Español

Expertos predicen la tercera mayor ‘zona muerta’ en el Golfo de México para este verano

Expertos predicen la tercera mayor 'zona muerta' en el Golfo de México para este verano

ANN ARBOR– Un investigador de la Universidad de Michigan y sus colegas de varias instituciones gubernamentales dicen que este verano el Golfo de México experimentará una “zona muerta” -donde los niveles de oxígeno son tan bajos que puede matar a los peces y otras especies marinas- de aproximadamente 8.185 millas cuadradas, o aproximadamente del tamaño de Nueva Jersey.

Este sería la tercera zona muerta más grande registrada en el Golfo de México desde que se inició el registro hace 32 años. La zona muerta del Golfo promedio desde entonces ha sido de 5.309 millas cuadradas.

Las zonas hipóxica (de bajo oxígeno) y anóxica (sin oxígeno) son causadas por el exceso de nutrientes, principalmente proveniente de agricultura y aguas residuales. El exceso de nutrientes estimulan un crecimiento excesivo de las algas, que luego se hunden y se descomponen en el agua. Los bajos niveles de oxígeno resultantes son insuficientes para sustentar la vida del medio marino en las aguas más profundas, amenazando pesquerías del golfo.

La previsión 2017 fue dada a conocer hoy por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los EE.UU (NOAA por sus siglas en inglés), que patrocina el trabajo. Los investigadores indicaron que existe una probabilidad del 90% que la zona muerta de este año será de entre 5.323 y 11.535 millas cuadradas.

En su plan de acción del 2001 -que fue confirmado en el 2008 y 2013- el Grupo de Trabajo de Nutrientes de la Cuenca del Río Mississippi / Golfo de México establece el objetivo de reducir el promedio de extensión la zona hipóxica del Golfo a 1.950 millas cuadradas para el 2015. El grupo de trabajo es una coalición de agencias federales, estatales y tribales.

Sin embargo, se ha avanzado poco hacia ese objetivo, y la meta se cambió para 2035. El promedio más reciente de cinco años es de 5.410 millas cuadradas.

“A pesar de que el plan de acción federal y estatal llamando a reducciones en nutrientes ha estado en vigor desde 2001, ha habido poca reducción sistemática de esas cargas”, dijo Don Scavia, un ecólogo acuático y profesor de recursos naturales e ingeniería ambiental en la Universidad de Michigan.

“La conclusión es que no vamos a alcanzar el objetivo del plan de acción de 1.950 millas cuadradas hasta que se tomen medidas más serias para reducir la pérdida de fertilizantes en el sistema del río Mississippi.”

Scavia es miembro de los equipos financiados por la NOAA que producen previsiones anuales para el Golfo de México, la Bahía de Chesapeake y el lago Erie. La previsión para la Bahía de Chesapeake del 2017 fue anunciada el 14 de junio y también predijo una zona muerta más grande de lo normal. La previsión de la floración de algas nocivas en el Lago Erie se emitirá a principios de julio.

En el Golfo de México, la zona muerta puede retardar el crecimiento del camarón, lo que conduce a menos camarones grandes, de acuerdo con un estudio financiado por la NOAA dirigido por la Universidad de Duke. Esto podría significar aumentos en los costos de camarones grandes y un efecto económico dominó en la pesca de camarón del Golfo.

“La zona hipóxica de verano del golfo continúa poniendo bajo estrés intenso a hábitats importantes y valiosas pesquerías”, dijo Rob Magnien, director del Centro de la NOAA para la Investigación Oceanográfica Costera Patrocinada. “Aunque hay algunos avances en la reducción de los nutrientes, los efectos de la zona muerta puede amenazar aún más las economías costeras de la región si los niveles actuales se mantienen.”

La previsión se basa en los datos de la escorrentía de nutrientes y las descargas de ríos de la US Geological Survey. El pronóstico supone condiciones climáticas típicas; la zona muerta real podría ser interrumpida por huracanes y tormentas tropicales.

El tamaño de zona muerta grande predicha para este año se debe principalmente a flujos pesados de corriente de mayo, que estaban aproximadamente 34% por encima de la media a largo plazo y tuvieron cargas de nutrientes mayores que el promedio. USGS estima que 165.000 toneladas métricas de nitrato –unos 2.800 vagones de tren de fertilizante– y 22.600 toneladas métricas de fósforo corrían por los ríos Mississippi y Atchafalaya al Golfo de México en mayo de este año.

El USGS opera más de 3.000 medidores de flujo en tiempo real y 60 sensores de nitrato en tiempo real. La agencia sigue las tendencias en las cargas de nutrientes y concentraciones a lo largo de la cuenca del Mississippi-Atchafalaya, que drena parte o la totalidad de los 31 estados.

“A medida que la proliferación de algas y la hipoxia se vuelven más generalizadas y sus efectos más pronunciados, los sensores de monitoreo a largo plazo y en tiempo real de los USGS, junto con el modelado de cuencas, continuarán mejorando nuestra comprensión de sus causas y el papel que desempeñan en el golfo y en los lagos y en las corrientes de todo el país “, dijo Don Cline, director asociado de la región de las aguas del de Misión del USGS, una de las seis zonas.

Los socios planean confirmar el tamaño de la zona muerta a principios de agosto.

El conjunto de modelos que son la base de la previsión fue desarrollado por equipos de investigación de modelado patrocinados por la NOAA en la Universidad de Michigan, la Universidad del Estado de Louisiana, el Consorcio Marino de Universidades de Louisiana, el Instituto de Ciencias del Mar de Virginia / Colegio de William y Mary, la Universidad de Texas A & M University, la Universidad Estatal de Carolina del Norte y USGS.

2017 U-M Gulf of Mexico hypoxia forecast