Español

La expansión de Medicaid aumentó el acceso, redujo costes para los más pobres

ACA

ANN ARBOR- Los estados que participaron en la expansión de Medicaid bajo la  Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (conocida como Obama Care) vio un aumento en las tasas de asegurados, menos preocupaciones por cuentas médicas, pero también más largos tiempos de espera entre los residentes de bajos ingresos, según un nuevo estudio.

En el estudio, publicado en el New England Journal of Medicine, autoras Sarah Miller, de la Universidad de Michigan, y Laura Wherry de la Universidad de California, Los Ángeles, analizaron datos de encuestas de los estados que participaron en la expansión de Medicaid y los estados que no participaron.

El estudio es publicado cuando el Congreso de los EE.UU debate una propuesta que substituiría el Affordable Care Act.

Los investigadores encontraron que para el segundo año del programa, las tasas de personas sin seguro se redujo en 8,2 puntos porcentuales en los estados que participaron en la expansión, mientras que la cobertura de Medicaid aumentó 15,2 puntos porcentuales entre los residentes de bajos ingresos en comparación con los estados que no participaron en la expansión.

A pesar de la expansión no se asoció con cambios significativos en el estado de salud, los estados que participaron registraron un aumento en la capacidad para pagar el tratamiento de seguimiento para los residentes de bajos ingresos de 3,4 puntos porcentuales en comparación con los que no participaron. Los estados participantes también tuvieron menos reportes de preocupación por pagar las facturas médicas, una disminución de 7,9 por ciento en comparación con los estados no participantes.

“Estos resultados sugieren que los recortes de propuestos para las expansiones de Medicaid reducirían sustancialmente el acceso a la atención médica para las personas de bajos ingresos”, dijo Miller, profesora asistente de economía y política pública.

Miller y Wherry también encontraron que los estados que participaron en la expansión reportaron aumentos en los retrasos de atención médica entre los residentes de bajos ingresos, un aumento de 2,6 puntos porcentuales sobre los estados que no participaron. Para septiembre del 2015, 29 estados y Washington, DC, participaron en la expansión de Medicaid.

Miller y Wherry compararon los cambios en los resultados dos años después de la expansión de Medicaid –2014 y 2015– con respecto a cuatro años antes de ella. Se utilizaron datos de la Encuesta Nacional de Salud y los resultados se compararon con los estados que participaron en la expansión y los que no lo hicieron. La muestra de la encuesta fue 60,766 ciudadanos estadounidenses entre 19-64 años de edad que tenían ingresos por debajo del 138 por ciento del nivel federal de pobreza (unos $33.465 para una familia de cuatro durante el año 2015).

Sarah Miller