Español

Instalan cubo de Rubik gigante en la Universidad de Michigan

Instalan cubo de Rubik gigante en la Universidad de Michigan

Instalan cubo de Rubik gigante en la Universidad de Michigan

Ann ARBOR– Un cubo de Rubik  gigante recién instalado en el campus norte de la Universidad de Michigan sería la versión manipulable, fija, más grande del famoso rompecabezas en el mundo.

El aparato de 1.500 libras, construido en su mayoría de alumino, fue revelado esta semana en la esquina suroeste de la segunda planta del edificio GG Brown en la universidad ubicada en Ann Arbor, Mich., a unos 45 minutos de Detroit. Fue imaginado, diseñado y construido por dos equipos de estudiantes de ingeniería mecánica en el transcurso de tres años. 

“Ahora el Campus Norte tiene un cubo icónico propio”, dijo el estudiante de ingeniería mecánica y co-desarrollador del cubo Ryan Kuhn, en referencia a la icónica escultura giratoria de Tony Rosenthal ubicada en la plaza de regentes al lado de la Michigan Union en el Campus Central de la casa académica.

Los estudiantes trabajaron duro para desarrollar un mecanismo de movimiento que permitiera jugar con el cubo.Se dieron cuenta de que no podían simplemente ampliar el cubo original porque la fricción sería demasiada. Así que para mantener una mínima fricción, idearon una configuración que utiliza rodillos y cojinetes de transferencia.

 

“Se trata de un mecanismo cinemático realmente sorprendente y único que funciona como un cubo de Rubik”, dijo Noel Perkins, profesor de Ingeniería mecánica y asesor de los estudiantes.

“No hay ningún otro cubo manipulable por humanos como este, que sepamos. Técnicamente no es el cubo más grande. Sabemos que hay un cubo más grande que requiere que el usuario literalmente lo haga rodar en el suelo para rotar las caras. Nada de eso es requerido por nuestro diseño estacionario.”

Fue durante el día de Pi del 2014 cuando la idea tuvo origen. Martin Harris, que puede resolver el cubo en 43 segundos, y Samuelina Wright, quien puede deconstruir uno y volver a montarlo, resuelto, estaban en la Facultad de Ingeniería, y Harris estaba jugando con su cubo cuando Wright tuvo una visión: ¿Qué sucedería si hicieran una versión gigante del cubo, como una broma a la escultura del campus central?

Los dos obtuvieron la aprobación para llevar la idea a cabo como su proyecto de diseño.

El primer equipo de cuatro estudiantes -Kelsey Hockstad, Dan Hiemstra, Harris y Wright- trabajó en ello durante dos años y se graduaron el 2016. El cubo todavía necesitaba ajustes, así como un soporte. Convencieron a otros estudiantes –Jason Hoving, Ryan Kuhn y Doug Nordman- para continuar con el proyecto. El equipo original se mantuvo involucrado para guiarlos.

Harris, que en la actualidad trabaja como un como ingeniero para Herman Miller en Holland, Mich., ha sido intrigado por los cubos de Rubik desde su infancia.

“El cubo de Rubik ha sido una fuente constante de relajación y misterio para mí lo largo de los años, que es lo que más me gusta de él”, dijo. “Desde la secundaria, he pensado en ellos como una representación física de la entropía. Al introducir suficiente trabajo, es posible hacer que el cubo esté más organizado, pero su tendencia natural es hacia el caos.”

Desde que se inventó en 1974, el cubo de Rubik se ha convertido en el juego más vendido en el mundo que introdujo y promovió el pensamiento matemático a generaciones. Su solución implica el reconocimiento de patrones y desarrollar e implementar algoritmos.

“El  hacer un cubo de Rubik tan grande era principalmente introducir el trabajo en equipo en el proceso de resolución de puzzles,” dijo Harris. “Los problemas del mundo real rara vez se pueden resolver sin la cooperación de varias personas diferentes. Es una idea simple, pero crucial para los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.”

El cubo no se trata sólo de los campos de STEM.

“El proyecto se convirtió en una fusión de arte e ingeniería, como lo es el Campus Norte, la casa del cubo,” dijo  Wright, que ahora trabaja como ingeniero en Boeing.