Español

Las mujeres embarazadas temen dolor, atención médica, durante parto

Mujer embarazada

Ann Arbor– Las mujeres tienen mucho más miedo al parto que lo anteriormente pensado, y están tan preocupadas por sus proveedores y lugar de nacimiento del bebé cómo lo están respecto al dolor y complicaciones que pudieran ocurrir, de acuerdo a un nuevo estudio de la Universidad de Michigan.

El estudio, dice los autores, muestra que el cuidado maternal en los EE.UU está muy por detrás de países como Suecia.

El objetivo del estudio fue conocer qué aspectos del parto las mujeres temían, y si los temores eran reconocidos y contemplados por los proveedores. Los investigadores encuestaron a tres diversos grupos pequeños de mujeres embarazadas o que recientemente habían dado a luz.

Mientras es normal que las mujeres embarazadas tengan un poco de miedo, siendo útil en la planificación del parto y para asegurarse de hacer las preguntas necesarias a los proveedores, el miedo excesivo puede dar lugar a complicaciones durante el embarazo y el parto, dice Lee Roosevelt, profesora clínica asistente en la Escuela de Enfermería de la U-M. Dice que el estudio, si bien es relativamente pequeño, ilumina la necesidad de hacer más investigación sobre el tema.

“Las mujeres que tienen miedo significativo de parto son más propensas a tener cesáreas, partos más largos, y necesitando inducción o estimulación”, dijo Roosevelt, quien como matrona también ayuda a mujeres durante el parto. “Son más propensas a tener depresión posparto.”

Los temores de las mujeres se extienden mucho más allá de las preocupaciones comunes sobre el dolor o complicaciones en el parto, añadió.

Uno de los mayores temores es ser abandonada por el equipo médico, dijo Roosevelt. Se preocupan de no ser tratadas con respeto y de que no escuchen sus preocupaciones, o de que no estén presentes en el parto.

“Los resultados dicen mucho acerca de cómo hacemos la atención de maternidad en este país”, dijo Lisa Kane Low, profesora asociada de la Escuela de Enfermería de la U-M.

Las mujeres también reportaron estar preocupadas de que deberían tomar solas la  responsabilidad de la toma de decisiones,  y de que éstas no fueran respetadas. Otras se preocuparon de cómo serían tratadas si no tuvieran un buen seguro.

“Sabía como médico y matrona, que la relación que tengo con mis pacientes es esencial, pero en realidad no me había dado cuenta de lo fundamental que es respecto a los temores de las mujeres”, dijo Roosevelt.

Kane Low dice que una mejor manera para los médicos para hacer frente a los temores es plantear preguntas abiertas acerca de cómo las mujeres consideran su embarazo y el parto, en lugar de hacer preguntas específicas acerca de los temores comunes.

“Las mujeres quieren tener una conversación con su médico acerca de sus miedos”, dijo. “No quieren que se les dé unas palmaditas en la espalda y les digan, ‘Oh, eso es normal, va a tener un bebé.”

Las investigadoras esperan desarrollar una herramienta de estudio para evaluar con precisión el miedo de una mujer y examinar cómo afecta la fisiología de las mujeres embarazadas.

El estudio de la U-M es uno de los realizados en este tema en los EE.UU. La mayoría se ha producido en los Países Bajos y Suecia, que tienen sistemas de salud más integrados y políticas favorables a la maternidad, dice Kane Low.

Abstracto del estudio (ENG)

Lee Roosevelt

Lisa Kane Low

Escuela de Enfermería