Español

Campaña de diálogo sobre inclusión en cuidados de salud

 

ANN ARBOR, Michigan.— La equidad y la inclusión son valores humanos básicos e importantes para la mayoría de la gente en muchas culturas. Un grupo de médicos,  proveedores de cuidado de la salud, comunicadores, estudiantes e investigadores en la Universidad de Michigan se ha unido para catalizar un  diálogo nacional sobre la equidad en el cuidado de la salud y cómo puede lograrse para todos los segmentos de la sociedad en Estados Unidos y a nivel internacional.

Carmen R. Green, vicepresidente asociada y decana asociada para equidad e inclusión en la salud del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan (UMHS) motivada  por las evidencias de inequidades y disparidades derivadas de estatus social, racial, étnico, de género, económico y aun geográfico, quiere enfocar la atención sobre el hecho de que la equidad en el cuidado de la salud debe ser una prioridad nacional.

La Oficina para Equidad e Inclusión en la Salud, del UMHS , lanza el 25 de marzo una campaña de tres meses titulada “Hablemos de la equidad en la salud”, para que la gente en Estados Unidos se involucre en la discusión de la equidad en la atención de la salud. Esta conversación nacional tendrá lugar en muchas sedes incluida internet, cara a cara, por vía de los medios sociales, en la arena de discusión de políticas, en las aulas y en los medios.

Según Carmen R. Green,  las finalidades de la campaña  son “desarrollar políticas y procedimientos y proporcionar el cuidado que esté centrado en el paciente, que sea apropiado, respetuoso y compasivo para todos, debemos comprender, primero, los obstáculos para la equidad en la salud desde la perspectiva del paciente. Sólo entonces podemos emprender acciones para eliminar factores como el ingreso, el género, la localización geográfica, las afiliaciones raciales, étnicas y religiosas y la edad como barreras para la salud óptima”.

“¿Qué significa la equidad en el cuidado de la salud para la madre de un recién nacido con peso insuficiente, o para un paciente cardíaco o una persona con una discapacidad? ¿Significa lo mismo para usted que para mí? Es tiempo de conectar e involucrar a la gente en una conversación saludable, en la cual se dé a todos la oportunidad de ser escuchado contribuyendo sus historias únicas acerca de cómo perciben y sienten la equidad en el cuidado de la salud”, añadió Green.

Ambas inequidades existen. Pueden encontrarse en las diferencias de la expectativa de vida, la calidad de la vida, las tasas de enfermedad, discapacidad y muerte, la gravedad de las enfermedades y el acceso a los tratamientos. Por ejemplo, la pobreza se ha asociado por mucho tiempo con resultados deficientes para la salud. En 2012 la tasa de pobreza para los niños negros era del 36,7 por ciento.

La tasa de pobreza para los niños hispanos era del 33,8 por ciento en tanto que para los niños blancos no hispanos era del 12,3 por ciento.

Algunos niños y adolescentes tienen un mayor riesgo de asma, diabetes y obesidad al igual que otros indicadores de una mala salud. Las inequidades en la salud existen también para quienes tienen una situación económica acomodada.

“No importa dónde viva una persona, dónde vive la gente, qué creen o cuál es su apariencia, todos los ciudadanos merecen el acceso al cuidado adecuado en el sitio adecuado y en el momento adecuado, en un contexto que sea inclusivo y acogedor. En un país tan rico y democrático como Estados Unidos el cuidado excepcional de la salud no debería ser un lujo. Debería ser un derecho. Esta campaña ofrece una oportunidad para participar, de sumar sus voces a una conversación importante que nos afecta a todos”, dijo Ora Hirsch Pescovitz, vice presidente ejecutivo de asuntos médicos para la Universidad de Michigan.

A partir de mañana la gente en el campus de la Universidad de Michigan y en todo el país puede sumar sus voces para ayudar a que la Oficina de Equidad e Inclusión en la Salud (OHEI) comience una conversación nacional acerca del cuidado de la salud.

“Una vez que todos tengan la oportunidad de contar su parte de la historia en el cuidado de la salud, podremos iniciar el trabajo juntos para celebrar las buenas noticias y hallar soluciones para aquellos aspectos en los cuales podemos hace mejor las cosas para promover la salud para todos. La conversación sobre Equidad en el Cuidado de la Salud nos permite atender las cargas desiguales escuchando voces que a menudo no se escuchan”, dijo Green.

El personal de la OHEI empezará a distribuir tarjetas el martes 25 de marzo en todo el campus médico de la UM y en las escuelas de ciencias de la salud para que cualquier persona interesada proporcione una impresión, en ocho palabras, de la frase “equidad en el cuidado de la salud”. La participación no se limita por aspectos de geografía o acceso físico. Las personas conectadas en internet pueden hablar sobre la equidad en el cuidado de la salud ingresando a www.healthyconversation.org hasta el 30 de enero. El portal de internet aceptará aportes en inglés, español, chino, arabico, japonés, coreano y ruso. Las personas interesadas que tengan cuenta de Twitter pueden incentivar el diálogo usando la etiqueta #talkhealthequality.

“Mediante estas historias de ocho palabras podemos entender mejor qué piensan tanto los consumidores como los proveedores de servicios de la salud y amplificar sus voces para afectar el cambio donde sea necesario. Tenemos la oportunidad de escuchar sus esperanzas, frustraciones, o lo que deseen contarnos. ¡Vamos a escucharlos!” dijo Green, profesora de anestesiología, obstetricia y ginecología, y el manejo y políticas de salud en la Escuela de Medicina de la UM,  y la escuela de Salud Pública de la UM.

De acuerdo con Green los cambios en la forma en que se proporciona el cuidado de la salud pueden ser, a veces, tan simples como la medición de la masa corporal de cada paciente, o la pregunta acerca del nivel de dolor, no sólo para algunos selectos, a fin de iniciar una conversación sobre la dieta, el ejercicio o el manejo del dolor, o preguntándole a cada paciente acerca de obstáculos en el hogar para el cumplimiento de las instrucciones que se dan en el hospital cuando el paciente es dado de alta.

Green, que es también co directora del Núcleo de Enlace Comunitarios y directora del Centro Ancianos Negros Más Saludables en el Centro Michigan para Investigación del Envejecimiento de Afroamericanos Urbanos en el Instituto de Investigación Social (una colaboración entre la UM y la Universidad estatal Wayne) ha estado interesada por muchos años en la política de salud y la equidad en la salud, particularmente en el área de disparidades en el acceso al manejo del dolor, la evaluación y gestión entre minorías, las mujeres, los ancianos y quienes tienen desventajas económicas.

Su investigación ha cubierto inequidades en la evaluación del acceso a la evaluación y el tratamiento del dolor, y la variabilidad en la toma de decisiones sobre la base de edad, raza, etnicidad, género, clase y otros factores socio demográficos a lo largo de la vida.

Participe en el diálogo, puede incluir entradas en otros idiomas incluyendo español, portugu

és, árabe, mandarín, hindi.   www.healthyconversation.org