Español

Elecciones en Francia y el futuro de la Unión Europea

Joshua Cole, profesor de historia en la Universidad de Michigan, examina los antecedentes y el posible impacto de las elecciones en el resto de la UE. Cole, cuyos estudios se enfocan principalmente en la historia social y cultural de Francia en los siglos 19 y 20, es el autor de "The Power of Large Numbers: Population, Politics, and Gender in Nineteenth-Century France."

Entrevista con facultativo

ANN ARBOR– Los franceses se dirigen a las urnas este domingo en medio de preocupaciones de seguridad y económicas, así como como consideraciones acerca de la estabilidad de la Unión Europea. Si ninguno de los candidatos alcanza una mayoría, la segunda vuelta electoral se llevará a cabo el 7 de mayo.

Conversamos con Joshua Cole, profesor de historia en la Universidad de Michigan, quien examina los antecedentes y el posible impacto de las elecciones en el resto de la UE. Cole, cuyos estudios se enfocan principalmente en la historia social y cultural de Francia en los siglos 19 y 20, es el autor de “The Power of Large Numbers: Population, Politics, and Gender in Nineteenth-Century France.

P: ¿Cuáles son los temas que impulsan la conversación en Francia en estos momentos?

Cole: El desempleo en Francia no se compara bien con las otras economías más fuertes dentro de la Unión Europea. La tasa de desempleo de Alemania es inferior al 5 por ciento mientras que la tasa de desempleo de Francia ha estado siempre más cerca del 10 por ciento, en particular desde la crisis financiera de 2007-08 y la crisis de la zona euro. Eso es algo que los sucesivos gobiernos han tenido dificultades para enfrentar y han sido incapaces de tomar las medidas necesarias para encontrar una solución.

También hay una tremenda ansiedad debido a los recientes actos terroristas en 2015 y 2016.  Francia ha estado bajo un estado de emergencia casi constante desde hace varios años. En muchos sentidos, este es el nuevo estado normal. La pregunta con la cual los franceses están realmente luchando es el hecho que muchos de los autores de estos ataques terroristas son de cosecha propia. Las personas que cometieron estos actos se criaron en Francia, fueron a las escuelas francesas, y hablan francés. La gran pregunta es ¿Cuál es la causa de esta alienación?

P: Hay 11 candidatos para esta elección. ¿A quién debemos prestar atención?

Cole:  Hay 11 candidatos, pero en realidad sólo hay cinco que están en la pelea en este momento. Lo más sorprendente es que los dos partidos que han dominado la política presidencial desde finales de la década de 1950 están actualmente en los puestos tercero y quinto. Casi sin excepción, desde 1958, los presidentes franceses se han alternado entre gaullistas en la centro-derecha y los socialistas en la centro-izquierda. La mayoría de las encuestas predicen ahora que los candidatos de estos partidos tienen pocas probabilidades de llegar a la segunda ronda.

Marine Le Pen, del Frente Nacional de la extrema derecha, se encuentra actualmente en el 25 por ciento de votación. Su probable oponente en la segunda vuelta es Emmanuel Macron, que lidera un movimiento centrista independiente. Se pensaba que el Partido Republicano (centro-derecha) estaba en buena forma, pero su candidato, Francois Fillon, se ha visto envuelto en un escándalo de puestos de trabajo a los que su esposa no se presentó, y ha caído significativamente en las encuestas como resultado.

El hombre que ganó las primarias del Partido Socialista, Benoît Hamon, realmente no ha conseguido mucha tracción en absoluto y está en un 10 por ciento –y cayendo. Sorprendentemente, en los últimos días en la izquierda, Jean-Luc Mélenchon, ha ido en aumento en las encuestas y algunas encuestas lo ponen entre el 15 y el 20 por ciento y en aumento.

Si él continúa ganando apoyo, existe la posibilidad de que esta figura populista de la izquierda pueda superar a Macron y enfrenten a Marine Le Pen en la segunda vuelta. Esto sería muy inusual. Mélenchon es un voto de protesta desde la izquierda. Marine Le Pen representa un voto de protesta desde la derecha. Si estos son los dos principales candidatos, nos veremos obligados a admitir que el centro ha caído completamente fuera de la política francesa.

P: Muchos han comparado el mensaje  nacionalista, anti-inmigrante y anti-globalización de Le Pen y Donald Trump. ¿Qué tienen en común?

Cole: Es evidente que hay algunas similitudes superficiales y creo que Marine Le Pen espera duplicar el éxito de Donald Trump: un énfasis en la soberanía nacional, una definición fuerte y exclusiva de la cultura nacional que no está dispuesto a ver evolucionar a esa cultura, una definición de las culturas nacionales que parece estar enraizada en una definición muy exclusiva del pasado. Esas son algunas similitudes. Además, el deseo de pintar el presente en términos extremadamente graves. Es decir diciendo que estamos en una crisis muy grave que requiere métodos muy extremos, un abandono de las políticas que han sido objeto de consenso (y) el uso de una retórica furiosa que a menudo es muy eficaz en conseguir el apoyo de la gente que son atraídas a estos políticos.

P: El padre de Le Pen, Jean Marie Le Pen, fundó el Frente Nacional y era considerado demasiado extremo para tener éxito en la política. Obviamente, su hija se ha convertido en uno de los principales candidatos de esta elección. ¿Cómo llegó a lograrlo?

Cole: Ella evitó hacer el mismo tipo de comentarios antisemitas que su padre hace a menudo, pero todavía hizo hincapié en la amenaza que supone la inmigración a la identidad nacional francesa. Ella combinó este mensaje con una imagen más  cuidada que pretendía atraer a un electorado más amplio. Y esto ha funcionado. El techo de votos de padre era un 18 por ciento, mientras que ella es ahora capaz de atraer a entre un cuarto y un tercio del electorado.

P: En las recientes elecciones en los Países Bajos, el candidato de la derecha con posturas similares a Le Pen fue derrotado. ¿Es Francia la segunda oportunidad para esta extrema derecha europea?

Cole: Wilders en Holanda no ganó, pero no perdió, tampoco. Él tiene un número significativo de votantes detrás de él. Su mensaje fue claro y la gente votó por él en gran número. Él no va a desaparecer.

Eso es cierto en Francia, también. En Francia, la política presidencial se divide tradicionalmente entre dos partidos con partidos más pequeños de derecha e izquierda. Con el crecimiento del Frente Nacional, creo que podemos decir que tenemos un sistema de tres partidos en Francia. Puede que no gane ahora, pero volverá. La más clara indicación de esto  es que ella parece ser muy popular entre los jóvenes en Francia. No están preocupados por la larga historia de antisemitismo y racismo que se ha asociado con el partido que representa.

 

Q: ¿Qué puede decirnos sobre los la política exterior de los candidatos?

 

Cole: Las preguntas sobre la política exterior de Marine Le Pen son muy difíciles de responder. Lo que realmente  impulsan la energía y la dinámica central de su campaña central son los problemas internos de lo francés y la soberanía, miedos de una Francia multicultural.


Con respecto a Europa, y  el sacar a Francia de la Unión Europea, se trata de una amenaza que ella ha hecho en varias ocasiones. Se ha hablado de un Frexit, una salida de Francia. Esto sería un terremoto. Probablemente dañaría a la UE de manera profundamente impredecible. La Unión Europea se basa en el eje de la cooperación franco-alemana. Si Francia se retira, no está claro lo que la Unión Europea es. Allí, las consecuencias son a la vez graves e impredecibles.  

Macron realmente no ha tenido mucho éxito en la articulación de un mensaje claro del centro que no sea pronunciamientos generales sobre una defensa de las tradiciones francesas republicanas tradicionales. Él se ha presentado en muchos aspectos como el anti-Le Pen. No se sabe muy bien qué tipo de políticas que iba a seguir. Las sugerencias que él ha hecho están más o menos en línea con lo que los gobiernos han intentado antes, una especie de posición de centro en la economía. La insatisfacción con él han alimentado en parte el éxito de Mélenchon en la izquierda. Me parece que la situación es la más impredecible como cualquier elección que he visto nunca.

P: ¿Se aventura a hacer una predicción?


Cole: Creo que lo que va a ocurrir es que Macron y Le Pen irán a la segunda ronda. Las encuestas muestran Macron de probabilidades de ganar esa elección partido. Pero aquí está la cosa: Si nos fijamos en las personas que se anuncian como indecisos en la segunda ronda, casi la mitad de los votantes dice que aún no han decidido, otra encuesta dice que alrededor de un tercio no se han decidido. Así que nadie sabe cómo ese grupo votará. Esto significa que existe la posibilidad de una elección mucho más cerca.

Me sorprendió Brexit, me sorprendió la victoria de Trump. No voy a estar tan sorprendido si Marine Le Pen gana. Voy a estar en shock, voy a estar muy preocupado. Pero creo que está en el ámbito de posibilidades.