Español

Arte en ruedas: Mitad auto, mitad bici

ANN ARBOR- Había muchos nuevos coches de concepto en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit de este año, pero ninguno como los ciclo-vehículos construidos por Cameron Van Dyke, un estudiante de maestría en la Escuela de Arte y Diseño Penny W. Stamps de la Universidad Michigan.

Van Dyke completó los diseños como parte de su tesis de maestría e introdujo una nueva opción de transporte para las carreteras estadounidenses. Los vehículos combinan la protección a los cambios climáticos y la capacidad de carga de un coche con el bajo consumo de energía de una bicicleta para crear un vehículo “híbrido” que es mitad coche, mitad bicicleta.

“En realidad estos son coches de concepto. Proponen un conjunto alternativo de valores en cuanto al transporte. Mi esperanza es que la gente imagine nuevas posibilidades en nuestra forma de viajar.”

Van Dyke mostró dos vehículos de propulsión humana en el Auto Show de Detroit, cada una con un enfoque diferente.

El más grande, “Ciclón”, es pedaleado por dos pilotos, y tiene capacidad de carga y otros dos pasajeros. Fue construido con técnicas de construcción de barcos en combinación con la tecnología de bicicletas, y cuenta con detalles en aluminio cepillado y un interior de cuero fino y caoba. El diseño hace referencia al Modelo T en una mezcla con lo que Van Dyke llama, “estilo iPod.” El resultado es un vehículo de lujo retro-futurista.

“El Ciclón ofrece una idea para un futuro vehículo, pero también plantea preguntas sobre la historia de la propia cultura del automóvil, incluyendo sus valores y sus prioridades”, dijo Van Dyke.

El segundo coche, más pequeño, ligero y aerodinámico, el “Zeppelin”, es un vehículo híbrido alimentado por dos personas pedaleando en combinación con un motor eléctrico trasero de 750 vatios, y alcanza una velocidad de crucero de 25 mph en superficie plana. Construido de aluminio y policarbonato, pesa sólo 270 libras, tiene una autonomía eléctrica de 20 millas y rinde el equivalente a 700 millas por galón.

El Zeppelin reúne la definición legal de una bicicleta en el ámbito federal y en muchos estados, por lo que es legal en la calle sin licencia adicional, registro o seguro requerido.

“El objetivo con el Zeppelin era encontrar un punto ideal para que una bicicleta y coche pueden coexistir dentro del mismo objeto para crear un diseño verdaderamente híbrido”, dijo Van Dyke.

El proyecto comenzó en septiembre de 2012 cuando Dyke se matriculó en la Escuela  de Arte y Diseño para seguir una maestría en Bellas Artes después de operar su propio estudio de diseño de muebles por más de 16 años. Van Dyke quería cambiar su práctica de diseño a algo que estaba más centrado en la exploración de los sistemas de valores alternativos relacionados con la vivienda y el transporte.