Español

UM construirá mini ciudad para poner a prueba vehículos sin conductor

En Chino

ANN ARBOR–Imagínese una ciudad en donde vehículos sin conductor pasean libremente recogiendo y dejando pasajeros, donde los carros se comunican entre sí para evitar accidentes y donde el envío de mercancía se hace de forma automática.

Bienvenido a M City, una mini-ciudad de 32 acres diseñada expresamente para poner a prueba los vehículos sin conductores y otras tecnologías del siglo 21. M City está siendo construida en el Campus Norte de la Universidad de Michigan.

Diseñada y construida en colaboración con el Departamento de Transporte de Michigan, la construcción de carreteras de M City se completó en diciembre. La instalación estará en funcionamiento en la primavera y una apertura formal está prevista para julio.

El proyecto, único en su clase, incluirá una red de calles de hasta cinco carriles, intersecciones, rotondas, pasos de tren, señalizaciones, estaciones de bus, edificios simulados, semáforos, peatones e incluso obstáculos como barreras de construcción.

“La tecnología de carros conectados y automáticos revolucionará la movilidad de personas y bienes de manera similar a la revolución provocada por la introducción del automóvil hace un siglo,” Peter Sweatman, director del Centro de Transformación de Movilidad de la UM. “M City nos permitirá poner a prueba rigurosamente nuevos enfoques en un entorno seguro, controlado y realista antes de que los implementamos en las calles reales.”

M City está siendo construida bajo los auspicios del Centro de Transformación de Movilidad, una asociación con la industria y el gobierno para sentar las bases de un ecosistema comercialmente viable de movilidad que es conectado y automatizado. Un objetivo clave de la iniciativa de UM, en la que participan investigadores de una amplia gama de disciplinas, es implementar un sistema de movilidad conectado y automatizado en las calles del sureste de Michigan en 2021.

El MTC (por sus siglas en inglés) también está desarrollando el despliegue de más de 20.000 automóviles, camiones y autobuses en el sureste de Michigan que servirán para evaluar el comportamiento de los consumidores y explorar las oportunidades de mercado.

Los vehículos conectados intercambian datos como la ubicación, velocidad y dirección, de forma anónima y segura con otros vehículos y con la infraestructura que los rodea a través de dispositivos de comunicación inalámbricos. Estos datos le pueden advertir de atascos de tráfico o situaciones peligrosas, tales como un coche, pavimento resbaladizo en la próxima curva, etc.

Los vehículos “automatizados” están equipados con nuevos sistemas de reconocimiento y control que cada vez reemplazan elementos de respuesta y de comportamiento humano. Tales vehículos responden automáticamente a situaciones de tráfico mediante la activación de ciertas funciones de conducción, tales como aceleración, frenado y dirección. El mayor nivel de automatización permite que los coches no tengan conductor.

La convergencia de las tecnologías conectadas y automatizadas acelera el poder de transformación, la fiabilidad y el despliegue de un nuevo sistema de servicios de movilidad de personas y mercancías.

Implementado en una gran escala, los sistemas de vehículos conectados y automatizados podrían mejorar drásticamente la seguridad, aliviar la congestión del tráfico, reducir las emisiones de gas, conservar energía y maximizar la accesibilidad del transporte.

Para más información: