Español

Violencia entre adolescentes no distingue género: uno de cada seis jóvenes ha sido agresor, víctima o las dos cosas

Para los adolescentes que experimentan – o llevan a cabo – los actos de violencia en las relaciones de pareja, la detección durante las visitas a urgencias podría reducir el riesgo.

ANN ARBOR — Los noviazgos en la adolescencia se tornan violentos para casi una de cada seis personas jóvenes y ambos géneros dan cuenta de acciones como los puñetazos, jalones de pelo, empujones y lanzamiento de objetos.

Estos son algunos de los sorprendentes resultados de una encuesta de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan entre más de 4.000 pacientes con edades de 14 a 20 años y que buscaron cuidado de emergencia.

El estudio –el mayor de este tipo en el contexto del cuidado de la salud– indica que la violencia en los noviazgos es común y afecta a ambos géneros y resalta la necesidad de que el personal proveedor de salud y pregunte a los jóvenes de ambos sexos si sus relaciones en algún momento han sido violentas para guiar a los adolescentes hacia los recursos disponibles. Estos resultados se publican por internet en la revista Annals of Emergency Medicine.

Cuando profundizó el análisis el estudio encontró que los adolescentes con depresión, o un historial de uso de drogas o alcohol, tienen más probabilidades de actuar como agresor o víctima.

“Es importante que se preste atención a ambos géneros cuando se trata de identificar la violencia en los noviazgos de adolescentes, en particular cuando haya otras condiciones que tratamos de evaluar en el contexto de la atención médica”, dijo Vijay Singh, el autor principal del estudio y disertante clínico de la UM en los departamentos de Medicina de Emergencia y de Medicina Familiar.

“Estos datos nos recuerdan que las relaciones entre los adolescentes no son inmunes a la violencia y deberían alentar al personal médico y de cuidado de la salud para que pregunten a los pacientes adolescentes acerca de estos asuntos importantes”, añadió. “Además, esto podría ayudarnos a entender a quiénes deberíamos dar atención para brindarles referencias, o a desarrollar los programas que puedan ayudarles”.

Las relaciones en la adolescencia marcan las pautas para las relaciones entre adultos, anotó Singh. La intervención con adolescentes que experimentan violencia en el noviazgo es crucial para prevenir la violencia íntima entre parejas de adultos.

Singh y sus colegas en el Centro de Heridos de la UM analizaron los datos de una encuesta de adolescentes y adultos jóvenes, con edades de 14 a 20 años, que visitaron el departamento de Emergencias del Sistema de Salud de la UM por cualquier razón entre fines de 2010 y comienzos de 2013. Los adolescentes respondieron a las encuestas usando computadoras con pantalla táctil, en privado, aunque los menores de 18 años de edad tuvieron que presentar el consentimiento de sus padres y madres para participar.