadas con hijos pasaron 8,5 horas más que sus contrapartes hombres en actividades relacionadas con la crianza de los hijos y las labores del hogar.

“Esto puede reflejar, también, el impacto de algunas expectativas subsconscientes muy sutiles que todos tenemos, y éstas han resistido los cambios”, señaló Jagsi. Por ejemplo, los formularios en las escuelas a menudo piden primero el nombre de la madre, implicando que la mujer es el punto de contacto primario.

Lo que esto significa en el campo médico en particular es que las mujeres son más propensas a sacrificar su tiempo de investigación porque ése es el tiempo más flexible.

Si se posterga el tiempo para la investigación esto impacta directamente el éxito de la médico en la carrera académica y, en última instancia, su capacidad para ascender a posiciones de liderazgo en su campo.

Las investigadoras citan intervenciones que podrían ayudar a reducir el conflicto entre los papeles profesional y doméstico, como la provisión de cuidado infantil en las conferencias, el permiso para el uso de fondos discrecionales que sustenten una niñera durante los viajes a conferencias, o la provisión de subsidios para la limpieza, la cocina y otras tareas hogareñas que pueden delegarse dando tiempo tanto para la familia como para una carrera exigente.

“La medicina necesita ser una profesión en la cual tanto los hombres como las mujeres puedan tener éxito y un contexto en el cual las mujeres puedan ser ejemplos exitosos” dijo Jagsi. “Vemos un aprecio creciente de la necesidad da facilitar el balance entre el trabajo y la vida familiar para hombres y mujeres, pero es importante reconocer cómo esto continúa siendo un problema más para las mujeres que para los hombres en nuestra sociedad”.