Español

Nuevos becarios traen diversidad, pasión por las ciencias bibliotecarias

Jesus Espinoza, (izq.) Sheila Garcia, y Edras Rodriquez-Torres son los miembros de la primera cohorte de un programa de residentes bibliotecarios centrado en la diversidad en la Universidad de Michigan.

Sheila García de Grand Rapids, Mich., se enamoró con la profesión de bibliotecaria mientras trabajaba con inmigrantes y la comunidad latina en la biblioteca de su ciudad. Para Jesús Espinoza, fue cuando ayudaba a miembros de su comunidad a navegar el mundo digital. Y para Edras Rodríguez-Torres fue mientras que ayudaba a documentar el trabajo de defensores de la comunidad boricua en Chicago que ayudó a cimentar su amor por el trabajo en una biblioteca.

Los tres llegaron a Universidad de Michigan este otoño como la primera cohorte de un programa de residentes bibliotecarios centrado en la diversidad, que forma parte de una iniciativa nacional para aumentar la diversidad en las bibliotecas académicas y de investigación.

“Estamos encantados de dar la bienvenida a este grupo de bibliotecarios prometedores, y a participar en este esfuerzo para garantizar la excelencia y aumentar la diversidad en la profesión”, dijo el decano de Bibliotecas James L. Hilton, añadiendo el programa refleja el compromiso de la biblioteca a la diversidad, equidad e inclusión, así como su reconocimiento de la necesidad urgente de implementar soluciones que conduzcan a un progreso tangible y medible.

La biblioteca se unió a la Alianza de Diversidad de la Asociación de Universidades y Bibliotecas de Investigación (ACRL por sus siglas en inglés), que une a las bibliotecas universitarias comprometidas con aumentar la preparación y contratación de personas calificadas, con talento de los grupos raciales y étnicos subrepresentados en la profesión.

“Ser parte de la alianza multiplica el efecto del programa”, dijo Jeffery Witt, especialista de diversidad e inclusión. “Ofrece una red de instituciones comprometidas que pueden compartir conocimientos y mejores prácticas.”

Sheila García

Originaria de Grand Rapids, Mich., García trabajó con familias de refugiados e inmigrantes en el oeste de Michigan mientras obtenía su título en relaciones internacionales en la Universidad Estatal de Grand Valley. Al graduarse en 2014, trabajó en el Grand Rapids Public Library como asistente de bibliotecario, donde se enfocó en mejorar los servicios y acceso para la población latina en Grand Rapids, así como la ampliación de los servicios a los nuevos inmigrantes a la zona.

Sheila García de Grand Rapids, Mich.

“Fue en mi primer año que decidí seguir ciencias de la información de bibliotecas porque me gustó tanto,” dijo.  “La capacidad de conectarse con miembros de la comunidad y ayudar de varias maneras realmente resonó en mí. Cuando hablé con mi supervisor acerca de mi intención, me preguntó por qué quería ser bibliotecaria y le dije que era porque me gusta ayudar a la gente. Sheila recibió su maestría de la Universidad Estatal de Wayne.

En la UM, García quiere aprender más acerca de lo que hace una biblioteca de investigación académica y contribuir su propia investigación para la universidad.

“Hay mucho que estoy aprendiendo y mucho que sé que puedo aplicar a cualquier biblioteca, aunque yo preferiría quedarme con las bibliotecas académicas y trabajar con estudiantes de primera generación y estudiantes internacionales, porque esa ha sido mi objetivo desde el principio.”

Libro Favorito: ¡Vivir!, por Yu Hua.

“La idea detrás del libro es que no importa lo que la vida te envíe, sólo tienes que vivirla. Y lo hace de una manera tan maravillosa … Me encanta este libro.”

Jesús Espinoza

Nacido en San José, California, Espinoza comenzó a trabajar en la biblioteca de su universidad mientras estudiaba en la Universidad Estatal de San José. Ser capaz de ayudar a los clientes tanto de la universidad como de la comunidad en general fue una gran manera para que él se entusiasmara con este trabajo.

Jesús Espinoza
de San José, California.

“Ayudaba a los estudiantes investigar y encontrar materiales, pero también ayudaba a usuarios de la biblioteca pública, refiriéndolos a las clases de alfabetización, clases de tecnología, ayudando a llenar una solicitud de empleo en línea. Me gustó mucho ese rango de ayudar a las personas a no sólo a encontrar recursos, sino también de ayudar a las personas que navegan un ordenador por primera vez. Ahí es donde he encontrado mi pasión por hacer este tipo de trabajo”, dijo.

Después de la universidad, Espinoza realizó prácticas en la Biblioteca del Congreso y trabajó como miembro del personal en la Biblioteca de la Universidad de California en Santa Cruz, y recibió su maestría de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign  En la UM, espera ampliar su conjunto de habilidades y perspectivas.

“Lo bueno de la estructura de esta residencia es que me va a dar la oportunidad de probar un montón de cosas diferentes y es de esperar estar a un buen gran lugar para: a) definir mi enfoque en la carrera a largo plazo y b) ser capaz de lograr esto.”

Libro favorito: “100 años de soledad” de Gabriel García Márquez.

“Me encanta el lenguaje del realismo mágico y las descripciones … sentir como si navegara en ese mundo. Y también me parece muy potente, especialmente hacia el final.”

Edras Rodríguez-Torres

Rodríguez-Torres nació Puerto Rico, pero creció en Grand Rapids, Mich., y estudió historia y español en GVSU, y tiene una Maestría en Bibliotecología y Documentación (MLIS) de la Universidad Estatal de Wayne. Fue mientras ayudaba a catalogar y digitalizar “The Young Lords in Lincoln Park”, un movimiento de justicia social puertorriqueño que luchaba contra la gentrificación en Chicago en los años 60, que primero le llevó a interesarse en las ciencias bibliotecarias.

Edras Rodríguez-Torres nació en Puerto Rico, pero creció en Grand Rapids, Mich.

“Ahí es donde me enamoré de las bibliotecas, ya que ese proyecto me dio la oportunidad de trabajar con la comunidad y con la tecnología de la biblioteca, los proyectos de digitalización y también a experimentar lo que pasa tras bambalinas en una biblioteca. Y también se cruzaba con mi pasión por la historia”.

Más tarde trabajó en varios proyectos en el Detroit Cultural Center, y espera utilizar sus experiencias para continuar su trabajo en la UM, donde planea aprender sobre el funcionamiento interno de un gran sistema de biblioteca universitario como el de a UM.

“También quiero contribuir investigaciones originales en las áreas de historia oral que se refiere a patrimonio cultural y proyectos digitales”, dijo.

Libro favorito: “The Inconvenient Indian” de Thomas King.

“Es un libro muy fuerte que ayuda a desprenderse del etnocentrismo que todos tenemos y algunos de los estereotipos hacia los pueblos indígenas, especialmente en el área de la construcción del Estado-nación. Y me encanta su estilo de escritura. Es un poco mordaz.

Rodríguez-Torres se unirá al equipo de Estudios Internacionales, mientras que García y Espinoza pasarán su primer año centrados en participación comunitaria. Los tres participarán activamente en diversas iniciativas de la biblioteca, y completarán proyectos de culminación como contribuciones a la profesión.