Español

Uso de cigarrillos cae a niveles históricos entre adolescentes, puros pequeños y e-cigs captan su interés

Aunque el consumo de cigarrillos apuntó un récord histórico entre jóvenes estadounidenses, el uso de cigarrillos electrónicos y puros pequeños está creciendo. Foto cortesía de Eric DelCroix.

ANN ARBOR– El consumo de cigarrillos entre adolescentes cayó a un mínimo histórico en el 2015, pero productos como los cigarrillos electrónicos y puritos están ganando adeptos entre adolescentes, de acuerdo a la encuesta nacional Monitoring the Future (Estudio Observación del Futuro).

Monitoring the Future, también conocido como Observando el Futuro, monitorea las tendencias del uso de sustancias mediante una encuesta a más de 40.000 estudiantes de 8º, 10º y 12º grado cada año de cerca de 400 escuelas secundarias públicas y privadas a través de los 48 estados contiguos de EE.UU. Ahora en su 41o año, MTF es llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan y es patrocinado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. La encuesta encontró tres tendencias significativas este año:

Nivel bajo histórico

De acuerdo a la encuesta, el porcentaje de estudiantes que dicen haber fumado en los últimos 30 días cayó de un 8 un a 7%, un descenso estadísticamente significativo.

El estudio encontró que el porcentaje de estudiantes que dijeron  fumar cigarrillos en los últimos 30 días (llamado prevalencia de 30 días) disminuyó de 4 a 3,6%, de 7,2 a 6,3% y de 13,6 a 11,4% entre estudiantes de 8vo, 10mo y 12vo grados, respectivamente, en comparación con el año pasado.

“Desde el año pico en 1997, la proporción de estudiantes que fuma se ha reducido en tres cuartas partes -un desarrollo muy importante para la salud y la longevidad de esta generación de estadounidenses”, dijo Lloyd Johnston, investigador principal del estudio. La reducción podría traducirse en eventualmente prevenir miles de muertes prematuras y enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Se estima que unos 400.000 estadounidenses mueren al año por causas relacionadas al tabaquismo.

“A pesar de las mejoras en los números para fumadores sólo este año son importantes, por supuesto, la disminución a largo plazo lo son mucho más”, añadió. “Dado que el tabaquismo adolescente alcanzó un pico alrededor de 1996-1997 los niveles de tabaquismo en los últimos 30 días han disminuido en casi un 80 por ciento entre los estudiantes de 8º y de 10º grado, y en casi un 70 por ciento entre los estudiantes de 12º grado. Además, las disminuciones proporcionales en consumo diario de tabaco son aún más grandes”.

Johnston dijo que esfuerzos concertados para reducir el tabaquismo, como impuestos sobre productos de tabaco, campañas publicitarias y restricciones en el uso, promoción y publicidad han ayudado a reducir el consumo de tabaco entre jóvenes. La disminución también se debe en parte a que muchos jóvenes de hoy nunca comenzaron a fumar. En 1996, 49% de estudiantes de 8º grado dijeron haber probado cigarrillos, en comparación con el 13% en el 2015.

Otros factores, como la disponibilidad percibida, también han afectado la tendencia. Por ejemplo en 1996 el 77% de los estudiantes de 8º grado dijeron que podían conseguir cigarrillos “con bastante facilidad” o “fácilmente”, comparado con un 47% en 2015. 

Las actitudes y creencias acerca del riesgo de tabaquismo también ha cambiado. Casi dos tercios de los estudiantes de 8º grado y cerca de tres cuartas partes de los estudiantes de 10º y 12º grado dijeron que ven un ‘gran riesgo’ de daño para aquellos que fuman un paquete de cigarrillos al día, cifras que han aumentado considerablemente desde mediados de la década de 1990, cuando el riesgo percibido estaba en sus últimos niveles más bajos. Las cifras de 2015 fueron las más altas jamás registrada para los estudiantes de 8º y 10º grado. En el grado 12, el riesgo percibido se redujo ligeramente en 2015, se ha mantenido en torno al 75% durante la última década.

Otras actitudes hacia el tabaquismo y los fumadores han cambiado de manera importante. Estos cambios incluyen aumentos en preferir salir con no fumadores (entre el 73% y 82% de los adolescentes reportan esta preferencia), pensando que convertirse en un fumador refleja falta de juicio, y creer que fumar es un hábito sucio. Todas estas actitudes negativas acerca de fumar y los fumadores se elevó a niveles altos en 2007, donde permanecen o han dejado ligeramente desde entonces. 

“El tabaquismo en la juventud se está moviendo en la dirección correcta”, dijo Johnston. “Pero cada nueva generación que viene debe ser advertido de los peligros de fumar cigarrillos, o corremos el riesgo de volver a los altos niveles de tabaquismo que hemos visto en el pasado”.

Pequeños puros podrían presentar grandes problemas

Entre los desafíos para la nueva generación está el uso de pequeños puros o puritos. Conocidos como cigarrillos en inglés, los puritos) son productos del tabaco del tamaño entre un cigarrillo y un cigarro tanto en términos de tamaño y peso de tabaco. Al igual que un puro, está envuelto en hojas de tabaco secas de color marrón o papel de estraza. Además del tabaco -la principal causa de riesgos de salud asociados con cigarrillos y cigarros- suelen incluir sabores diferentes como uva, cereza y fresa.

De acuerdo a la encuesta, el porcentaje de adolescentes que utilizó tabaco aumentó de un 6,7 a un 11,2% si se considera el uso de los puritos, que es un aumento proporcional del 67% en la prevalencia del consumo de tabaco. El incremento fue casi tres cuartos para estudiantes de 8º y de 10º grado, y más de la mitad entre estudiantes de 12º grado.

En concreto, los puritos con sabor aumentaron la prevalencia del uso de tabaco en los 30 días anteriores a la encuesta del 3,7 al 6,6%; del 5,7 al 9,8%; y del 11,1 al 17,8% entre estudiantes de 8vo, 10mo y 12vo grados, respectivamente.

“Encontramos con que más del 87 por ciento de los adolescentes que utilizan puritos en los últimos 30 días utilizaron puritos con sabor”, dijo el profesor Richard Miech, investigador de la encuesta. “Este resultado sugiere que el saborizante es una importante atracción de los puritos para los jóvenes. También sugiere la posibilidad de que si los puritos no tuvieran sabor, menos jóvenes los usarían.”

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) prohibió la adición de saborizantes para cigarrillos (excepto mentol) en 2009 y está considerando extender esta prohibición a otros productos del tabaco.

Muchos adolescentes perciben que los puritos no son tan peligrosos para la salud como los cigarrillos, lo cual podría  contribuir a la popularidad de los cigarritos, añadió Miech. En todos los grados, los estudiantes percibieron que el riesgo en el uso regular de puritos era la mitad de los riesgos de fumar uno o más paquetes de cigarrillos al día. Los porcentajes de adolescentes que ven un gran riesgo en el uso regular de puritos eran sólo el 31, 35 y 40% en los grados 8vo, 10mo y 12vo, respectivamente.  

Los puritos podría ayudar a reclutar jóvenes al consumo de cigarrillos, dijo Miech. En general, el 27% de los adolescentes en los tres grados combinados que utilizaron puritos en los 30 días anteriores a la encuesta informaron que nunca habían fumado un cigarrillo normal en su vida.

“Si estos usuarios se vuelven adictos a la nicotina y pasan a convertirse en fumadores de cigarrillos, entonces la reñida caída en el uso de tabaco entre adolescentes podría ser revertida,”, dijo Miech. “E incluso para aquellos que no cambian al consumo de cigarrillos, el uso de puritos ya está aumentando la proporción de los jóvenes estadounidenses que están expuestos a la mayor parte de los ingredientes de los cigarrillos.”

Jóvenes buscan novedad, sabores, en cigarrillos electrónicos

De acuerdo a la encuesta, más de la mitad de los estudiantes encuestados usan cigarrillos electrónicos, e-cigs o vaporizadores similares por curiosidad para ver cómo eran.

Alrededor del 40% dijo que los utilizaron porque sabían muy bien y sólo el 10% los utilizó para dejar de fumar cigarrillos regulares.   

“Estos resultados sugieren que los vaporizadores son ante todo una nueva forma de utilizar sustancias recreativas más que un medio para poner fin a la adicción al tabaco, al menos entre los adolescentes”, dijo Miech.

Los vaporizadores son dispositivos que funcionan con baterías con un elemento de calefacción. Ellos producen un aerosol, también conocido como un vapor o niebla, que los usuarios inhalan. El aerosol puede contener nicotina, aunque los contenidos específicos del vapor son propietarios y no están regulados. El líquido que se vaporiza viene en cientos de sabores. Algunos de estos sabores, como la goma de mascar y crema de chocolate con leche, pueden ser atractivos para los adolescentes más jóvenes. 

El vaporizador conocido como el e-cigarrillo ha ganado muchos adeptos entre los adolescentes en los últimos años. En 2015, un porcentaje sustancialmente mayor de los adolescentes utilizó e-cigarrillos en los últimos 30 días que habían fumado cigarrillos regulares. El porcentaje aumentó de 3,5 a 9,5% entre estudiantes de 8vo año, de 6,3 a 14% entre estudiantes de 10mo y de 11,4 a 16,2% en estudiantes de 12vo. 

“Parte de la razón de la popularidad de los vaporizadores como los e-cigarrillos es la percepción de que no perjudican la salud”, dijo Miech.

Entre los estudiantes, sólo el 19% de estudiantes de 8º grado creen que hay un gran riesgo con el uso regular de e-cigarrillos, comparado con el 63% para aquellos que fuman un paquete de cigarrillos al día.

Debido a que los cigarrillos electrónicos son relativamente nuevos, una evaluación exhaustiva de su impacto a la salud aún no se han determinado, dijo Miech.

“E-cigarrillos parecen ser utilizados de diferentes maneras a diferentes edades”, dijo. “Nuestro hallazgo de que tan pocos adolescentes usan cigarrillos electrónicos para dejar de fumar contrasta con los estudios entre los adultos, que son más propensos a utilizar los cigarrillos electrónicos para tratar de dejar de fumar cigarrillos.”

Miech dijo que la eliminación de la aromatización de los cigarrillos electrónicos podría ser una manera de reducir el consumo entre los jóvenes, sin dejar de hacer cigarrillos electrónicos disponibles para adultos que quieren utilizarlos para dejar de fumar. 

Tablas y figuras (ENG)

Monitoring the Future

#####

“Monitoring the Future” ha sido financiado por una serie de becas de investigación competitivas iniciadas del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, uno de los Institutos Nacionales de Salud (NIH por sus siglas en inglés). Los investigadores principales, además de Lloyd Johnston, son Patrick O’Malley, Jerald Bachman, John Schulenberg, y Richard Miech–todos profesores investigadores del Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan.

Las encuestas de muestras representativas a nivel nacional de los estudiantes de secundaria estadounidenses se iniciaron en 1975, por lo que la clase de 2015 de la dicha clase 41a encuesta. Encuestas de estudiantes de 8º y de 10º grado se agregaron al diseño en 1991, haciendo este el 24to informe incluyendo estos datos. La muestra del 2015 incluye a 44.892  estudiantes ubicados en 382 escuelas secundarias. Las muestras se toman por separado en cada grado para ser representativa de alumnos de ese grado en escuelas secundarias públicas y privadas de todo Estados Unidos.

Los resultados resumidos aquí se publicarán en enero en un próximo volumen  Johnston, L.D., O’Malley, P.M., Miech, R.A., Bachman, J.G., y Schulenberg, J.E. “Monitoring the Future national results on adolescent drug use: Overview of key findings, 2015”  Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan. El contenido presentado aquí es de la exclusiva responsabilidad de sus autores y no representa necesariamente las opiniones oficiales del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas o los Institutos Nacionales de Salud. 


 

[1] Véase [ENG] Lipari, R.N. & Hughes, A. (2015). The NSDUH Report: Trends in heroin use in the United States: 2002-2013. The CBHSQ Report: April 23, 2015. SAMSHA, Rockville, Md.  Accessed December 7, 2015 at www.samhsa.gov/data/sites/default/files/report_1943/ShortReport-1943.html

[2] Para una revisión de los efectos adversos de la marihuana, según el Instituto Nacional de Abuso de Drogas, véa [ENG]: www.drugabuse.gov/publications/drugfacts/marijuana

[3] Vea también [ENG]: Volkow, ND, Baler, RD, Compton, WM, y Weiss, SR (2014). Efectos adversos para la salud del uso demarihuana.New England Journal of Medicine, 370, 2.219 hasta 2.227.

Para más información acerca de los avances y descubrimientos en tecnología, medicina, arte y humanidades en la Universidad de Michigan, visite nuestro portal espanol.umich.edu o encuéntrenos en: